Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 GENTESTILO SÁBADO, 20 DE OCTUBRE DE 2012 abc. es estilo ABC Los padres Los hermanos Isabel Preysler, la madrina. Ella está supervisando todos los detalles. Miguel Boyer (arriba, con Isabel en una imagen reciente) será uno de los invitados más esperados. Se casaron en 1988, cuando Julio José tenía 14 años y vivía con su padre en Miami Julio Iglesias. Se casó en enero 1971 con Preysler. Cuando se separaron, en 1978, tenían tres hijos en común (Chábeli, Julio José y Enrique) Actualmente vive con su segunda mujer, Miranda, y sus cinco niños, a quienes se les espera en el enlace Chábeli y Enrique. Tras el divorcio de sus padres, y durante gran parte de la década de los 80, los hermanos Iglesias Preysler vivieron en Florida (EE. UU) Chábeli acudirá con su segundo marido y sus hijos, y Enrique lo hará con Anna Kournikova Julio José reúne a toda su familia en Toledo Su enlace con Charisse Verhaert promete contar con la asistencia de todo el clan, incluyendo los exmaridos de su madre, en la finca El Rincón BEATRIZ CORTÁZAR punto de caramelo, así está la boda de Julio José Iglesias y la bella modelo holandesa Charisse Verhaert. Tras posponer esta ceremonia tantas veces que ya ni recuerdo, el más simpático de los hijos de Julio Iglesias e Isabel Preysler pasará por la vicaría probablemente el próximo mes de noviembre. La cercanía de la fecha ha hecho que se disparen las alarmas para conseguir datos concretos sobre cómo será este enlace, que a buen seguro se presentará en formato de exclusiva. Eso explica el secretismo que hay en casi todo. Como cualquier novio, Julio José ya ha celebrado su despedida de soltero. Fue en Las Vegas, en un fin de semana que le organizó su hermano Enrique. Hasta allí se trasladaron los Iglesias Preysler con un grupo de amigos dispuestos a pasar unas jornadas de lo más desmadradas. Y es que aunque en A tiempos se dudó de Julio Iglesias Jr. de una manera peyorativa, quien bien le conoce me asegura que es un chico al que le vuelven loco las mujeres y que antes de comprometerse con Charisse, jugaba en casi todos los campos femeninos sin importarle la edad de las elegidas. Vamos, que le tiraba tanto a una jovencita con ganas de aprender como a una madura con experiencia e ideas claras. En eso ha salido a su padre y hasta a su abuelo, aunque con la diferencia de que jamás se ha pavoneado de sus conquistas. Como de costumbre, la pista de lo que pasará en este enlace la dio Tamara Falcó, a quien Dios guarde por muchos años su naturalidad y simpatía. Dedicada ahora a la organización de bodas en la finca El Rincón propiedad de su padre, el marqués de Griñón, ella no lo confirma pero fuentes cercanas aseguran que la ceremonia y el banquete serán en esas instalaciones, donde últimamente ha habido algunos cambios. Así que Tamara está volcada en velar para que todo salga perfecto. Eso sí, siempre contando con la opinión de su madre, que al final es quien tiene la última palabra en todo. Yo me encargo de la primera parte de los preparativos, pero luego voy con el dossier a mi ma- Carlos Falcó, marqués de Griñón. Fuentes cercanas a la familia afirman que la boda será celebrada en la finca El Rincón en Toledo, propiedad del segundo marido de Preysler. Allí se han realizado algunos cambios últimamente dre y ella se encarga de tachar lo que no ve bien y encargar los cambios que crea necesarios cuenta. Ella y su hermana pequeña, Ana Boyer, serán dos de las damas de honor. Lo más llamativo de este enlace será la presencia de la amplia familia del novio. Si nada lo impide, ese día Isabel Preysler estará con los tres hombres de su vida: Julio Iglesias, su primer marido y padre del novio; Carlos Falcó, su segundo y propietario del lugar donde se celebrará la boda, y Miguel Boyer, el definitivo. Como una de las mejores cosas que ha hecho Isabel en vida es saber elegir señores de los pies a la cabeza, ese día se da por descontado que no habrá tensión alguna entre sus maridos, con los que hoy se lleva muy bien. Volcada en Boyer desde que sufrió un derrame cerebral, en estos meses Isabel ha podido comprobar cómo sus ex se preocupaban por ella y la animaban en los momentos más complicados. Hoy, muy feliz por cómo están saliendo las cosas, la presencia de los amores de su vida en la boda de su hijo no deja de ser una imagen entrañable. Con los cinco hijos de Julio y Miranda, más los niños de Chábeli y Christian Altaba, su segundo marido, la foto se completa con la novia de Enrique Iglesias, Anna Kournikova. Tras casi una década de noviazgo, la pareja no tiene intención de pasar por la vicaría, aunque quién sabe si tras el enlace de Julio José su hermano se anima a seguir sus pasos