Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 OPINIÓN MARTES, 20 DE NOVIEMBRE DE 2012 abc. es opinion ABC LIBERALIDADES BREVERÍAS Rector de AÚPA Un patriota El rector de la UCO, José Manuel Roldán, no va a hacer carrera entre los políticos. Ayer, volvió a mostrar su inquietud por la situación de las instituciones académicas. Lo hizo ante la comisión de Hacienda del Parlamento Andaluz en su condición de presidente de la Asociación de Universidades Públicas de Andalucía (AUPA) No tuvo pelos en la lengua. Reclamó a la Junta un plan que mejore el flujo de liquidez y que mantenga las partidas para infraestructuras, sobre todo en campus con necesidades apremiantes. ¿Pensaría en su Facultad de Enfermería? El palista cordobés Carlos David Machado demostró ayer que por encima de todo es un patriota. El prieguense, vía redes sociales, dejó claro que representar a España es lo más grande que puede hacer un deportista español. De paso, el internacional de tenis de mesa lanzó un dardito envenenado a Susaeta, jugador del Athletic Club que equiparó la semana pasada representar a la selección española de fútbol con una cosa Machado explicó que para él hay que darlo todo, porque represento una cosa que es lo más grande que puedo representar, mi país; ponerse esa camisa es algo increíble JUAN CARLOS GIRAUTA Mula que anda Parecía que el cine cordobés estaba maldito, entre unas y otras, pero nada es eterno. Un juez acaba de desestimar la demanda contra la productora de La mula y le da luz verde para buscar distribuidora y llevarla a los cines, tres años después de su estreno que se han pasado entre judiciales, que siguen con el director, pero no la volverán a parar. Ahora es el momento para saber si esta historia tierna y divertida de la Guerra Civil hace honor a la novela. Hay que tener esperanza: Mario Casas, su protagonista, dijo que era la mejor película que había hecho. LAS PALABRAS JUSTAS La estrategia del PSC consiste en buscar un espacio intermedio entre el independentismo y el centralismo del PP. Eso no existe L OS agravios reales o ficticios que denuncia el señor Mas deberían atribuirse en todo caso a la Administración General del Estado, nunca a España. Al optar por lo segundo, hasta los muertos abren los ojos. Arcadi Espada define España como un empeño moral. Estoy de acuerdo. Que no se nos suban pues al hombro, y hablemos del Estado: Mas lo representa en Cataluña; querer fragmentarlo, o desentenderse de él, es deslealtad. Si el Estado presenta disfunciones, desequilibrios o vicios, lo suyo es corregirlos. Como cualquier democracia avanzada, la nuestra tiene previstos impecables cauces democráticos para su reforma. Lo injustificable es que un representante del Estado impulse un proyecto que prevé desacatar la Constitución y las sentencias de los tribunales en el caso de no obtener la mayoría suficiente en el marco donde corresponde examinar lo que plantea: las Cortes Generales. Pretender que su invitación a la ilegalidad resulta más democrática que el fondo y la forma de la Constitución es sencillamente delirante. En sus propias premisas, Mas sólo posee un modo de materializar su proceso realizar un acto insurreccional, ganarlo, ser reconocido por la comunidad internacional y, erigido un nuevo sujeto soberano, establecer otra legalidad. Esa es la improbable aventura a la que nos invita. Nótese que, hasta ahora, la palabra España había sido sistemáticamente omitida por el nacionalismo catalán, por sus medios de comunicación y por las instituciones que ha gestionado; a España se la llamaba Estado español terminología franquista de la primera época, por cierto. Pero de pronto han descubierto el nombre de nuestro empeño moral, justo para atribuirle expolios y amenazas. España nos roba les parece más contundente que el Estado español nos roba expresión que al menos habría sido coherente con su léxico. En efecto, es más contundente, pues se trata de pura xenofobia. En estos términos, el debate deja de ser civilizado. ¿Pretenden que el Gobierno español muerda el anzuelo, descienda a su nivel y atribuya a Cataluña los desmanes y excesos de sus dirigentes, o, lo que es peor, la denigre como ellos hacen con España? Si esperaban eso, están más despistados de lo que parece, y lo que parece no es poco. Para consolarse