Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 20 DE OCTUBRE DE 2012 abc. es estilo GENTESTILO 93 sacrificó su infancia Clase de gimnasia en San Sebastián, en 1954 Mi escuela: primeras impresiones Redacción escolar de Don Juan Carlos. Navidad de 1948 El día que llegué estaban los chicos a la puerta esperándome, y yo con mucha vergüenza fui con la tía Alicia y entonces subimos era un cuarto muy bonito dormíamos mi primo Carlos de Borbón que es muy simpático porque siempre está diciendo tonterías a todas horas. Después, cuando me produjo una impresión fue después, cuando fui con Alfonso Urquijo y vimos muchos conejos y también muchos montes; fuimos a Valdelamesa, y a la finca de los Infantado. Los compañeros de mi colegio eran todos muy simpáticos jugábamos muy bien todos. La clase era pequeña, pero muy mona, con una pizarra, reglas, libros de todas clases. Los propó- BACHILLER Don Juan Carlos (cuarto por la izquierda) con sus compañeros antes de examinarse en el Instituto San Isidro de Madrid en 1949 sitos que yo tenía eran muy buenos de estudiar mucho este mes, hasta las vacaciones de Navidad. Después de Navidad tendré también que estudiar mucho, porque habrá los exámenes de mayo a ver si puedo aprobar el primer año de bachillerato. Ya deseo volver porque allí nos divertíamos mucho, porque además cuando vamos al recreo hacemos guerras de sesera. A mí no me divertía nada quedarme en casa porque a lo mejor tengo que estudiar mucho y casi nunca tenemos recreo. Y también jugamos mucho. Todos los días estudiamos y los jueves hay visitas muy pesadas. Los días laborables son los más divertidos. Los días más divertidos son los que vamos a cazar. Lo que hago con menos gusto es por las noches en la clase. Hay que hacer muchas cosas aburridas Agustín Carvajal Fernández de Córdoba Creo que yo compartía con Don Juanito una inmensa atracción por la aviación. Aprovechando el partido de fútbol EspañaPortugal para el Mundial del 50 fui a Estoril. El día siguiente del partido en que España ganó la eliminatoria, desde lejos vi cómo Don Juanito se peleó todo lo necesario para evitar que un niño portugués, furioso por haber perdido la eliminatoria, pisara la bandera española Alonso Álvarez de Toledo El Rey, Don Juanito para nosotros y al que tuteábamos, era uno más del grupo, aunque todos éramos conscientes de quién era, qué representaba y el posible papel que algún día le podría tocar desempeñar. Personalmente tengo un mejor recuerdo de Miramar, donde estuvimos cuatro años, que de Las Jarillas. Estaba demasiado cerca de Madrid y no paraban de venir visitas, al Príncipe no le dejaban en paz José Luis Leal El entonces Príncipe era un buen estudiante y un buen deportista, lo que no impedía que el equipo de fútbol del colegio La Paloma de Madrid nos ganara cada vez que venía a visitarnos. Es probable que, al volver la vista hacia atrás, le aparezca el recuerdo de los largos años pasados lejos de sus padres