Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 5 DE OCTUBRE DE 2012 abc. es sociedad SOCIEDAD 59 En junio de 2011, visiblemente muy delgado, hizo un paréntesis en su baja médica para presentar un nuevo concepto: la información en la nube REUTERS Su discurso de graduación en Standford en 1954 se considera un ejemplo de oratoria REUTERS Apple lidera el mercado, aunque su imagen flaquea MARÍA PICATOSTE CORRESPONSAL EN NUEVA YORK En estos 12 meses la compañía de la manzana ha continuado avanzando a todo gas como empresa, batiendo récords de ventas y alzándose como la compañía mejor valorada y más valiosa del mundo. Pero, frente a su espectacular rendimiento financiero, algunos opinan que la imagen icónica de Apple está perdiendo fuelle y que, sin Jobs, se está convirtiendo en una empresa tecnológica cualquiera. En 2012 Apple ha conseguido unos resultados brillantes. Bajo el auspicio de Tim Cook, quien tomó el testigo a Jobs, ha crecido en el último trimestre un 23 Además, en el mismo periodo, la compañía de Cupertino ha vendido 26 millones de iPhones, 17 millones de iPads y 4 millones de ordenadores. Estos extraordinarios números consiguieron dar a Apple el impulso para terminar con un sprint su escalada hacia la cima de los mercados. Y es que ha sido en el primer año de ausencia de Jobs cuando Apple se ha convertido El genio Jobs, en la presentación del nuevo Mac Book Air en 2008 AP en la empresa de propiedad privada más valiosa de la historia, superando por primera vez el récord establecido por Microsoft en 1999. El 20 de agosto las acciones de Apple alcanzaron los 665,15 dólares por acción, lo que hizo que el valor de la empresa ascendiera hasta los 623.520 millones de dólares. Wall Street, donde la muerte de Jobs hizo cundir la preocupación, no hubiera podido imaginar que Cook y su equipo rebatirían con contundencia sus miedos. Cook incluso se permitió en marzo hacer algo que terminó de encandilar a los inversores: repartir dividendos, algo que la cúpula de la compañía Jobs en concreto se había negado a hacer desde 1995. Pero, a pesar de estos logros, la empresa también ha encontrado baches. Las condiciones laborales de los empleados de las fábricas de iPads en China o el reciente mapgate han sido algunos de ellos. Aún así, el contratiempo más polémico ha sido el litigio millonario contra Samsung por haber violado diversas patentes. Aunque la compañía de la manzana ganó, el juez reconoció que los productos de Apple y Samsung eran esencialmente indistinguibles. blets) está poniendo en serio peligro el liderazgo del televisor como dispositivo rey del hogar. La forma de consumir contenidos audiovisuales ha cambiado por completo, y la TV no puede quedar al margen de esa realidad. Una nueva revolución En cierto modo, la situación recuerda a la del sector de la telefonía móvil justo antes de la aparición del primer iPhone. Cada fabricante de televisores intenta imponer su criterio y sus propias soluciones, incompatibles (por lo general) con las de los demás. Exis- te ya, es cierto, toda una nueva generación de smart TV (televisores inteligentes) capaz de conectarse a internet y descargar contenidos, de reproducir las imágenes y vídeos que podamos tener en el móvil o el tablet, de descargar y ejecutar aplicaciones... Pero estas novedades están llegando al mercado como piezas separadas de un rompecabezas que los consumidores no terminan aún de comprender. Todo parece maduro, pues, para un nuevo campanazo de la marca de la manzana. Algo que aúne las necesidades crecientes de los consumidores y que se convierta en un estándar seguido por todos. Y si bien es cierto que el propio Jobs trabajó mucho en el proyecto de esta nueva Apple TV también lo es que su muerte prematura le impidió verlo realizado. Su lanzamiento, pues, sería exactamente lo que Tim Cook necesita para empezar a construir su propio legado. Y para demostrar que es capaz de lanzar una nueva categoría de productos con la misma solvencia de su predecesor. En la situación actual, y en vista de los resultados de la compañía, Apple tiene garantizado su futuro para, por lo menos, los próximos diez años. Pero su competencia ha aprendido de las anteriores lecciones y no está dispuesta a permitir que los de Cupertino vuelvan a dejarles con un palmo de narices. Marcas como Samsung, Sony, HP o LG han conseguido ya, como mínimo, recuperar su desventaja inicial en el terreno de los móviles y los tablets. Y todo indica que no se dejarán sorprender de nuevo. El desafío de Tim Cook, pues, es doblemente difícil. Y tendrá que afrontarlo en soledad, y sin saber qué habría hecho Steve Jobs, si aún estuviera entre nosotros.