Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 16 DE NOVIEMBRE DE 2012 abc. es ENFOQUE 5 Artur Mas con un representante de las organizaciones de inmigrantes en Cataluña EFE Artur Mas y la diversidad catalana Las llaves del castillo JAIME GONZÁLEZ Ante cinco ciudadanos de Cataluña -un tenor dominicano que se arrancó con una sardana; un casteller mexicano; un marroquí; un subsahariano y un estudiante hindú- Artur Mas defendió ayer la diversidad catalana para construir entre todos el castillo más complicado de su historia Se puede ser catalán dominicano, catalán mexicano, catalán marroquí y hasta catalán de Burkina Faso, Bhután o Swazilandia, pero la diversidad catalana -perversa contradicción- -no contempla que se pueda ser catalán español. Solo desde el delirio puede explicarse tan aberrante lección de ciudadanía, incompatible con el significado de ciudadano en los Estados libres: sujeto de derechos. Estremece comprobar cómo el nacionalismo sigue sin entender que el más hermoso ejemplo de diversidad- -un castillo sin muros- -es esa Cataluña que levantaron juntos, codo a codo, catalanes, extremeños, andaluces o murcianos. Que me perdonen los ciudadanos catalanes de la República Dominicana, México, Marruecos o la India, pero el castillo que les propone Artur Mas es la antítesis del urbanismo, un concepto que va mucho más allá del cemento y los ladrillos. La construcción de país que defiende el nacionalismo olvida lo esencial: que la arquitectura es paz y silencio. O como señaló Le Corbusier: Una cuestión biológica, una suma de espíritus Ciudadanos catalanes de la República Dominicana, México, Marruecos o la India: no se dejen engañar. Lo que pretende Artur Mas es confinarles. Convertirles en peones de un proyecto imposible. Porque la diversidad catalana consiste en que ustedes les construyan el castillo para después quedarse ellos con las llaves.