Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 INTERNACIONAL DOMINGO, 30 DE SEPTIEMBRE DE 2012 abc. es internacional ABC PERÚ Los Fujimori piden a Humala que libere al expresidente PAO UGAZ CORRESPONSAL EN LIMA Keiko Fujimori, la hija del expresidente de Perú, Alberto Fujimori, y excandidata a la presidencia peruana, afirmó que su familia solicitará al Gobierno de Ollanta Humala el indulto humanitario de su padre, sentenciado a 25 años por delitos de lesa humanidad, secuestro agravado y corrupción. Por pedido de sus cuatro hijos, y a pedido de muchísimas personas, incluso que van más allá del fujimorismo, se ha tomado la decisión de que en los próximos días se presentará el pedido de indulto por razones humanitarias para mi padre señaló Keiko Fujimori en la puerta de la clínica San Felipe de Lima. En abril de 2007, Alberto Fujimori fue condenado a 25 años por ser autor mediato en la creación y prohijamiento del grupo Colina, que se creó dentro del Ejército y que realizó asesinatos extrajudiciales en Barrios Altos y la Universidad La Cantuta. También fue condenado por corrupción y por el secuestro del periodista Gustavo Gorriti y el empresario Samuel Dyer. Al respecto, la investigadora del WOLA y de la Universidad George Mason Jo- Marie Burt aseguró a ABC que la ley peruana es clara. No se puede aplicar el indulto a quien fuera condenado por secuestro agravado, como es el caso del expresidente Fujimori La comunidad de derechos humanos en el Perú ha señalado que si hay evidencias claras y creíbles de enfermedad terminal, únicamente en este caso se podría aplicar el indulto humanitario. De no ser así- -si se aplicara el indulto por cálculo político, como parece ser el caso- -sería rechazado a nivel internacional concluyó. Manifestantes portugueses protestan ayer en Lisboa contra la política de austeridad del Gobierno EFE PORTUGAL Vuelven las protestas contra los recortes ABC LISBOA Miles de personas volvieron ayer a tomar las calles de Lisboa para expresar su oposición a la política de rigor llevada a cabo por el Gobierno de centro- derecha de Pedro Passos Coelho. La multitud se congregó en la plaza del Comercio, en pleno corazón de la capital, para protestar contra el robo de los salarios y las pensiones en una marcha convocada por la principal confederación sindical portuguesa, informa Afp. En el creciente malestar social ante los recortes, las protestas y manifestaciones no han dejado de multiplicarse en Portugal durante las últimas semanas. Tras una ola de manifestaciones, el Gobierno luso dio marcha atrás a los recortes que preveían un aumento de las contribuciones de los trabajadores a la Seguridad Social. Pero, como el Ejecutivo mantiene el compromiso de reducir el déficit al 4,5 por ciento del PIB en 2013, tomó como medida sustitutoria una subida de impuestos: en el sector privado, sobre capitales y patrimonio. Recesión El Gobierno, en todo caso, está decidido a cumplir unos compromisos que implican la acentuación de los recortes. La recesión económica y el crecimiento del parto han terminado de sembrar el descontento social. Dicho descontento social y los planes de austeridad han propiciado numerosas huelgas y manifestaciones. Pero, en todos los casos, las protestas se han celebrado en orden y sin enfrentamientos violentos. El déficit presupuestario del país se elevaba a finales de junio al 6,8 por ciento del PIB, una cifra que todavía estaba muy lejos del objetivo del 5 por ciento previsto para este año. Lo que obliga a las autoridades a reforzar las medidas de ajuste para intentar embridar las cuentas, tal y como le exigen los organismos internacionales. Los primeros planes habían previsto que en 2013 el déficit fuera del 3 por ciento. Pero, en vista de la ardua situación y de la dificultad para llevar adelante una política de crecimiento, el Gobierno se ha fijado el objetivo de traerlo a un 4,5 por ciento el desequilibrio presupuestario. Lo que implica unos ahorros adicionales de 4.900 millones de euros.