Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 30 DE SEPTIEMBRE DE 2012 abc. es cultura CULTURA 95 Quién era quién Marqués de la Vega- Inclán (1858- 1942) Fundador del Museo Romántico, creador de las Casas del Greco y Cervantes, político con responsabilidades en la dictadura de Primo de Rivera, patrono del Prado, su biografía en favor de las artes deberá incluir gracias a esta investigación sus actividades en la compraventa de obras de arte de los grandes pintores de la escuela española. Ricardo de Madrazo (1851- 1917) Trabajó para los Havemeyer y Huntington. Destacado miembro de la saga de pintores, él y su hermano Raimundo ofrecieron a la Hispanic obras de la colección de la viuda de Fortuny, incluyendo Goyas, Mazo, y piezas de los duques de Lerma y los marqueses de Narros, como algún Velázquez. Sus ventas eran ajenas al mercado. José Pijoan (1881- 1963) Prestigioso historiador del arte, fundador del Institut d Estudis Catalans y militante del noucentisme, autor de Summa Artis y profesor en Canadá y EE. UU. Fue asesor de Huntington y también le recomendó la compra de numerosas obras de arte español. Recolectó piezas para el Museo de Cataluña y catalogó fondos de la Hispanic Society. NEEL FOTO estrecho colaborador de Huntington, y agente suyo sobre todo en París y Londres, adonde llegaban también innumerables piezas del patrimonio español. Le recomendó comprar piezas que sabía que completarían la colección de su mecenas. Pocos meses antes de la guerra civil, desde España, Pijoan escribe a Huntington tras un encuentro con un anticuario que le ofrece textiles y bronces. Raimundo y Ricardo de Madrazo ofrecieron a Huntington dibujos de Goya, algún manuscrito de Lope de Vega y lienzos de Mazo, siempre tratando de hacerlo entre bambalinas, fuera del mercado oficial En Castilla y Andalucía, el coleccionista recibía piezas desde fíbulas de oro a azulejos moriscos, incluso una oferta por el patio del Castillo de Vélez Blanco, por prestigiosos funcionarios y académicos correspondientes. Incluso de nobles en situación precaria. Hubo un anticuario, Raimundo Ruiz, que acabó organizando almonedas en Nueva York adonde hacía llegar obras del patrimonio, saltándose toda ley. Las autoridades ordenaron detener en 1926 un barco en Burdeos, el Chicago Ruiz había solicitado permiso para exportar 613 de objetos artísticos, pero se las había ingeniado para cruzar la frontera y realizar el envío, con ayuda de anticuarios franceses y americanos. Más de 4.500 objetos incluyendo un Greco, 12 pinturas, una sillería de coro, varias esculturas... Socias opina que la falta de conciencia de la clase dirigente y la presión compradora de grandes coleccionistas se unió a la mala situación económica. Su investigación aporta aspectos absolutamente desconocidos por la sociedad y que han permanecido en la penumbra y entre densas nieblas Y opina que el mercado del arte tiene aún la misma iluminación. Arthur Byne (1884- 1935) El mayor expoliador que vio nuestro país, trabajó para Hearst, y colaboró con Huntington. Monasterios, portadas de iglesias, castillos, artesonados (80) miles de pinturas, esculturas y piezas arqueológicas... nada se le resistió. Pingües beneficios para alguien a quien España condecoró como hispanista.