Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 6.11.2012 Editado por Diario ABC, S. L. San Álvaro, 8, 1 3, 14003 Córdoba. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.377 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 957 497 675 Suscripciones 901 400 900 Atención al cliente 902 530 770. 12452 8 424499 000020 EL PULSO DEL PLANETA En venta el sueño de Moore Un concejo de Londres decide mañana si vende por 25 millones una obra del escultor inglés para hacer frente a los recortes presupuestarios BORJA BERGARECHE CORRESPONSAL EN LONDRES VISTO Y NO VISTO POR IGNACIO RUIZ- QUINTANO USA P L a destrucción provocada por los bombardeos nazis en suelo inglés dejó al escultor inglés Henry Moore con una visión: la de hacer el arte accesible a las clases trabajadoras que habían sostenido el esfuerzo de guerra. El propio Moore, hijo de un minero y nacido en la localidad de Castleford en 1898, fue reclutado como artista bélico durante la Segunda Guerra Mundial. De aquella época quedan sus conocidos dibujos de londinenses intentando conciliar el sueño en los refugios anti- bombas del metro de Londres. Su propia casa en el barrio de Hampstead, la colonia de artistas y progresía intelectual al norte de Londres, fue dañada por los proyectiles en 1940. Se mudó entonces con su mujer a una granja en Hertfordshire, al norte de la capital, donde mantuvo su estudio y su vida hasta su muerte en 1986. Un descanso eterno que puede perturbar ahora una decisión del ayuntamiento de Tower Hamlets, uno de los barrios más desfavorecidos al noreste de la capital británica. En 1960, el escultor británico, que tuvo siempre unas fuertes convicciones socialistas, vendió una de sus características esculturas de bronce a gran escala a este concejo por 6.000 libras de la época, un precio muy por debajo del de mercado. Algunas estimaciones hablan de un valor actual de hasta veinte millones de libras (casi 25 millones de euros) La escultura, titulada Mujer sentada tapada (Draped Seated Woman en inglés) se instaló en un complejo de viviendas sociales del barrio en 1962. Tiene tres metros de altura y pesa 1,6 toneladas. Y enseguida pasó a ser conocida como la vieja Flo (Old Flo en inglés) Los opositores a la venta de la escultura de Henry Moore (izquierda) encabezados por el cineasta Danny Boyle (derecha) han publicado un manifiesto de protesta Ataques vandálicos Los vecinos podían verla desde sus cocinas. Y los niños jugaban a su alrededor. La presencia de la escultura era una demostración de la convicción de posguerra de que cualquiera, fueran cuales fueran sus orígenes, debería tener acceso a obras de arte de la mejor calidad aseguran en una carta publicada este domingo por The Observer una serie de personalidades que han iniciado una campaña para dete- ner los planes del alcalde de Tower Tate, los directores de la Henry MooHamlets: poner la escultura a la ven- re Foundation y el Yorkshire Sculptuta para hacer frente a las estrecheces re Park, o la joven diputada laborista presupuestarias que impone la era de de origen bengalí, Rushanara Ali. Su la austeridad. La escultura, una mujer correligionaria, Mary Creagh, insistía vestida recostada en un banco, no siem- la semana pasada en que la escultupre fue del gusto de todos los vecinos. ra fue adquirida en el periodo de posSufrió numerosos ataques vandálicos guerra para el disfrute de la gente de hasta que, en 1997, fue cedida al Par- clase obrera del Este de Londres, queque de Esculturas de remos ser fieles a la viHenry Moore Yorkshire para su restausión original de Moore y ración. La vieja Flo espe- quiso demostrar devolver la escultura a ra allí sentada la decique cualquiera, Tower Hamlets sión, en medio de la in Es una decisión dura sea cual sea su dignación de muchos, de orígen, debería en tiempos de recesión un comité consultivo hoy Lutfur Arman, alpoder disfrutar replicade la zona, quien y de la decisión definiticalde del arte en la va del ayuntamiento maya intentó hace años vencalle ñana. der la obra. También poLa carta está firmada demos vender la Whitepor el director de cine Danny Boyle, chapel Gallery un conocido centro responsable de las ceremonias de aper- cultural del Este de Londres a Tesco tura y clausura de los Juegos Olímpi- una cadena de supermercados se cos, Nicholas Serota, director de la queja el crítico Rowan Moore. rimer martes después del primer lunes de noviembre. Título de emperador en juego. En un rincón, el campeón, Obama, con Pitbull, el rapero de Culo En el otro rincón, el aspirante, Romney, con Clint Eastwood, el cineasta de Sin perdón En España, el primero en apoyar a Obama fue Fraga. Después, Pepiño Blanco, quien se abstuvo de decirlo para no influir en la votación Finalmente, en tropel, llegaron los Manolos del Bombo de Obama, la clave de cuyo éxito fue, en palabras de Carmen Calvo, su perfil femenino que es una cosa como de Pavlovsky. Con Madoff de ponedor de la causa demócrata, los turiferarios de Obama propagaron que su timonel cumpliría sus promesas, pues había sido capaz de comer carne de perro y de serpiente y grillo asado Antes de centrarse en Mourinho, el hispanista Carlin destapó que la fascinación de Obama era un padre que abandonó a la familia en Hawai y aquel Lincoln al que Borges tenía por modelo de demagogo, pues cuando hacía su campaña presidencial dijo en Boston que todo americano nacía libre (expresión contra la esclavitud) pero cuando habló en Nueva Orleáns le recordaron que había dicho tal cosa, y él rectificó diciendo: Sí, yo dije tal cosa, pero cuando dos razas tienen que convivir, la raza inferior tiene que estar supeditada a la raza superior. Una tal Mary Beard salió a decir entonces que Obama era Septimio Severo, primer africano emperador de Roma, de quien nos dice Gibbon que la posteridad, viendo las aciagas resultas de sus máximas y su ejemplo, fundadamente lo graduó de autor principal en la decadencia del imperio romano Obama, el hombre que emocionó a Spielberg invitando a Zapatero a un Desayuno de Oración, y Romney, el hombre que ha devuelto la esperanza a Clint Eastwood.