Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 7 DE NOVIEMBRE DE 2012 abc. es economia ECONOMÍA 53 Hollande sube el IVA y baja 20.000 millones los tributos a las empresas El Ejecutivo galo aprobará nuevos recortes por 10.000 millones de euros JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS Las claves Impuestos al consumo El IVA general pasará del actual 19,5 al 20 mientras el tipo intermedio pasará del 7 al 10 El impuesto reducido, sin embargo, caerá desde el 5,5 al 5 En apenas seis meses de gobierno, François Hollande ha cambiado tres veces de política económica. Con su último cambio, el presidente francés recurre a las medidas que él mismo criticaba por antisociales cuando deseaba ponerlas en práctica Nicolas Sarkozy: nuevos recortes y subida generalizada del IVA, por un montante superior a los 20.000 millones de euros, tras los 37.000 millones de impuestos y recortes anunciados el pasado mes de septiembre. Así, el IVA general pasará del 19,6 actual al 20 mientras que el tipo intermedio pasará del 7 al 10 Sin embargo, el impuesto reducido al consumo caerá desde el 5,5 hasta el 5 El Gobierno socialista de François Hollande pretende con estos nuevos ajustes compensar una rebaja de los impuestos que pagan las empresas. Así, anunció la creación de un bizantino mecanismo llamado Crédito impuesto para la competitividad y el empleo (CICE) que permitirá a las empresas desgravar los mismos impuestos que ya les cobra el Estado, con un año de retraso. Competitividad Hollande busca recuperar la competitividad perdida por el país, uno de los mayores problemas de la economía y de la que ha alertado el FMI. Crédito impuesto Uno de los mecanismos para ganar competitividad es el llamado CICE (Crédito impuesto para la competitividad y el empleo) que permitirá a las empresas desgravar los impuestos que ya les cobra el Estado. Desgravaciones El CICE tiene previsto conceder o desgravar a las empresas francesas unos 20.000 millones de euros, a partir del 2014. La futura banca pública de inversiones (por crear) podrá descontar el CICE a las empresas que lo deseen, a partir del primer semestre del año 2013. Para financiar esos 20.000 millones de euros, el Gobierno de Hollande anuncia nuevos recortes del gasto público y el incremento del IVA, a partir del 2014. Nicolas Sarkozy ya había previsto crear un IVA social para intentar relanzar la competitividad, hace exactamente un año. Sin em- bargo, François Hollande denunció tales proyectos afirmando que serán sencillamente antisociales Candidato a la presidencia de la República, Hollande prometió en muchas ocasiones que no subiría nunca el IVA e incluso nada más llegar al poder retiró la subida aprobada por Sarkozy, que situaba el IVA en el 21 El presidente Hollande fue elegido el pasado 6 de mayo prometiendo más crecimiento y menos austeridad Seis meses más tarde, sigue disminuyendo el poder adquisitivo de las familias, se anuncia un crecimiento muy modesto el 2013 y se suceden los anuncios de recortes y subidas de impuestos, en cascada. Los primeros Presupuestos del Estado, presentados el mes de septiembre pasado, anunciaron 37.000 millones de euros de recortes y subidas de impuestos. Por su parte, el Tribunal de Cuentas sigue aconsejando recortes y subidas de impuestos por un montante desde los 50.000 a los 60.000 millones de euros, los próximos años. Tras el varapalo del Fondo Monetario Internacional (FMI) subrayando que Francia sigue hundiéndose en la crisis, víctima de la caída implacable de su competitividad internacional, Hollande ha pedido a su primer ministro, Jean- Marc Ayrault, un nuevo paquete de medidas para intentar salvar la competitividad declinante de las empresas francesas. El FMI, la Comisión Europea y la Comisión Gallois habían aconsejado reducir las cargas que pesan sobre las empresas, y el presidente se ha puesto manos a la obra. REUNIÓN CON LA VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO Becerril pide que el juez imponga acuerdos para evitar los desahucios A. I. SÁNCHEZ MADRID La Moncloa trabaja a todo gas para tener listas las medidas para frenar los desahucios. Mariano Rajoy aseguró ayer que espera que estén preparadas cuanto antes y sean de aplicación inmediata La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que pilota en primera persona esta reforma, debatió ayer con la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, los posibles cambios que se deberían introducir. Después, se reunió con el grupo de trabajo interministerial constituido con representantes de Justicia, Economía y Hacienda para definir la propuesta de reforma que hoy le presentará a la número dos del PSOE, Elena Valenciano. Becerril presentó a la vicepresidenta varias propuestas propias, incluyendo reformas legales, y esta escuchó. La primera, defendió la necesidad de que, obligatoriamente, ambas partes tengan que acudir a un acto de conciliación en el que el juez pueda imponer un acuerdo razonable. Además, considera clave ampliar los supuestos de deudores sin recursos para que la protección del Real Decreto Ley 6 2012 se extienda a un mayor número de personas. La segunda, reformar la Ley de Enjuiciamiento Civil de forma que los préstamos sobre locales de negocio también sean rehabilitables. Deudor de buena fe Becerril defendió ante Sáenz de Santamaría, además, la necesidad de realizar otro cambio crucial para que la Justicia tenga capacidad real para proteger a las personas en riesgo de perder su vivienda: la elaboración del concepto jurídico del deudor de buena fe Los jueces se han quejado públicamente de que la ley no distingue entre el que no devuelve sus deudas porque no puede y el que no lo hace porque no quiere, y Becerril considera que la introducción de este concepto legal pondría fin a este problema. La Defensora del Pueblo también pidió la regulación de un procedimiento de insolvencia de las personas físicas que limite su responsabilidad patrimonial e incluya plazos, prórrogas, quitas y esperas. Y de no poderse evitar el desahucio, reclamó una limitación en los intereses de demora, los gastos de ejecución así como el incremento del valor del inmueble subastado.