Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 ANDALUCÍA SÁBADO, 20 DE OCTUBRE DE 2012 abc. es andalucia ABC Andalucía imparable El aristotélico Arenas FRANCISCO ROBLES C Ave Fénix Javier Arenas es el Ave Fénix que resurge de las cenizas de mayo que quedaron en la hoguera donde quemó su último cartucho en forma de amarga victoria queda en Galicia. Mañana puede dar un pequeño giro para hacerse de Feijoo sin dejar su marianismo confeso. En esto, como en tantas cuestiones que afectan a la médula misma de la política, Arenas tiene su punto gallego: no hay que olvidar que fue cocinero democristiano antes que fraile pepero... Este renacimiento del antiguo jefe de la derecha andaluza pasaría desapercibido si el PP contara con un candidato sólido y asentado, con un líder que gobernara el partido y fuera la alternativa que Andalucía necesita para que se dé, por fin, eso tan europeo que se llama alternancia. Pero resulta que el PP sigue sin candidato, con Zoido desdoblándose, con Carlos Rojas sin cuajar, con las eternas promesas que terminan marchitándose antes de florecer, como puede ser el caso del cordobés José Antonio Nieto. Y ahí la mera presencia de Arenas sirve para reabrir preguntas más que para cerrar etapas. Una vez descartado Arenas y Zoido, ¿Quién será el candidato a la sede de San Telmo? Pues eso... El estagirita Aristóteles sabía que la cosa pública es un veneno más poderoso que la cicuta que ingirió Sócrates, el maestro de su maestro Platón. Quien nace con la justa dosis de esa ponzoña no tiene remedio. Morirá con las botas y con los votos puestos. Jamás renunciará al atril ni a la tribuna, al cabildeo ni a la conspiración. El hombre es un animal político. Y si alguien todavía no lo cree, que le dé un repasito a la biografía de Javier Arenas. uando Aristóteles definió al hombre como un animal político, estaba pensando en Javier Arenas. El pensamiento cruza los océanos del tiempo, salva las cordilleras de los siglos, cruza las llanuras de las épocas y salva los acantilados donde rompe el oleaje de las mentalidades. El pensamiento aristotélico no entiende de razas ni de lenguas, de culturas ni de regímenes. Arenas es un animal político, y ese rasgo no lo lleva en el DNI, sino en el ADN. En el bestiario de la política, el animal que representa a este espécimen humano no es el león con su fiereza, ni el perro con la lealtad que le profesa al amo que le da de comer, ni siquiera el caballo que trota o galopa según le mande el jinete. El animal más político es el gato con sus siete vidas. El gato Arenas ya se ha dejado algunos pelos en las gateras de las derrotas electorales, pero no va a quedarse en un rincón oscuro, de la política tal vez olvidado, recubierto con el polvo del olvido. De momento ya ha reaparecido para dejarse ver, para hacerse notar, para decir en silencio una frase que podría firmar el mismo Tarradellas al que los olvidadizos de la Transición confundirán con la marca del fuet o del paté: Ya estoy aquí otra vez Arenas es el Ave Fénix que resurge de las cenizas de mayo que quedaron en la hoguera donde quemó su último cartucho en forma de amarga victoria electoral. ¿Su última bala era esa? Rotundamente no. Como le recomendó la madre al pobre Lázaro de Tormes cuando lo entregó al ciego que le abriría los ojos a la vida, Arenas sabe que ha de arrimarse a los buenos. Al final todo Error vacui Lo dice a media voz para que no se note el alcance de la confidencia: Javier se equivocó, debería haber pisado el acelerador en la campaña, y merendarse a Griñán en el debate de Canal Sur, pero siguió los designios de los expertos en Madrid que se apuntaron la victoria de Rajoy y que le insistieron en que no se dejara ver. Ha sido algo tan doloroso que yo no me he atrevido a sacarle la conversación todavía... Del horror al vacío que atormentaba a los barrocos, al error vacui de quien prefirió el vacío de un silencio planificado en los despachos a vaciarse durante la dura campaña electoral. Informes a medida Antonio López es un pintor hiperrealista que nos lleva a la confusión óptica: vemos la realidad donde sólo hay pintura. Antonio López también es el presidente de la Cámara de Cuentas y de Cuentos. Érase una vez una comisión que se hizo a la medida del presidente Griñán... Este López pinta la realidad de tal manera que es imposible distinguirla de la propaganda oficial. Si no le gusta el informe, tengo otros. Grouchismo en estado puro... Intermediarios fuera La Junta de Andalucía va a cascarles una multa a las aseguradoras que contraten lo de contratar es un decir- a intermediarios que les aseguren la contratación de una prima: no confundir con hijas, sobrinas y demás afectos. Ahora, al cabo de diez años de Lanzas dando caña, la misma Junta que endiñaba pasta fina a estos expertos del enjuague quiere terminar con el invento. Lo ha dicho Antonio Ávila, ese oráculo griñaniano, y se ha quedado tan tranquilo. Como si ellos no fueran los responsables de todo esto...