de su decepción- -que el Gobierno no insulte a siete millones y medio de personas tal como ellos hacen con los otros cuarenta- siempre cuentan con la proverbial identificación CiU- Cataluña. Estos días se ha reeditado un clásico: el envolvimiento en la bandera de cualquier dirigente nacionalista bajo sospecha de corrupción. Habiendo deplorado algunos socialistas toda esta deslealtad y toda esta xenofobia, sorprende que sus conmilitones catalanes equivoquen tanto el tiro en esta campaña. La estrategia del PSC consiste en buscar un espacio intermedio entre el independentismo convergente y lo que ellos llaman el centralismo del PP. Pero ese espacio no existe porque la disyuntiva, impuesta, es España sí o no, y el PSC pagará este error. CARTAS AL DIRECTOR El fracaso de la huelga del 14- N Méndez y Toxo han vuelto a pinchar en hueso. El fracaso de la huelga del 14- N ha sido evidente. Por mucho que estos dos paniguados digan que ha sido un éxito, el fracaso ha sido total. Y como siempre el coste económico para el país ha sido de unas pérdidas de unos 4.500 millones de euros. Ha esto hay que sumar los destrozos que se han producido en el mobiliario urbano, así como en los escaparates de los comercios. Y mientras tanto la izquierda rancia, compuesta por el PSOE e IU, uniéndose y alentando el paro general. Pero mi indignación aumenta al ver la fotografía de tres ineptas diputadas del PSOE en el Congreso de los Diputados, la cual ha sido publicada por el diario ABC, portando las mismas tres carteles con la leyenda nos dejan sin futuro, hay culpables, hay soluciones Se puede ser más cínico, se puede ser más hipócrita. O sea, que ahora estas tres elementos en cuestión nos vienen diciendo que nos dejan sin futuro, que hay culpables, que hay soluciones. Desde luego que hay culpables, empezando por el gran extimonel, y terminado por el último de sus colaboradores. Me gustaría saber en dónde estaban estas tres diputadas cuando su partido estuvo gobernando Ley de huelga, ya La huelga es un derecho fundamental, que nadie pone en duda, para la defensa de los intereses de los trabajadores, reconocido en el artículo 28- 2 de la Constitución, que también contempla el establecimiento de una ley reguladora de dicho derecho. En los treinta y cinco años que llevamos de democracia, ningún gobierno, de derechas o de izquierdas, ha llevado al Parlamento un proyecto de ley de huelga, tal vez por no querer enfrentarse a los sindicatos. Esto es comprensible cuando gobierna la izquierda, de la que los sindicatos mayoritarios son correa de transmisión, pero resulta incomprensible cuando gobierna la derecha, contra la que se vuelca toda la demagogia sindical, y clara prueba de ello es la reciente huelga y la anterior. Es de urgente necesidad una ley de huelga que prohíba taxativamente los piquetes, que nada tienen de informativos y sí mucho de coactivos. Informacion, toda la que sea necesaria, pero previa a la huelga, igual que ocurre cuando se celebran elecciones políticas. Prohibición de huelgas que tengan un marcado carácter político, como las dos últimas, camufladas bajo aspectos reivindicativos para los trabajadores, que supongan un grave daño a la economía nacional y en definitiva al bienestar de todos los españoles. Garantizar el derecho al trabajo de aquellos que no quieran secundar la huelga e imponer fuertes sanciones económicas a los que lo violen, así como a los empresarios que impidan a sus trabajadores ejercer su derecho de huelga. Mucho me temo que si este gobierno no actúa con la autoridad que le confiere el Estado de Derecho, difícilmente va a llegar al final de la legislatura, pues los sindicatos, cada vez más envalentonados, no hay más que oír las soflamas de sus líderes, están pensando ya en la próxima huelga general para apuntillar al gobierno, que en definitiva es lo que persiguen. ANTONIO RUIZ- CABELLO SANZ CÓRDOBA durante casi ocho años. No tienen vergüenza, porque si la tuvieran ya hubiesen dimitido. Por mucho que les duela, tanto a los sindicatos como a la izquierda, sus estrategias ya no funcionan. Y no funcionan porque ellos han sido en gran parte los causantes de la trágica situación de España. Eso y que han perdido toda credibilidad. Así que por muchas huelgas generales que hagan, las mismas estarán abocadas al