Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 18 DE NOVIEMBRE DE 2012 abc. es cultura CULTURA 79 lada de un personaje, la novela histórica de elegir un año al azar, pero sin que las circunstancias influyan demasiado en los personajes, y aquella que sí está inmersa en su particular entorno. Eso sí, para ella es indistinto escribir sobre una época concreta o no, porque los grandes temas están presentes en cada momento. El pasado es algo que se repite una y otra vez. Siempre hacemos lo mismo: vivimos, nos enamoramos... concluyó en la mesa redonda que moderó el periodista Francisco José Bocero. Narrativa fantástica La misma vocación de universalidad mostraron los participantes en la siguiente mesa redonda, que reunió a autores centrados en la literatura fantástica y de terror: Juan Ramón Viedma, Fernando Marías, Espido Freire y Susana Vallejo. Su argumento fue parecido al anterior: aunque se relaten historias fantásticas, los temas siempre son universales. Lo dijo Fernando Marías, al contar cómo sus tres novelas favoritas eran Drácula Doctor Jecyll y Míster Hyde y Frankenstein O lo que es lo mismo, una novela sobre el deseo, otra sobre el abuso de las drogas y otra sobre el hombre que se siente un creador y que piensa que puede crear a otro ser Susana Vallejo fue más allá en su imaginación de escritora: La realidad ya es tremendamente aburrida, y por eso escapamos de los límites físicos La fantasía, más que un género de marcianos, como algunas veces se ha querido decir es otra constante en la literatura, porque autores como Julio Cortázar o Jorge Luis Borges ya lo hicieron. Incluso, como dijo Espido Freire, 1984 y Un mundo feliz son novelas fantásticas a las que no se quiso poner esa etiqueta. Isabel San Sebastián y Francisco Javier Poyato durante la presentación de ayer en la Biblioteca VALERIO MERINO Un reino lejano un espejo de hoy en el Aragón del siglo XIII Isabel San Sebastián presenta en la Biblioteca Central su cuarta novela L. M. CÓRDOBA VALERIO MERINO La historia no son acontecimientos que sucedieron en un pasado de siglos y de los que se guarda memoria sin que influyan: la historia es un devenir que a base de acumularse con lo anterior y con lo que llegó después, forma la realidad por la que pasan los seres humanos. Isabel San Sebastián, columnista de ABC y directora del programa El Contrapunto en ABC Punto Radio, lo sabe, y por eso sus novelas históricas tienen varias lecturas, la de los acontecimientos que se narran y también lo que de ellos se puede aprender en el tiempo presente. La periodista y escritora hizo ayer en Córdoba la presentación de su cuarta y última obra de ficción, Un reino lejano y lo hizo en el marco del ciclo cultural Un Otoño de Novela, que organiza el Ayuntamiento de Córdoba y que culmina hoy. El director de ABC Córdoba, Francisco Javier Poyato, fue el encargado de presentar el acto, en el que comenzó destacando el perfil de periodista de raza de Isabel San Sebastián y su condición de referente para aquellos que entendemos el periodismo como una actitud La obra, explicó Poyato, está am- más crueles, que fue el Imperio Monbientada en el siglo XIII, una época gol Destruyeron China, destruyeen la que empieza a surgir la primera ron Persia y hubieran conquistado Euburguesía, las primeras grandes ciu- ropa occidental si durante esta brutal dades y donde aparece, además de campaña no se hubiera muerto Genaventuras y grandes acontecimientos gis Khan. Se pararon en Hungría y de que atraparán al lector, todo un re- ellos no ha quedado ni siquiera una pertorio de valores que ahora son ne- estela ni una piedra contó. cesarios frente al relativismo moral En Un reino lejano que publica Dualidades Plaza Janés, destacó el director de San Sebastián insistió en cómo en Un ABC Córdoba una cierta dualidad, de reino sin fin conviven la idea del hoforma que el amor, la épica, la nor, cuya vigencia reivindicó fidelidad y el coraje se opopara estos tiempos, con el Imperio nen a la barbarie, a la relativismo moral de Mongol crueldad que eran inheaquella época, algo que le Los soldados de rentes a determinados sirvió para hacer pequeGengis Khan, que lugares, sobre todo en ñas incursiones en la acllegaron a Europa con gran crueldad, una época histórica muy tualidad a medida que son el contrapunto convulsa. avanzaba su presentaoscuro Isabel San Sebastián ción, porque reclamó su comenzó su intervención vigencia en un momento en sobre el libro contando cómo que la crisis económica ameuna buena novela histórica trasnaza con construir un presente lada al lector a la época en la que se gris. De hecho, frente a las tinieblas de desarrolla, y que, de la misma forma, la crueldad de los mongoles, la histocuando se escribe, se realiza este mis- ria se compensa con la luz que apormo viaje temporal para hacer una in- tan Sicilia y la Corona de Aragón, donmersión en un momento determina- de recayó la isla ahora italiana por ledo. La novela, contó, arranca en Tie- gitimidad de sangre Precisamente en Aragón se detuvo, rra Santa, con una de las cruzadas lideradas por el emperador del Sacro para insistir en que la Cataluña que Imperio Romano Germánico, y tiene ahora reclama su independencia nuncomo protagonista a la Corona de Ara- ca fue un país independiente, sino que gón y a uno de sus territorios históri- formó parte de este territorio y más cos durante siglos: el Reino de Sicilia. tarde de España. Tenemos que amar Simultáneamente, también se ha- nuestro pasado, porque tenemos mubla del mayor imperio de la historia chos motivos y muchas cosas para rede la humanidad, y también uno de los cordar y para estar orgullosos