Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 ECONOMÍA Especial Agricultura Ganadería SÁBADO, 20 DE OCTUBRE DE 2012 abc. es economia ABC La cabaña cordobesa sobrevive pese a los valores de comercialización y a las inclemencias climatológicas Sequía de buenos precios J. J. MADUEÑO POZOBLANCO E l que se queda atrás ha sido un año aciago para la ganadería de la provincia. La sequía, el alto precio de la alimentación animal, los fraudes en los sectores dedicados al consumo más exclusivo o los precios, que se mantienen en los mismos niveles desde hace dos décadas, han creado una especie de tormenta perfecta que se ha llevado por delante la ilusión de los ganaderos y que los ha asfixiado hasta cotas insospechables. Los precios de los piensos y de los gastos corrientes de las explotaciones no han parado de subir, a pesar de que los precios en origen de los productos mantenían un nivel bastante bajo. Para colmo, la sequía, que ha durado prácticamente un año, ha obligado a los ganaderos a aumentar el coste previsto en alimentación a unos precios de oro. La siembra se ha reducido por falta de agua y, con ello, también se redujeron los niveles de heno y paja por lo que ese alimento para el ganado fue suplido por piensos a un alto coste, que es lo que dicta el mercado. El ovino, pese a todo, es uno de los sectores que mejor acabó 2011, ya que se llegaron a alcanzar los 82 euros por animal. Pero, como era de esperar por el crecimiento de la oferta, en los primeros meses del año la caída fue hasta los 52 euros, un precio bajo el que no se llegaba a pagar ni la alimentación del cordero. do habitual, Covap está pagando el litro de leche por encima del precio de mercado (0,36 céntimos por litro) Aunque el verdadero problema es que un litro de leche en el lineal del supermercado cuesta, en muchos casos, menos de lo que vale producirlo actualmente. Por esta razón, algunos supermercados como Mercadona han decidido subir el precio de la leche, ya que, si no se toman medidas urgentes, muchos ganaderos se pueden ver abocados a cor- to plazo a cerrar sus explotaciones. Ganaderías que luego no se volverían a abrir y se acabaría con el sector que articula la vida del norte de la provincia. Por último, están los jamoneros y su lucha por que sea denominado como ibérico sólo el cerdo puro que se cría en la dehesa y se alimenta de bellota. Ibérico es lo que es y nada más es la afirmación que los firmantes del Manifiesto del Ibérico hacen siempre en defensa de su producto. El jamón de Los Pedroches, además de todos los problemas mencionados, lucha contra una competencia desleal que lima la rentabilidad de la industria y baja los niveles de sacrificios, que en 2011 ya cayeron un 24 por ciento. Aunque los números de la Denominación de Origen Los Pedroches subieron un 50 por ciento con respecto al nivel de sacrificio, en gran medida por la adhesión de nuevas industrias. La ganadería cordobesa está pidiendo medidas para seguir sobreviviendo a este período nefasto. Aunque ya ha visto un rayo de esperanza en estos primeros compases de otoño: los campos comienzan a teñirse de verde con las lluvias de septiembre y octubre que han dejado en algunos lugares hasta 150 litros. Un otoño bueno es como una primavera chica dice el refrán que ahora ronda en la cabeza de los que se levantan cada mañana para alimentar al ganado y sacar los mejores productos a la calle. Ovejas pastando en una explotación ganadera de la provincia ARCHIVO Leche y jamón Por suerte para los ganaderos cambió la dinámica y comenzó, en el segundo semestre, a subir los precios hasta situarse por encima de los 70 euros, un precio razonable, pero que es el mismo que había hace 20 años. Las perspectivas son al alza y ya el primer semestre de penurias, salvado por la exportación, parece un mal sueño que no se quiere volver a repetir. Por otro lado, está el vacuno. Si en la carne los problemas son parecidos al sector del ovino y las soluciones pasan cada vez más por la concentración de oferta, en el tema de la leche el panorama está mucho más negro, ya que el precio al que se está vendiendo un litro está por debajo, incluso, del de un litro de agua. Y eso que, como ya viene sien- Trabajar para ser más reconocidos POR JULIO CRIADO E Incidencia climatológica El año de sequía ha obligado a los ganaderos a aumentar el coste en alimentación L futuro de la agricultura en Córdoba pasa por la formación de nuestros agricultores y ganaderos, la diversificación productiva y la mejor promoción y comercialización de los productos. La formación permite el reciclaje, que conllevará que sepan adaptarse mejor y más rápidamente a los nuevos cambios y exigencias del mercado, acorde con lo que la sociedad actual demanda, convirtiéndose así en un sector más competitivo. La agricultura y la ganadería se establecen como piezas angulares sobre las que sustentan su economía la mayoría de nuestros municipios. Es por ello que el equipo de Gobierno de la Diputación de Córdoba decidió crear un área específica para recuperar y potenciar el sector que nos mantiene. El bienestar de nuestros agricultores y ganaderos es primordial para que el sector primario en nuestra tierra avance hacia un futuro claro donde las explotaciones sean viables. Facilitar su trabajo nos ha llevado, por ejemplo, a crear el primer programa de reposición y mejora de caminos rurales de titularidad provincial. Apostar por las ferias comerciales, que crean un valor de marca ligado a esta tierra, es una forma de dar a conocer los mejores productos de Cór- doba y el lugar que los hace posibles. A través de la restauración, pretendemos intensificar el consumo de productos típicos de nuestra provincia. El gran público debe vincular alimentarse con ellos a la calidad y a la salud, como ejemplo, el aceite de oliva. Por otro lado, no debemos estancarnos en los modelos tradicionales de agricultura. Esto nos ha llevado a potenciar la diversificación de la producción agrícola de la provincia, con el fin de otorgar mayor seguridad al sector ante sus implacables vaivenes. Por ello, se están desarrollando proyectos para la introducción del cultivo del pistachero en la comarca del Valle del Guadiato, o el aloe vera en la Campiña. Debemos trabajar para encontrar la manera de ser los más reconocidos y sumarlo a lo que ya tenemos: una excelente calidad. JULIO CRIADO es delegado de Agricultura y Medio Ambiente de la Diputación