Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 ESPAÑA Elecciones 21- OCT VIERNES, 5 DE OCTUBRE DE 2012 abc. es españa ABC País Vasco perfil de electores de la tercera edad o jubilados, razón por la que Ortuzar aludió al compromiso de su partido por garantizar las pensiones durante su alocución ante un centenar de simpatizantes, con los que departió en euskera, compartió un menú de alubias con tocino y vio el Teleberri el Telediario de ETB. También el PP ha activado la campaña de información del voto por correo el plazo culmina el próximo día 11 para los comicios vascos y gallegos, utilizando su vasta red de oficinas en la Comunidad Valenciana. Se trata de ayudar y facilitar el voto a quienes viven fuera explican desde el partido de Antonio Basagoiti, quien hace cuatro años estuvo, al igual que Patxi López, en Benidorm. Esta vez será la candidata por Álava MariMar Blanco la que acuda en representación de los populares a la Comunidad Valenciana. Además del acto previsto el viernes en la capital del Turia, tenía planeada una visita a Murcia, suspendida por el desastres de las inundaciones de la semana pasada, y a Málaga, donde también reclamará el voto para el PP. Los partidos buscan apoyos en en otras provincias, como Alicante, donde hay hasta un batzoki A la caza del voto vasco en Benidorm ABC Vizcaínos en Castro El PSE tiene igualmente una oficina electoral abierta en Benidorm y en Castro, ciudad cántabra próxima a Bilbao donde residen numerosos vizcaínos. Hasta allí se desplazó hace dos semanas el exconsejero de Interior del Ejecutivo de Patxi López y actual director de campaña de los socialistas, Rodolfo Ares. Quien no hará campaña fuera del País Vasco será la coalición Euskal Herria Bildu (EHBildu) como tampoco UPyD, según confirmaron fuentes de ambas candidaturas a ABC. Del total de 1.148.000 electores en los pasados comicios autonómicos, 42.900 utilizaron la vía de voto por correo y 10.440 lo ejercieron desde fuera de la Comunidad Autónoma. I. REYERO BILBAO L a diáspora vasca no podrá votar en los próximos comicios autonómicos, a la espera de que las Cortes tramiten la reforma de la ley electoral emprendida por el Gobierno para dar voz a quienes dejaron su tierra por la amenaza de ETA. Con todo, metidos ya en campaña para el 21 de octubre, los partidos vascos trasladan su estrategia electoral más allá de Euskadi, a la caza de la papeleta de aquellos que, estando empadronados en casa, residen en tierras más cálidas durante buena parte del año. Es el caso de Alicante, donde se estima que entre 6.000 y 8.000 vascos tienen fijada su segunda residencia, y más concretamente en Benidorm, donde el PNV abrió en 2003 un batzoki (sede) permanente, en la conocida como calle de los vascos repleta de bares de pintxos y restaurantes de cocina vasca. Lo cierto es que se trata de la única sede social que el partido nacionalista tiene abierta fuera del País Vasco, sin contar con la de Madrid o México D. F. Benidorm es una plaza muy fuerte para nosotros y es habitual que en cada campaña nos vengamos por aquí afirman desde el PNV, conscientes de la importancia de arañar aunque sea un puñado de votos que pueden resultar cruciales en el balance final. En concreto, en las pasadas elecciones autonómicas celebradas en 2009, una decena de sufragios en el re- cuento del voto por correo inclinó el último escaño en Álava a favor del PSE, que ganó así un representante decisivo para el Gobierno de Patxi López. Arriba, una calle de Benidorm; sobre estas líneas, Ortuzar inaugura un batzoki en esta localidad alicantina presidente del PNV de Vizcaya. Históricamente, la gran mayoría de los vascos que residen aquí son de la provincia, entre Bilbao y Urdaibai, que pasan temporadas como el otoño en su segunda residencia apuntan las mismas voces. Se trata en concreto de un Euskera y alubias Según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística, 901 de los votos emitidos por correo llegaron desde Benidorm en 2009. Hasta la ciudad levantina del sol y los rascacielos se desplazó este miércoles Andoni Ortuzar, Partidos necesarios POR EDUARDO SAN MARTÍN E n estos días de ira en que se buscan víctimas propiciatorias a las que sacrificar en el altar de la desesperación popular resulta temerario salir en defensa de los partidos, esos chivos expiatorios siempre a tiro que sirven, sobre todo en situaciones ruinosas como la presente, para enmascarar las responsabilidades de otros y justificar las propias. Pero si no temerario, sí extravagante. Y más si el alegato lo firma una publicación británica maestra en ironías. Pero no, va en serio. The Economist que se ocupa de muchas otras cosas más que de airear las miserias económicas de España, ha roto una lanza en favor de los partidos cuando lo fácil resulta apuntarse al linchamiento. A ellos cabe mucha culpa (no toda) de su inexorable sangría de afiliados, pero siguen siendo insustituibles para articular elecciones y cambiar gobiernos, algo que resultaría casi imposible en un sistema basado en independientes Como los periódicos, su importancia no ha disminuido en proporción a la de sus suscriptores Se trata de hacer más con menos: los nuevos sistemas de comunica- ción y relación excusan esos aparatos burocráticos que se han convertido en un fin en sí mismos y que son los que provocan la irritación y el alejamiento de los ciudadanos. Ahora que comienza la campaña vasca es oportuno recordar además que, frente a tantos políticos de partido venales, existen muchos otros que se han jugado la vida por mantener una parcela de representación política, y que sin la acción, a veces heroica, de algunos de ellos, las opciones que representan se habrían desvanecido en la marginalidad. Y en vísperas de las elecciones gallegas, Feijóo tendría que considerar que no se defiende el prestigio de los partidos avergonzándose de unas siglas que le han llevado al poder. En otras elecciones, ese recurso oportunista dejó aun más en evidencia a los candidatos socialistas.