Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 5 DE OCTUBRE DE 2012 abc. es ABCdelOCIO 69 la de Bill Clinton, que tomó unas decisiones muy malas... y otras bastante buenas. ¿Se reunió con verdaderos tiburones financieros? ¿Qué aprendió de ellos? -Que tienen un extremo sentido de la confianza en sí mismos. Estos tíos van de frente, son claros, es impensable que puedan fallar. La otra cosa destacable que aprendí es que están contentos. ¡Disfrutan de su trabajo! Lo ven como un juego enormemente divertido. De villanos y hombres No creo en los malos arquetípicos. Veo a mi personaje con una energía parecida a la de Bill Clinton -Recuerdo una fotografía de mi abuelo con mi edad. ¡Me parecía una criatura anciana! y quizá yo también parezco ahora un anciano, pero no me siento así. Todavía juego al baloncesto con mis hijos. Mi padre tiene 90, y hablamos sobre cómo puede mantenerse joven. Es cuestión de recibir siempre información nueva; en cuanto paras y te estableces en la rutina, todo se deteriora. Entrando y saliendo ¿En qué es mejor Richard Gere ahora que antes? -Una cosa que creo que es más fácil ahora: entrar y salir de los personajes. Ese proceso es mucho más fluido en estos momentos que en el comienzo de mi carrera. ¿Qué piensa que va a ocurrir en las elecciones de noviembre en Estados Unidos? -Pinta muy bien, parece que Obama va a ser reelegido, y espero que su proceso de reelección le ayude a ser el presidente que queríamos que fuese hace años. ¿No se siente decepcionado con su mandato? -Sí, claro. Aunque no lo suficiente como para votar a la otra parte. Obama podría haber hecho más, se esperaba más de él, pero ha tenido una oposición fuera de lo común. El otro partido, que representa al 50 del país, se niega a que Obama tenga éxito en nada. Pero es el presidente de los Estados Unidos, tiene que encontrar la manera de hacerlo. Hasta ahora no lo ha conseguido en muchos asuntos, y tampoco ha explicado al pueblo americano por qué no ha podido. -Estamos viviendo una época de protestas en la calle por la crisis. ¿Está a favor? ¿A favor de qué? ¿De que la gente se exprese? Absolutamente. Pero no violentamente. La violencia nunca ayuda. Pero expresar los sentimientos es lo más importante de este mundo. ¡Incluso en China, el país más represor! Su presupuesto para vigilancia es más alto que el presupuesto militar. Amabilidad y Tercer Reich ¿Es capaz entonces de ver el lado humano de Wall Street? ¡Claro! Nunca me he encontrado a nadie en quien no pudiera encontrar un lado humano. No creo que haya muchos monstruos. Incluso en el Tercer Reich, cuando esas personas se iban a casa, eran amables con sus hijos. Honestamente, creo que hay gente que comete graves errores, que generan sufrimiento entre la gente, pero no creo que haya monstruos. ¿Tiene usted debilidades? ¿Comete errores? -Cómo no. Me gusta viajar bien y comer bien, y prefiero que la gente me sonría cuando voy por la calle. ¡Claro! Todos somos iguales, buscamos la felicidad y evitamos el sufrimiento. ¡Pero la diferencia no la marca el dinero! Si hablas con alguien que tiene dinero, te dice que un millón de dólares no da la felicidad. Sí que su hijo vuelva a casa con buenas notas. -Comparte pantalla con Susan Sarandon. ¿Cómo ha sido trabajar con ella? -Susan es dura, salta a la vista, es muy dura. Tiene la misma cualidad que mi hermano. Sigue y sigue insistiendo. Al final dices: Vale, lo que tú quieras Susan tiene esa cualidad, la de insistir e insistir. Y siempre está al servicio de su personaje y de la historia que se está contando. -Su personaje cumple 60 años en la primera escena... Y Richard Gere, ¿cómo lo lleva? Charlie Sheen, al acecho ABC Susan Sarandon Encarna a la fiel esposa del