Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ESPAÑA VIERNES, 16 DE NOVIEMBRE DE 2012 abc. es españa ABC Una patrullera española, fondeada en la Bahía de Gibraltar, en una imagen de archivo EFE Madrid y Londres se cruzan protestas tras otra provocación a España en aguas del Peñón LUIS AYLLÓN BORJA BERGARECHE El Reino Unido se queja de dos incursiones de barcos en aguas de Gibraltar que el Gobierno ve rutinarias CÁDIZ LONDRES Las aguas que rodean Gibraltar siguen siendo un elemento de disputa entre Madrid y Londres. Ayer, de manera casi simultánea, el Reino Unido y España convocaban a los respectivos embajadores en Londres y en Madrid para protestar por los incidentes ocurridos el pasado martes en las mencionadas aguas, que ambos países reivindican como suyas. Aunque, al parecer, España fue quien convocó antes al embajador británico, el primero en dar a la luz la protesta fue el Foreign Office. En una nota señala que convocó al embajador español, Federico Trillo, para quejarse por lo que consideran dos incursiones de barcos españoles en aguas de Gibraltar que Londres califica de provocadoras Trillo fue citado a las doce y media del mediodía por Simon Fraser, subsecretario permanente del Foreign Office, quien le transmitió la preocupación y condena del Gobierno británico por los incidentes. En la nota, el secretario de Estado británico para Europa, David Lidington, aseguró que es en interés de España, de Gibraltar y del Reino Unido evitar cualquier incidente que pueda dañar las perspectivas de desarrollar una relación armoniosa y de colaboración entre Gibraltar y España Va en interés de todas las partes agregó evitar incidentes que puedan poner en riesgo la seguridad de todos los que operan en aguas territoriales del Gibraltar Británico Señala el Reino Unido en su comunicado que una embarcación de la Armada Española realizó el pasado lunes destacadas labores de patrulla en aguas de Gibraltar durante varias horas mientras que, más tarde en la jornada, un buque de vigilancia aduanera intentó apresar un barco civil gibraltareño Esta última maniobra obligó a la Policía de Gibraltar a intervenir a fin de salvaguardar el bienestar de sus cuatro ocupantes según la versión británica. Versión española La versión de España, según fuentes militares españolas consultadas por ABC, es que las operaciones que llevaba a cabo el barco de la Armada La Vencedora fueron totalmente rutinarias, como viene siendo habitual en labores de vigilancia marítima El buque de la Armada en cuestión es el patrullero Vencedora con una dotación de 89 marinos a bordo, que ya fue protagonista la pasada semana de un intercambio de comunicación una simple identificación con un patrullero de la Royal Navy. La Bahía de Algeciras es muy cerrada y cualquier buque es detectado con facilidad explicaron las mismas fuentes. En medios militares aseguran no entender a qué responde la queja británica, informa Esteban Villarejo. El segundo incidente se produjo, según pudo saber ABC, a primeras horas de la tarde, cuando una lancha del Servicio de Vigilancia Aduanera dio el alto en las aguas que rodean el Peñón a una embarcación de unos seis metros de eslora, con motor fuera borda, ocupada por cuatro personas. Los ocupantes no llevaban documentación perso- nal ni de la embarcación, ni ningún tipo de pabellón. Únicamente alegaron ser gibraltareños. Los agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera, ante la falta de documentación, les dijeron que quedaban detenidos y que serían remolcados hasta Algeciras. En ese momento, apareció una patrullera de la Policía gibraltareña que, usando la fuerza, frustró la detención. Para que no hubiera males mayores, después de cierto forcejeo, los agentes españoles evitaron el enfrentamiento y desistieron de su propósito. Protesta en Madrid Por este motivo, el Gobierno español convocó al embajador británico, Giles Paxman, para expresarle su preocupación por los recientes acontecimientos ocurridos en las aguas de la Bahía de Algeciras. Como Paxman no se encontraba en Madrid, acudió el ministro consejero de la Embajada, que fue recibido por el director general de Política Exterior para Europa, Santiago Cabanas. Cabanas le reiteró la posición española, que reclama la soberanía sobre las aguas en que tuvieron lugar los incidentes, y aprovechó para reafirmar el derecho de los pescadores gaditanos a faenar en las mismas, algo que viene impidiendo desde hace meses el Gobierno gibraltareño de Fabian Picardo. Buque de la Armada Gran Bretaña se queja de la presencia de un buque de la Armada Española en la zona Lancha indocumentada La Policía gibraltareña impidió la detención de los ocupantes de una lancha sin documentación