Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 SOCIEDAD DOMINGO, 30 DE SEPTIEMBRE DE 2012 abc. es sociedad ABC debía trabajar más, cuando la realidad es que en España se trabaja mucho, duramente y con horarios que resultan mucho más extensos que los de Alemania, a pesar de nuestros propios estereotipos De lejos y de cerca SUZANNE DALEY CORRESPONSAL DEL NEW YORK TIMES Sobre todo, explicar Tom Burridge, corresponsal de la BBC con base en Madrid, explica que desde el momento en que la economía española es la cuarta más importante de Europa, todo lo que está pasando en este país interesa a nuestra audiencia tanto en Gran Bretaña como en el mundo En su opinión, no se puede equiparar a España con Irlanda, Portugal o Grecia. Con la experiencia de haber trabajado en Washington, Burridge considera que mi trabajo como corresponsal en España consiste precisamente en explicar diferencias, profundizar, evitar los estereotipos y no limitarme a dar noticias Con insistencia en que trabajando para la BBC no se nos ocurriría nunca decir que todos los problemas son iguales, por mucho que estén vinculados Fiona Govan, corresponsal del Daily Telegraph argumenta que en estos momentos España es ni más ni menos que la clave sobre el futuro del euro y todo el mundo está pendiente de cómo va a evolucionar la situación en los próximos meses Desde su punto de vista, entiendo, por ejemplo, la frustración en torno a las imágenes que han circulado por todo el mundo sobre los disturbios de esta semana en Madrid, pero nadie se debería obsesionar con la cobertura de la prensa internacional, porque si uno lee cada día los periódicos españoles va a encontrarse con las mismas historias negativas Por supuesto que no existe una campaña contra España, país al que amo y que me parece maravilloso HANS- GÜNTER KELLNER CÍRCULO DE CORRESPONSALES Hay que superar los tópicos, como cuando Merkel dijo que el sur de Europa debía trabajar más, cuando la realidad es que en España se trabaja mucho TOM BURRIDGE CORRESPONSAL DE LA BBC Mi trabajo como corresponsal en España consiste precisamente en explicar diferencias, profundizar y evitar los estereotipos FIONA GOVAN CORRESPONSAL DEL DAILY TELEGRAPH Nadie se debería obsesionar con la cobertura de la prensa internacional, porque si uno lee cada día los periódicos españoles va a encontrarse con las mimas historias negativas La importancia de una buena reputación POR CARLOS ESPINOSA DE LOS MONTEROS ALTO COMISIONADO DEL GOBIERNO PARA LA MARCA ESPAÑA spaña ha ocupado esta semana mucho espacio en la prensa internacional. Y no precisamente resaltando cuanto de bueno nuestro país ofrece al mundo. Es cierto que vivimos momentos difíciles, con problemas económicos serios, que tendremos que solucionar con el esfuerzo de todos. No son solo los problemas que podamos tener los españoles lo que pueda determinar la imagen de nuestro país en el exterior. Problemas tienen hoy en día todos los países, pues la crisis en que estamos inmersos afecta en mayor o menor medida a todo el planeta. Lo que sí que importa a efectos de nuestra imagen es cómo se afrontan los problemas. Hay que mostrar unión, voluntad, capacidad de sacrificio y de- E terminación para intentar solucionarlos. España mantiene una buena y envidiable reputación en el exterior. Ocupar el puesto 16, entre doscientos países, y en el índice del Reputation Institute se pone de manifiesto. La cuestión es saber si nos damos cuenta los españoles de qué importancia tiene la imagen y de cuánto nos jugamos en este tema y si actuamos en consecuencia. Una buena reputación significa más dinero para el país, dicen, con razón, los expertos. Ser percibidos como un país acogedor, hospitalario, de orden, respetuoso con las leyes, lo hace atractivo para los inversores, los turistas, las empresas, los que nos financian, etc... y todo eso se cuantifica y se tra- duce en mayor renta, más empleo, más prosperidad, en definitiva. Credibilidad, admiración, cultura, historia, respeto y afinidad son algunos de los valores que las personas consideran a la hora de construir la imagen de un país. Y en muchos de estos valores España tiene fortalezas significativas, aunque con frecuencia no hayamos podido o sabido transmitirlas en la misma medida que otros países. Por orgullo, por pudor o por falta de práctica no hemos sido nunca buenos vendedores de lo nuestro. Para poder vender en el exterior nuestras fortalezas y ventajas competitivas, tenemos primero que conocerlas, asimilarlas e interiorizarlas nosotros mismos. Solo cuando sintamos nuestro país como algo propio y desa- Para poder vender en el exterior nuestras fortalezas, tenemos primero que interiorizarlas rrollemos un orgullo de pertenencia, mejorando nuestra autoestima, estaremos en condiciones de ser buenos vendedores de él. El objetivo prioritario y fundamental del Comisionado para la Marca España es contribuir a mejorar la imagen de nuestro país destacando todo lo positivo que produce y lo caracteriza, coordinando y apoyando la labor que desde tantos ámbitos ya se realiza para promocionar a España. Nuestra red de representaciones en el extranjero constituye un vehículo importante para la difusión de esta información. Pero en el mundo actual resulta también imprescindible hacer el mejor uso posible de los medios de comunicación y redes sociales de todo tipo que las modernas tecnologías han puesto a nuestra disposición. Al aplicarnos a esta tarea, queremos llegar no solo al amplio y variado público extranjero, sino también a nuestros propios conciudadanos, que deben ser los primeros en conocer, asumir y apreciar nuestro enorme potencial. Si creemos en nosotros mismos, habremos recorrido ya gran parte del camino.