Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 CULTURA MARTES, 6 DE NOVIEMBRE DE 2012 abc. es cultura ABC El Prado resucita un Tiziano entre sus depósitos San Juan Bautista estuvo en una iglesia de Almería desde 1886. Se ha atribuido al maestro tras una compleja restauración NATIVIDAD PULIDO MADRID N o hay un solo Museo del Prado, sino muchos. Está el museo propiamente dicho, en el edificio de Villanueva, donde cuelgan 1.300 de las 7.733 pinturas que atesora. También, el Prado oculto o sea, sus almacenes, donde duermen el sueño de los justos 3.700 cuadros. Y, además, el Prado disperso depósitos que se exhiben fuera de sus muros, especialmente en museos provinciales, edificios institucionales y embajadas en el extranjero. Son unas 2.700 obras. La mayoría de estos depósitos se cedieron entre 1870 y 1880, cuando las colecciones del Museo de la Trinidad llegaron al Prado y éste fue incapaz de asumir tal volumen de pinturas. El Prado atesora la mejor y más amplia colección de obras de Tiziano del mundo (entre 35 y 38 salieron de su taller, de cuya autoría se responsabilizó el maestro) Lo cual no resta un ápice de interés al hecho de que aparezca una nueva obra del pintor entre las colecciones del museo. Se trata de un San Juan Bautista pintado hacia 1555, que llegó al museo en 1872 como anónimo madrileño del siglo XVII Se cree que la obra pudo llegar en vida de Tiziano a Zaragoza y pertenecer al IV duque de Villahermosa. En 1886 se envió a la iglesia de Nuestra Señora del Carmen en Cantoria (Almería) Allí permaneció hasta que el 3 de octubre de 2007 el museo levantó el depósito, pues quería estudiarlo en profundidad. Desde 2009, Miguel Falomir, jefe del Departamento de Pintura Italiana y Francesa (hasta 1700) del museo, está preparando el catálogo razonado de la colección del pintor que atesora el Prado. En 2003 se le dedicó allí una gran monográfica al maestro veneciano. En el catálogo de la muestra, Falomir ya advertía que el cuadro depositado en Almería podría ser la copia de un San Juan Bautista de Tiziano perdido. Su estado de conservación, dice, era lamentable y no permitía apreciar gran cosa: Es una de las obras en peor estado que ha llegado a los talleres de restauración del museo La complejísima restauración de la obra, que ha durado cuatro años y ha corrido a cargo de Clara Quintanilla, cuenta con el apoyo de la Fundación Iberdrola, representada ayer por su presidente, Manuel Marín. Viendo in situ y de cerca este Tiziano, la figura de San Juan Bautista chirría bastante. No parece que tenga la altísima calidad de las obras del maestro. Advierte Falomir que la importancia de este San Juan Bautista no es tanto estética como documental: La parte mejor conservada es el cielo y el paisaje del fondo de la composición El nuevo Tiziano del Prado se exhibe, hasta el 10 de febrero de 2013, en una pequeña exposición en la Sala D del edi- Se salvó de milagro de la quema La patata caliente le tocó a la restauradora Clara Quintanilla. Su misión imposible: resucitar un Tiziano, el único del Prado que no procede de la Colección Real, sino del Museo de la Trinidad. A la oxidación de los barnices y los numerosos repintes (hubo que retirar hasta una docena de niveles de capas pictóricas) que hacían ilegible la superficie del lienzo original, se sumó que la obra estuvo expuesta a una fuente de calor intensa. Durante la Guerra Civil se quemaron cuatro de las seis obras del Prado depositadas en la iglesia de Cantoria, que fueron incautadas. Esta se salvó de milagro. En el bastidor pueden verse los sellos de los Pioneros Rojos de Cantoria. Aspecto del cuadro cuando lo recuperó el Prado en 2007