Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 SOCIEDAD MARTES, 6 DE NOVIEMBRE DE 2012 abc. es sociedad ABC Alemania suprime el copago médico e impulsa la política social en plena crisis El gobierno de Merkel subvencionará a quienes no lleven a sus hijos a la guardería y subirá las pensiones JOSÉ- PABLO JOFRÉ CORRESPONSAL EN BERLÍN l regalo electoral estrella de las nuevas políticas sociales anunciadas ayer por la canciller democristiana alemana Angela Merkel (CDU) ha sido la eliminación del copago o impuesto sanitario. Se trata de una factura médica de diez euros que todo residente en E Alemania debe pagar por especialista y por trimestre, y que fue implantada cinco años atrás para paliar el déficit de la sanidad pública. Paradójicamente, este sistema que se ha tomado como referencia para introducir el copago médico en España ha resultado contribuir a aumentar el papeleo y la burocracia, y la reducción de gasto público ha sido mínima, tal y como ha explicado el portavoz de la CDU, Hermann Gröhe. La eliminación del copago había sido una de las exigencias del Partido Liberal Demócrata (FDP) que representa los intereses de los autónomos, condición de la mayoría de los médicos alemanes, que habían visto reducida la afluencia de pacientes, desde que por cada primera visita había que pagar. Además- -ha argumentado el Partido Liberal Demócrata (FDP) no ha reducido los tiempos de espera en la sanidad pública, objetivo para el que fue ideada. El anuncio elimina la obligación del copago a partir del próximo 1 de enero y se sostiene sobre la buena situación económica de las cajas aseguradoras, que este año han registrado un superávit multimillonario. La eliminación del copago es sólo una de las varias medidas sociales anunciadas por Merkel, luego de una reunión en la Cancillería que comenzó a eso de las 18 horas y terminó pasada las dos de la madrugada. Las diferencias entre los tres partidos de la coalición- -liberales (FDP) conservadores bávaros (CSU) y democristianos (CDU) -han certificado la extensa reunión en la que está en juego la posible reelección de Merkel en las próximas elecciones federales de septiembre. Otras de las medidas anunciadas han sido introducir medidas de apoyo a la infancia y a los pensionistas. La oposición- -socialdemócratas, verdes y miembros de La Izquierda- -han criticado las medidas y han coincidido en calificarlas de caros regalos electorales A cambio de la concesión a los liberales de eliminar el copago, los conservadores bávaros han logrado su ambiciosa subvención a las familias: los padres que decidan no llevar a los niños de uno a tres años de edad a las guarderías y cuidar de ellos en casa recibirán una ayuda mensual cuyo monto se aproximará al coste para el Estado de una plaza de guardería pública: 150 euros mensuales. La oposición considera que la medida servirá para disminuir el número de mujeres que acuden al mercado laboral y que será un obstáculo en la integración de hijos de inmigrantes en la sociedad alemana, así que ha amenazado con llevar esta medida ante los tribunales. Una tercera medida es que el Estado asumirá subir las pensiones hasta el mínimo de 688 euros al mes de manera compensatoria a aquellas personas, un 2 del total, que no alcancen esa cifra pese a largos años de cotización e incluso de ahorro a través de fondos privados. Una mujer pasa ante una de las numerosas boticas que cerraron ayer en Valencia MIKEL PONCE En clave electoral Se trata finalmente de tres temas en los que la coalición no lograba entenderse, pero que necesariamente debían resolver antes de las elecciones federales de otoño 2013 o mejor, antes de las regionales de Baja Sajonia el 20 de enero próximo. Según el último sondeo sobre intención de voto, los democristianos conseguirían el 38 de los sufragios, seguidos por los socialdemócratas, con el 29 en cuanto a los partidos minoritarios, los liberales se quedarían fuera del Parlamento al conseguir con un 4 mientras los verdes conseguirían el 13 De confirmarse estas cifras, si Merkel quiere permanecer en el Gobierno tendrá que forjar una gran alianza con el SPD tras las elecciones federales, reeditando la que lideró entre 2005 y 2009, algo que los socialdemócratas ya han adelantado que rechazarán. LA GENERALITAT ADEUDA AL SECTOR 450 MILLONES Las farmacias valencianas siguen masivamente la huelga MANUEL CONEJOS VALENCIA abonar 120 millones de euros cada mes a las farmacias. La jornada no registró ningún incidente y tampoco se han producido capítulos de desabastecimiento. El seguimiento del cierre patronal farmacéutico en la Comunidad Valenciana por los impagos del Gobierno autonómico fue ayer masivo. Más del 90 de las farmacias, que no estaban incluidas en los servicios mínimos, secundaron la huelga indefinida que persigue que el Consell salde cuanto antes su deuda de 450 millones. Este mes vencen las pólizas por valor de 150 millones de euros que los Colegios de Farmacéuticos de Castellón, Valencia y Alicante negociaron con los bancos y existe un alto riesgo de que muchas no puedan renegociar y sufran embargos. El consejero de Hacienda, José Manuel Vela, explicó que en estos momentos no pueden pagar, pero aseguró que el Ejecutivo que preside Alberto Fabra trabaja para que se puedan Sin cobrar en Cataluña El panorama de las 3.100 farmacias catalanas, que también sufren los impagos de la Generalitat que preside Artur Mas, no es mejor. El pasado 25 de octubre organizaron su primer cierre patronal de la historia por haber cobrado 20 días tarde la facturación de julio, informa Janot Guil. Ayer era la fecha prevista para cobrar agosto, pero el dinero no llegó.