Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 5 DE OCTUBRE DE 2012 abc. es ENFOQUE 5 Los imputados tras la manifestación del 25- S celebran el auto del juez Pedraz a las puertas del juzgado ÁNGEL NAVARRETE Carpetazo de Pedraz al 25- S Doy fe JAIME GONZÁLEZ Se concluye, pues, que las convocatorias origen de estas diligencias no suponen comisión de delito alguno, y con ello que ninguno de los imputados en la presente causa, como otros identificados inicialmente como posibles partícipes de la convocatoria, ha cometido delito alguno Y tras concluir, el Ilmo. Sr. D. Santiago J. Pedraz Gómez, magistrado- juez del Juzgado Central de instrucción número Uno, dispone: Decretar el archivo de las presentes actuaciones al no ser los hechos constitutivos de infracción criminal Termina el auto con un solemne Doy fe y los imputados en la presente causa lo celebran en las puertas del juzgado. Pues bien: doy fe de que ya he visto esta película. Me la sé de memoria. Y concluyo, pues, que hay algo en el guión que me inquieta: la manera que tiene de concluir el Ilmo. Sr. D. Santiago J. Pedraz Gómez, que se diría que los hechos y sus once razonamientos jurídicos han de plegarse al final: Decretar el archivo de las presentes actuaciones Que es como si el productor David O. Selznick hubiera obligado a George Cukor a adaptar al cine la novela de Margaret Mitchell para que Lo que el viento se llevó alcanzara el clímax en el momento justo en que Scarlett O Hara (Vivien Leigh) le pregunta a Rhett Butler (Clark Gable) ¿Adónde iré? ¿Qué haré? A lo que él responde: Francamente, querida, me importa un bledo Frankly, my dear, I don t give a damn Pedraz, salvando las distancias, es Rhett Butler respondiendo a la Justicia. ¿Adónde iré? ¿Qué haré pregunta ella. Y, sin inmutarse, él contesta al final de la película: Decretar el archivo de las presentes actuaciones que es la manera que tiene el juez de decir francamente, querida, me importa un bledo que algunos de los presentes en la manifestación alrededor del Congreso de los Diputados pretendieran ocuparlo. Sostiene Pedraz que rebasar o pretender rebasar el perímetro de seguridad no implica querer entrar y divaga sobre el significado de invadir y penetrar para terminar con el clásico al no ser los hechos constitutivos de infracción criminal Se concluye, pues, que el auto en el que el juez dispone decretar el archivo de las presentes actuaciones termina como siempre: Frankly, my dear, I don t give a damn Ya he visto esta película. Doy fe.