tiburón, quien la engaña con una bella francesa (Laetitia Casta) Platoon Vietnam según Oliver Stone, este domingo con ABC J. C. A Tim Roth Es el detective de policía que sigue el rastro del protagonista cuando la cosa se descontrola. Miserias de un pobre rico EL FRAUDE Dirección: Nicholas Jarecki. Con: Richard Gere, Susan Sarandon. os ricos y poderosos no están de moda (se lleva mucho más el look sanchezgordillo) por eso es revelador que a un personaje como Robert Miller, sinvergüenza, sin conciencia y podrido de dinero, lo encarne un actor como Richard Gere, probablemente el único capaz de ensamblar sin junturas un canalla atractivo. La película que dirige el escritor Nicholas Jarecki nos presenta al personaje en plena caída económica, familiar y ética, y el máximo inte- L rés del argumento consiste en verlo tapar los agujeros de una presa que amenaza con romperse: la empresa, la mujer, la amante, la hija, la policía... Porque la trama esencialmente erótico- económica se adorna con otra policial, dándole más profundidad a la intriga y permitiéndole a la historia presentar su mejor fleco, el único personaje que no es completamente despreciable y que conserva algo parecido a una pizca de moral: el joven negro que ha de elegir entre sí mismo o devolver una deuda no firmada con el que fuera jefe de su padre. ¿Por qué recurres a alguien como él? le pregunta a Miller su abogado, y este le contesta en lo que es la mejor frase de la película: Porque no es como nosotros En ese enjambre de intereses y mezquindades, Jarecki deja muy poco aire limpio para que respiren sus personajes, pero al menos le permite a este una bocanada, e incluso lo contrapone contra ese saquito de inmundicia social que tiene el policía que interpreta exóticamente Tim Roth. Richard Gere es el gran jefe de la función y levanta a Robert Miller de un modo menos perverso y mefistofélico que Michael Douglas a su Gordon Gekko; Miller tiene conciencia, aunque no se pare a escucharla. Y es digno de ver cómo Susan Sarandon construye un tópico la esposa engañada pero atenta con la doblez y la astucia de una leidimacbeth maternal. El resultado es una película muy entretenida, cristalina en su fondo y muy lujosa en su forma, aunque no nos diga nada que no sepamos: ¡estos ricos... OTI RODRÍGUEZ MARCHANTE ún con los tambores Salvajes de su último estreno resonando en la cartelera, ABC ofrece este domingo 7, por solo un euro, una de las mejores películas de Oliver Stone: Platoon Corría el año 1986 y el neoyorquino ya se había hecho un nombre como guionista merced a los libretos de El expreso de medianoche (Oscar incluido) Conan, el Bárbaro y El precio del poder aparte de debutar en la dirección con la inquietante La mano (1981) Pero Stone ya tenía clara su vocación de Pepito Grillo de la sociedad americana, golpeándola donde más le dolía: la guerra de Vietnam. Así, en la primavera del 86 estrenó Salvador un brillante ensayo general para su bomba de destrucción masiva que tenía preparada para la cartelera navideña: Platoon Volcando toda su metralla y hiel como veterano de la contienda, incrusta al espectador en la primera línea de batalla para que comparta las experiencias y temores de un pelotón enviado a lo más crudo de la frontera con Camboya. Charlie Sheen, Tom Berenger, Willem Dafoe, Kevin Dillon, Forest Whitaker y un jovencísimo Johnny Depp son algunos de los peones de un escenario magistralmente recreado, tanto que mereció cuatro Oscar con galones: película, director, montaje y sonido. Aún con la espina clavada y sangrante, Stone rodaría dos filmes más sobre Vietnam: Nacido el 4 de julio (1989) y El cielo y la tierra (1993) Pero la pegada visual y emocional de Platoon seguiría retumbando durante años.