Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 CÓRDOBA Desaparición de Ruth y José SÁBADO, 20 DE OCTUBRE DE 2012 cordoba. abc. es ABC Lo que sea por no verle la cara Pasados 15 minutos de las 10.00 horas llegaba Ruth Ortiz a los juzgados de Huelva bien y con fuerzas según indicó ella misma. Afortunadamente, en ningún momento vio a José Bretón, ya que se colocó en un lugar de la sala desde el que no podía ver a su exmarido por el monitor de televisión. Tampoco Bretón la pudo ver a ella. Sus familiares, que la acompañaron en todo momento, manifestaron que se trata de un nuevo momento muy duro Ruth Ortiz, ayer, a su entrada al Palacio de Justicia de la capital onubense EFE El juicio sobre la causa de divorcio entre Ortiz y Bretón se despachó ayer en poco más de media hora; la mujer pudo poner así fin a un matrimonio basado en la dominación Una relación perversa POR J. AZCÁRATE D. D. HUELVA U na sesión rápida y sin tener que verle la cara a su exmarido y principal sospechoso de la muerte de sus hijos. En apenas 40 minutos se despachó ayer la vista en relación con la causa de divorcio entre Ruth Ortiz y José Bretón en el Juzgado de Violencia de Género de la Audiencia de Huelva. Al no tener que tratar el asunto que suele demorar más este tipo de juicios, el de la custodia y régimen de visitas de los niños, todo se desarrolló con enorme agilidad. El juzgado da por hecho que los pequeños Ruth y José han sido asesinados a tenor de los informes e investigaciones realizados con los restos óseos encontrados en la finca de los abuelos paternos en Córdoba. En la vista de ayer tan solo se abordó la administración de los bienes comunes de la pareja y el vehículo que ambos compartían. Bretón compareció por videoconferencia desde la cárcel de Alcolea por expresa petición de la abogada de Ruth Ortiz, Reposo Carrero, quien consideraba perjudicial para su cliente el traslado del preso a los juzgados de Huelva. El matrimonio, como ha apuntado en más de una ocasión la propia Ruth, estaba basado en la dominación. Bretón era celoso y controlador, de mente fría y calculadora. Y esa actitud marcó su relación con su mujer y sus hijos. En la demanda de divorcio, la letrada de Ortiz, Reposo Carrero, lo relata con pelos y señales. El deman- dado nunca ha tenido relación de apego y afecto con los pequeños, a los que siempre ha cosificado para conseguir su objetivo: permanecer al lado de la actora, que sí quiso tener hijos Pero va más allá. Reposo describe a Bretón como un varón con orientación homosexual que precisa de una mujer objeto para parecer y sentirse hombre, pues personal y socialmente no puede reconocerse con dicha inclinación sexual; de ahí su perversión y dominación en las relaciones sexuales con la esposa La demanda civil de divorcio fue presentada a principios de abril, dos semanas después de que Ruth Ortiz ratificara ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Huelva su denuncia por malos tratos psicológicos, insultos y vejaciones. En declaraciones a los periodistas a las puertas del Palacio de Justicia de la capital onubense, la letrada Reposo Carrero dijo que el proceso judicial fue fácil teniendo en cuenta su renuncia a la petición de la privación de la patria potestad porque, a su juicio, carece de sentido pues además él ni siquiera ha pedido la custodia Además, destacó que Bretón no ha hablado porque nadie le ha preguntado Sí quiso dejar claro la abogada de Ruth Ortiz que la letrada que defiende a Bretón en esta causa, Pilar González, es una excelente profesional, ha entendido la situación, no ha habido ninguna tensión y ha quedado todo zanjado. Ya no hay niños, así que por desgracia hay poco de lo que hablar Así de tajante se mostró Carrero, quien confía en la rápida sentencia que dicte el juez para romper definitivamente el vínculo matrimonial entre ambos. Ruth lo que quiere es terminar, ya que todo lo que sea juzgados y Bretón es estresante y difícil para ella aseguró. El hueso que falta Con respecto a la causa de desaparición de los niños, que se instruye en Córdoba, la abogada criticó duramente la posibilidad de que la forense policial del caso ya relevada, Josefina Lamas, eche en falta un hueso de las pruebas. Estoy harta de este asunto. Si se supone que fue la última en verlo, habrá que preguntarle a ella si lo ha perdido y que diga dónde lo puso Del posible entierro de estos huesos, Carrero dijo que espera se produzca cuando vengan del Instituto de Ciencias Forenses de la Universidad de Santiago de Compostela.