Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 19 DE OCTUBRE DE 2012 abc. es ENFOQUE 5 Alumnos a las puertas del instituto Juan de la Cierva, de Arganzuela, en Madrid JAIME GARCÍA Huelga en las aulas The Mamas the Papas JAIME GONZÁLEZ La Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) ha montado un lío de padre y muy señor mío por invertir el curso natural de las cosas: obligar a sus hijos a no ir al colegio, medida que dinamita el ciclo lógico de la vida en familia y plantea la necesidad de crear con carácter de urgencia una Confederación Española de Padres y Madres de Padres y Madres de Alumnos para que sean los abuelos quienes impongan un poco de senecta cordura en este país, que- -como somos pocos- -está pidiendo a gritos que paran las abuelas, un alumbramiento desde la experiencia que ponga fin a tanta falta de luces. ¿Cuándo se rompió el último eslabón de la cordura? ¿En qué momento papá y mamá perdieron el oremus? Seguramente, los más viejos asistan al espectáculo desde el convencimiento de que sufrimos una irreversible decadencia, cuyos síntomas cursan en una secuencia delirante: los padres se agrupan en una confederación para quebrar los cimientos de cualquier modelo educativo: ese que consiste en que los niños se levanten para acudir a la escuela, primer acto del día en cualquier parte del mundo, un fenómeno básico de la denominada biología social. La huelga de la Ceapa es una medida reactiva, pura involución, como si las madres les negaran el pecho a sus hijos en protesta por la factura del parto. No nos engañemos: el problema de fondo es una cuestión de principios, porque a algunos les parece una injusticia insoportable que los hogares españoles tengan que hacer frente a una media de 700 euros al año por estudiante en la enseñanza pública secundaria, según datos del INE, pero no les conmueve el dato de que el gasto medio anual en ocio de los hogares españoles alcance, según datos del INE, los 750 euros por persona. Lo que cubre el Estado- -que somos todos, incluso los papás y mamás que no formamos parte de la Ceapa- -supera el 90 por ciento del total del recibo del colegio: 7.500 euros por alumno en la Educación Pública Secundaria, mil euros más al año que la media de la UE. ¿De qué estamos hablando? El problema de la educación pública en España no es de inversión, sino de rentabilidad de conocimientos. A la Confederación de Padres y Madres de Alumnos debería preocuparle que lo que se gasta el Estado en la educación de sus hijos no se traduzca en resultados, porque ese es el verdadero drama. Y obligándoles a que se queden en la cama, pasaremos a la historia por ser el único país del mundo en el que, de tanto progresar para atrás, las madres les negaron el pecho a sus hijos mientras reivindicaban que las ubres resecas del Estado no dejaran nunca de dar leche. SOCIEDAD