Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 CULTURA VIERNES, 16 DE NOVIEMBRE DE 2012 abc. es cultura ABC La Constitución de 1812 centra las Jornadas de Otoño de Pozoblanco Debaten la influencia de La Pepa en la sociedad, la economía o el periodismo J. J. MADUEÑO POZOBLANCO ANIVERSARIO DE SU MUERTE Cajasur inaugura una exposición sobre el acuarelista Lucas Prado ABC CÓRDOBA Las Jornadas de Otoño de Pozoblanco, organizadas por la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno, arrancaron ayer con la Constitución de 1812 como eje temático. Durante la cita, que concluirá hoy, se analizarán los acontecimientos que acarreó La Pepa en aspectos como la sociedad, la economía, la política internacional y nacional o la literatura y el periodismo, entre otros. El primero de los ponentes fue Alejandro Nieto, catedrático emérito de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense, que disertó sobre el desastrado y silenciado fin de la Constitución de 1812 En este sentido, apuntó que no se puede hacer una Constitución en una época convulsa. La de Cádiz fue matada por el fuego amigo. Nació como un catálogo de derechos para los ciudadanos, pero no fue más que un símbolo. Una constitución no vale para situaciones críticas y la de 1812 no se cumplió nunca sentenció Alejandro Nieto. La Carta Magna promulgada en Cádiz fue una ley fundamental para unir a todos los españoles del mundo. Fue una Constitución para regir en los dos hemisferios explicó Muñoz Machado, que dio paso a Juan Carlos Cassagne, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Buenos Aires. Santiago Muñoz Machado y Ricardo Delgado, ayer, en las jornadas Ante los asistentes, Cassagne apuntó que la Constitución de 1812 promulgó el principio de unidad. La autonomía es una cosa buena, pero hay que precisar las competencias que son de las autonomías y las que son del Estado central. Es algo que a España le toca revisar ahora explicó al público de la sala. También se analizó el constitucionalismo gaditano desde el punto de vista económico y literario. José María Serrano, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Zaragoza fue el encargado de mostrar las distintas reformas económicas que se sucedieron en los períodos liberales y que QUERCUS permitieron el crecimiento de un mercado que se abre al exterior y se refuerza con el libre tránsito de mercancías que propicia la red de ferrocarril. Por otro lado, Fernando Suárez, catedrático emérito de Derecho del Trabajo de la UNED y exvicepresidente del Gobierno presentó la figura de Mariano José de Larra como un hecho peculiar y anecdótico. Nunca se refirió en ninguno de sus artículos al nacimiento y repercusión que tuvo la Constitución de 1812, centrándose casi en exclusiva en hacer un retrato costumbrista de la sociedad de su tiempo dijo Suárez. La sala de exposición de Cajasur en Gran Capitán inauguró ayer una muestra con obras del acuarelista Lucas Prado, cuando se cumple un año de su fallecimiento. La viuda del artista, Anabel Santos, anunció que parte de los beneficios obtenidos por la venta de las acuarelas irán destinadas a la Asociación Española Contra el Cáncer. Para el director de la Fundación Cajasur, Ángel Cañadilla, esta exposición no es una más. Y no lo es por la larga relación que nos vincula a la figura de este gran artista. Lucas Prado y Cajasur han unido sus destinos en diversas ocasiones. Tanto es así que en su persona recayó el decimoctavo Premio Gaudí de Córdoba en el año 2002, patrocinado por nuestra entidad En opinión de Cañadilla, al cumplirse un año de su fallecimiento, la Fundación Cajasur estaba obligada a rendirle tributo a uno de los mejores acuarelistas del último siglo. Una persona, además, que supo transmitir su entusiasmo por nuestra ciudad a través de su pincelada luminosa y vivo colorido Elías Cañas, presidente de la Agrupación de Acuarelistas de Andalucía, explicó la importancia de su figura como una de las más destacadas del panorama artístico así como su técnica pictórica, que él situó a la misma altura de las demás técnicas contemporáneas. FESTIVAL RAFAEL OROZCO Concierto de la Filarmónica y Pablo Amorós ABC CÓRDOBA El Festival de Piano Rafael Orozco afronta el ecuador de su undécima edición. El recital de Pablo Amorós y la Joven Orquesta Filarmónica de Córdoba se encargó ayer de cerrar una jornada en la que, bajo la dirección musical de José Santofimia se interpretaron obras como el Concierto para piano y Orquesta n 5 en mi bemol mayor, el Adagio un poco mosso, el Rondo Allegro ma non troppo o la Sinfonía n 5 en la mayor, op. Beethoven, que fue interpretada por Pablo Amorós. El pianista Palbo Amorós y la Orquesta Filarmónica de Córdoba en el concierto de ayer RAFAEL CARMONA