Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 SOCIEDAD SÁBADO, 27 DE OCTUBRE DE 2012 abc. es sociedad ABC Los seísmos son impredecibles... Pese a la condena por el terremoto de L Aquila, los temblores no se pueden prever, aunque los científicos avanzan ARACELI ACOSTA MADRID Terremoto de 5,3 en el sur de Italia Cuando todavía no se ha apagado la polémica por la condena a los científicos de por el terremoto de L Aquila, un nuevo seísmo, de magnitud 5,3 en la escala de Richter, sacudió la región de Calabria, en el sur de Italia, en la madrugada de ayer. Como consecuencia del temblor, un hombre de 84 años murió de un infarto y tuvo que ser evacuado un hospital. a condena a seis años de cárcel a seis científicos y un funcionario por el homicidio involuntario de las 309 víctimas del terremoto de L Aquila de 2009 ha caído como un jarro de agua fría entre los científicos, conscientes de que puede sentar un precedente muy peligroso, al tiempo que reabre el viejo L debate de si se pueden predecir los devastadores movimientos sísmicos. La pregunta más frecuente a un sismólogo es: ¿para cuándo el próximo seísmo? La respuesta es sencilla: en cualquier momento. De media, cada año se estima que hay más de un millón de movimientos telúricos, con una magnitud que no alcanza los 3 grados en la escala de Richter. Pero si la pregunta es cuándo se producirá un gran terremoto, la cosa cambia. Sabemos dónde van a ocurrir, no cuándo afirma María José Ju- Investigación sísmica Existe un acuerdo en la comunidad científica sobre que es imposible predecir los terremotos. No sabemos cuándo van a ocurrir, pero sí podemos saber dónde. El mapa global de riesgo sísmico ilustra el hecho de que los terremotos se dan en zonas de convergencia de las placas tectónicas. Movimientos de las placas Placas tectónicas Placa euroasiática Placa arábiga Placa norteamericana Placa del Caribe rado, geóloga del Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera de Barcelona, perteneciente al CSIC. En el mapa global de riesgo sísmico están marcadas en rojo las zonas donde pueden producirse grandes movimientos, áreas donde las placas tectónicas entran en contacto. Ahí puede verse claramente que donde se producen los terremotos es donde los esperamos explica. Todas las zonas que salen en las noticias porque hay grandes terremotos están previamente marcadas en el mapa. No suelen ocurrir terremotos grandes fuera de esas zonas puntualiza. La investigadora del CSIC explica que estamos muy lejos de conocer qué día se va a producir un movimiento de estas características. No tenemos una bola de cristal para ver lo que está pasando en el subsuelo, pero hasta donde somos capaces de predecir ahora nos sirve para estar alerta Así, explica que, con el conocimiento que tenemos, sí se pueden adoptar decisiones sobre las zonas en que sabemos que van a ocurrir grandes terremotos: hay que tener establecidas las redes de alerta y de información a la población para poder evacuar y minimizar las víctimas, y luego reducir el riesgo también con el tipo de construcción Por eso desde el principio se mostró sorpren- Placa filipina Placa del Pacífico Placa de Cocos Placa africana Placa del Índico Placa suramericana Placa de Nazca Grietas Placa antártica Placa de Scotia Las placas continentales se separan provocando el hundimiento de la corteza Riesgo sísmico Formación de montañas Las placas continentales chocan creando pliegues y depósitos en forma de cordilleras. Epicentro Terremotos Subducción El lecho marino es forzado debajo de la corteza y al interior del magma, que lo consume y recicla. Este proceso se da en los terremotos más fuertes, de hasta 8,9 en la escala Richter, y que pueden mover el lecho marino decenas de metros. Corrientes del manto El movimiento de las placas tectónicas parece estar generado por lentas corrientes de calor en el interior del manto. Bajo Moderado Alto Muy alto Líneas de estudio para la alerta ante terremotos 1. Velocidad de las ondas sísmicas Las velocidades de la onda P varían entre el 10 y el 15 antes de un terremoto. Disminuyen durante algún tiempo para aumentar a un valor más normal justo antes de que ocurra el sismo principal. Cambios en el nivel del suelo Se han observado declives y elevaciones de terreno en zonas sísmicas, pero se han estudiado tan pocos casos que no puede deducirse una relación segura de causalidad con futuros terremotos. 2 Liberación de radón a la atmósfera Gas inerte presente en zonas de fallas activas, sobre todo en pozos profundos, pero también hay pocas medidas de concentración de radón como para no considerarlas simples excepciones. 3