Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 5 DE OCTUBRE DE 2012 abc. es opinion OPINIÓN 17 VIC EL DEDO EN EL OJO MARIO FLORES LA QUERELLA COMO SÍNTOMA Griñán ha debutado como querulante al sentir agraviada esta tierra que dice que gobierna XISTE una variedad singular de la paranoia que lleva por apellido el de querulante La paranoia querulante fue descrita por Oswald Bumke, un neuropsiquiatra alemán que poco podía imaginar que, casi un siglo después, aquella psicopatología que tanto se afanó en estudiar, causaría estragos en los gobernantes de una región europea situada al sur de España (el origen alemán del científico no deja de ser una casualidad) Esta variante de psicosis produce en la persona afectada una desazón constante motivada por la idea delirante de que uno está siendo injustamente perjudicado en sus intereses y perseguido por alguna instancia. Ello motiva una especie de pasión quejosa que hace que la persona se embarque en una frenética interposición de querellas, pleitos y escritos dirigidos a la autoridad. Bumke sostenía que la personalidad narcisista del individuo padeciente sustentaba el malestar derivado de la incapacidad del mismo para soportar un ataque a su persona. Y tanto es el patológico afán del maníaco querulante que olvida ocuparse de sus propias responsabilidades y fracasa en el gobierno de su propia vida. La paranoia querulante, además, tiende a encontrar eco en las personas cercanas al paciente, de modo que éstas se pueden sumar a la esperpéntica cruzada y verse envueltos en el disparate; se producen entonces los delirios compartidos o, dicho de modo más fino, una suerte de Folie à deux. La descripción ofrecida conduce melancólicamente a Griñán. Nuestro virrey andaluz ha debutado como querellante compulsivo al sentir agraviada esa tierra que dice que gobierna: la misma semana que el Gobierno central ofrece a Andalucía un anticipo de mil millones de euros va Pepe y anuncia un recurso de inconstitucionalidad contra los Presupuestos Generales del Estado. Según él se incumple el estatuto al no asignarse la cantidad proporcional al peso de su cortijo, aunque nada decía ante desmanes similares cuando el Gobierno central era de su cuadrilla. Es éste el cuarto recurso que interpone contra el Gobierno de Madrid en cinco meses. Y tan afanado está en su delirio querellante que se ha olvidado del gobierno de su propia casa. Después de seis meses de las elecciones andaluzas las medidas urgentes de calado adoptadas por Griñán y su partida han sido más bien escasitas Ahora bien, a estos no hay quien les gane a la hora de repartir cargos o cuando de incluir alguna que otra ermita en el Catálogo de Patrimonio se trata. El narcisismo del personaje le produce un notable sufrimiento porque vive como una afrenta personal que el Gobierno central sea de signo distinto al suyo. Y del Folie à deux, ¿qué podemos decir? No digamos nada: sólo quedémonos con la cara desencajada de Mario Jiménez querellándose en Córdoba ante un micrófono hace pocos días. Y otros muchos siguen su ejemplo... E Ayuda de emergencia y desarrollo a Honduras por el huracán Mitch, gracias a la cual se hermanaron los cuerpos de bomberos de Choloma (Honduras) y Córdoba. Si bien este nuestro gobierno municipal parece que no valora adecuadamente nuestro trabajo, el prestigio del Servicio de Bomberos se hizo patente cuando la Agencia Española de Cooperación Internacional, de entre todos los bomberos de España, eligió precisamente a los de nuestra ciudad para ir en misión de ayuda médica y de rescate al tsunami de Indonesia en la isla de Sumatra. SERVICIO DE EXTINCIÓN DE INCENDIOS Y SALVAMENTO DEL AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA el espejo de una legislatura bien o mal administrada. Los resultados servirían para desenmascarar a muchos políticos mesiánicos y mostrar su incompetencia, de tal forma a muchos que se creen mas que nadie la ciudadanía les indique que el mejor camino a seguir es el de su vuelta a casa. La ausencia de una regulación de sueldos, asignados arbitrariamente, precisa de una clara exposición, para valorar a dónde llegan sus abusos. Y que no nos vengan a decir de nuevo que esto es el chocolate del loro. Ni el loro tiene por qué comer chocolate ni Piolín vivir en Madrid en una jaula de oro. FRANCISCO MATEO BARCELONA FE DE ERRORES En la edición de ayer, página 28, se dice el PP recuerda al edil de Cultura que no se abstuvo en 2007 en el proceso al que concurrió un familiar cuando se trata del edil de Hacienda de Lucena. En la misma página, Expoguadiato se celebra del 2 al 4 de noviembre, y no en octubre como aparece en el titular. Pueden dirigir sus cartas y preguntas al director a: Por correo: C San Álvaro, 8, 1 3. 14003 Córdoba Por fax: 957 496 301. Por correo electrónico: cartas. cordoba abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Balances honorables Lo deberían hacer obligatoriamente todos los presidentes al terminar su periodo de mandato, por lo que no estará de más que el señor Mas, en sede parlamentaria, presente un balance de su gestión, con el debido detalle de ingresos y gastos, la procedencia de los primeros y el destino de los segundos, especialmente las partidas referidas a los sueldos de la clase política de la autonomía. La clase política debe tener muy en cuenta que ha sido elegida para, primordialmente, administrar los bienes de los ciudadanos, sus impuestos, por lo que estos deben ser utilizados con la debida prudencia y mesura. Rendir cuentas ante el pueblo no es solo un deber, sino es Lo más leído La detención del joven que quería atacar la Universidad de Baleares; las amenazas hacia la oposición del líder del grupo paramilitar venezolano y partidario de Chávez; y la forma de conseguir un piso sin hipoteca en Madrid, fueron algunos de los temas más comentados ayer. Steve Jobs Hoy se cumple un año de la muerte del corazón de la manzana El padre de Apple fallecía dejando a la compañía preparada para andar sola, pero su sombra sigue presente. En ABC. es, especial despliegue por el primer aniversario de su fallecimiento Steve Jobs