Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 CÓRDOBA MARTES, 6 DE NOVIEMBRE DE 2012 cordoba. abc. es ABC La provincia salda octubre con 1.773 parados más y roza la barrera de los 100.000 Repunte insuficiente de la contratación, que creció un 35 P. C. CÓRDOBA C UATRO meses son los que Córdoba lleva encadenando subidas del desempleo y tres consecutivos en los que se registra un récord absoluto en este capítulo. Según los datos publicados ayer por el Ministerio de Empleo e Inmigración, la provincia terminó octubre con un total de 99.129 parados. Son 1.773 personas más que en septiembre, lo que en términos relativos representa un crecimiento del 1,8 por ciento. La cifra de desocupados supone una nueva cota máxima, que ya se había superado en agosto y septiembre. Diversos expertos económicos ya auguran que la barrera psicológica de los 100.000 desempleados en Córdoba podría sobrepasarse en los próximos meses pese a las importantes campañas agrícolas del olivar y los cítricos. Hace algunos días se dio a conocer que la tasa de paro en el tercer trimestre del año en la provincia alcanzó el 37,7 por ciento, una cifra nunca conocida. Hay algunos datos a los que pueden agarrarse los optimistas. La subida del paro de Córdoba fue la segunda menor en Andalucía y se encuentra por debajo de la media nacional +2,7 y autonómica +3 Menos esperanzadora es la evolución que ha seguido el mercado en el último año. Desde octubre de 2011 al mismo mes de este ejercicio 13.580 cordobeses se han quedado sin trabajo. Representa un 15,8 por ciento de subida, el incremento más elevado de todas las provincias andaluzas. Un grupo de personas espera su turno bajadas de rentabilidad que vienen denunciando los empresarios por la caída de sus precios. La agricultura también aumentó su cifra de parados. Lo hizo un 2,6 por ciento, hasta llegar a 7.100 personas como consecuencia de la ausencia de campañas agrícolas y como antesala del comienzo de la temporada de recogida de la aceituna y los cítricos. El colectivo sin empleo anterior se elevó un 1 por ciento, siendo ya 12.787 las personas en esta situación. Las excepciones fueron la construcción y la industria. En el primero de estos sectores hubo un descenso del desempleo del 2,8 por ciento, con lo que la cantidad se coloca en 15.643, mientras que en la actividad fabril se retrocedió un 1,4 por ciento y un total de 12.507 cordobeses sin trabajo. En cuanto a la contratación, se produjo un incremento del 35,2 por ciento. El número de vinculaciones laborales fue de 36.409, de las que 1.209 fueron indefinidas +38,4 y 35.200, temporales +35,1 Si se comparan los datos de septiembre con el mismo mes de 2011 se observa un aumento del total de contratos del 6,6 por ciento. Los indefinidos crecieron un 25,4 por ciento y los de duración finita, un 6 por ciento. El número de afiliados a la Seguridad Social ascendió a finales del mes pasado a 274.904 personas, un 0,3 por ciento más que en septiembre, la misma subida que se produjo en cuanto al régimen general. Los autónomos siguieron la tendencia contraria y redujeron su presencia un 0,3 por ciento, hasta quedarse en 48.563. Jóvenes y mujeres Hay un colectivo en la provincia que ha sufrido especialmente en las últimas semanas la destrucción del empleo y son los jóvenes. Las estadísticas señalan que los cordobeses menores de 25 años en paro se sitúan en 14.074, es decir, casi un 5 por ciento más que en septiembre. Las últimas encuestas de población activa (EPA) apuntan que la tasa de empleo juvenil ronda el 50 por ciento. En cuanto a la evolución del mercado laboral por sexos, se comprueba que el paro se ha cebado en mayor medida con las mujeres, ya que han crecido un 2,4 por ciento en este periodo, con un total de 49.978, mientras que los hombres lo han hecho en un 1,1 por ciento (49.151) Hay sectores económicos en los que se ha notado en mayor medida que en otros la destrucción de empleo. El más perjudicado ha sido el de los servicios, con un 4,2 por ciento más de desocupados en la provincia y un total de 51.092. Dentro de esta actividad tiene un peso muy importante el turismo, un campo productivo que recoge en los últimos meses datos positivos en cuanto a la llegada de viajeros y pernoctaciones. A esto se contraponen las