Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 INTERNACIONAL SÁBADO, 20 DE OCTUBRE DE 2012 abc. es internacional ABC Un año después de la muerte del dictador, la venganza, la inseguridad y la injusticia conviven con la esperanza El fin de Gadafi no impulsó la transición LUIS DE VEGA MADRID o volverá a haber gadafismo sin Gadafi, pensaron la inmensa mayoría de los libios cuando hace hoy un año el dictador murió a manos de los rebeldes que acababan de capturarlo en Sirte. Se esfumaba así toda posibilidad de ponerlo ante de los tribunales. Tampoco los autores de su muerte han sido juzgados ni parece que vayan a serlo. Las nuevas autoridades parecen tener ante sí muchas otras prioridades en una transición que no deja de complicarse. El poso de odio era tal que solo con el sátrapa enterrado el pueblo estaría seguro de que no regresaría. La cabeza fría de muy pocos pedía un juicio. El corazón ardiendo de la mayoría exigía venganza inmediata. Así fue, aunque muchos se equivocaron al pensar que esa muerte acabaría con sus males. La ONG estadounidense Human Rights Watch (HRW) ha denunciado esta semana que las nuevas autoridades libias han fallado en su compro- N miso de aclarar la muerte del dictador, de su hijo Muatassim y de más de medio centenar de hombres que les acompañaban aquella mañana del 20 de octubre de 2011. Hay serias sospechas de que los Gadafi fueron ejecutados, dice HRW, al igual que ese grupo de leales. The Daily Telegraph desveló que el presidente sirio, Bashar El Assad, vendió a Francia el número de móvil de Gadafi. Así fue localizado el dictador. Guerrillas como la de Misrata, la que logró capturar y acabar con la vida del tirano, siguen campando a sus anchas por el país suponiendo un serio desafío mientras no se integren de facto en el nuevo proyecto de Fuerzas Armadas. También han proliferado sin control los grupos extremistas, a veces aliados de los terroristas de Al Qaida. El cadáver de Gadafi en una morgue improvisada de Misrata arroja serias dudas, por ejemplo, sobre el juicio pendiente a Seif El Islam, hijo del dictador, cautivo en Zintán. La inseguridad es el principal reto una vez recuperada la producción de petróleo, asiento de la recuperada economía, y organizado las primeras elec- AFP Juicio a Seif El Islam Los informes de otras organizaciones internacionales como Amnistía Internacional (AI) denuncian que siguen al día torturas como las que se llevaban a cabo durante el gadafismo. Todo en un clima de ardiente venganza, lo que ciones libres en medio siglo. Esto se une a la libertad de expresión, al crisol de formaciones políticas y a la esperanza que ilumina a muchos libios. En todo caso, el país tiene que pagar todavía un alto precio por lalarga dictadura y los ocho meses de guerra civil. ITALIA. EL CASO RUBY Berlusconi niega los cargos y dice que en sus fiestas no había sexo ABC MADRID Malala, la niña atacada por los talibanes, se recupera El ex prime ministro italiano Silvio Berlusconi, de 76 años, declaró ayer ante el tribunal que le juzga que en las fiestas que organizaba en su casa no se montaban escenas de sexo. Dijo que tenían lugar a la vista de todos y que sus hijos incluso pasaban por allí a veces a saludar. Berlusconi negó haber tenido relaciones sexuales con la bailarina de origen marroquí Karima El Mahroug, más conocida como Ruby robacorazones cuando esta era menor de edad. El ex primer ministro está acusado de pagar esas relaciones con la chica con joyas y dinero. Las fiestas de Berlusconi, conocidas como bunga- bunga alcanzaron fama en Italia. El escándalo precipitó su salida del poder el año pasado. La joven activista paquistaní Malala Yousafzai, atacada por talibanes por defender la educación femenina, progresa y puede levantarse de la cama en el hospital de Birmingham (Inglaterra) donde sigue ingresada. El director del centro ha dicho que la niña, de 14 años y con un balazo en la cabeza, se recuperará casi por completo. REUTERS