Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 INTERNACIONAL USA 12 Elecciones DOMINGO, 30 DE SEPTIEMBRE DE 2012 abc. es internacional ABC 14,1 por ciento Es la tasa de impuestos pagada por Romney en su declaración de la renta de 2011. 4 millones de dólares Es la cantidad que el candidato republicano entregó como donativos, casi la tercera parte de sus ingresos totales. 789.674 dólares 47 por ciento Son los ingresos brutos obtenidos por el presidente Obama durante el pasado año. Es el porcentaje de estadounidenses que no pagan el IRPF (los subsidiados a los que criticó Romney) aunque casi dos tercios de ellos contribuyen a la Seguridad Social. Mitt Romney y su esposa Ann, en la habitación de su hotel en Tampa (Florida) AFP La declaración de la renta, contra Romney El republicano es multimillonario, pero su problema no es su ri queza, sino los pocos impuestos que paga EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL EN WASHINGTON itt Romney no sería el presidente más rico en la historia de EE. UU. Lo seguiría siendo George Washington, propietario de 210 kilómetros cuadrados de tierras casi la mitad de lo que mide España y de 300 esclavos. Thomas Jefferson, otro padre fundador de EE. UU. dueño asimismo de una plantación esclavista, también pasaría por delante, al igual que Herbert Hoover, con una amplia cartera de minas, y John F. Kennedy, de gran fortuna familiar. ¿Cuánto dinero tiene Romney? Si se suman los recursos económicos de los últimos ocho presidentes, de Nixon a Obama, y la cifra se multiplica por dos, el resultado serían los 250 millones de dólares (190 millones de euros) que se estima que tiene el candidato republicano. Obama ya no representa M a la clase media de la que procede, pues cuenta con unos bienes estimados en 7 millones de dólares (5,4 millones de euros) Aun así, su fortuna sería 30 veces menor que la de Romney. En un país que valora el éxito, sobre todo el económico, ser rico no está mal visto. El problema de Romney no es su gran riqueza, sino los pocos impuestos que paga, muy por debajo de lo que cotiza el 1 de ricos estadounidenses al que pertenece. El millonario medio paga en impuestos un 22,1 de sus ingresos en concepto de IRPF; Romney contribuye solo como un 14,1 La razón es que las ganancias del capital tienen una tasa plana del 15 y Romney no tiene más ingresos que los derivados sus inversiones. Para el presidente de Pew Research Center, Andrew Kohut, el patrimonio de Romney no le afecta negativamente ante el electorado, aunque alimenta su falta de conexión con la gente. Estoy orgulloso de no pagar más de lo que debo dijo Romney hace unos meses, cuando aún se encontraba ante las primarias republicanas. Ahora, en medio de las presidenciales, ya no dice lo mismo: en su última declaración de la renta ha desgravado menos de lo que podía, para que su tasa de impuestos no fuera aún más baja. Si hubiera desgravado lo correspondiente a los 4 millones de dólares en donativos que entregó en 2011 (muchos a la Iglesia de los Santos de los Últimos Días) habría pagado un 10,5 de impuestos. Si no llega a la Casa Blanca, tal vez los desgrave del todo el próximo año, pues legalmente se puede posponer la opción a otro ejercicio. 250 millones de dólares Es la fortuna de Romney: el doble del patrimonio de los últimos ocho presidentes El candidato Paga pocos impuestos porque las rentas del capital tienen tasa plana del 15 En 2011, Romney tuvo unos ingresos brutos de 13,7 millones de dólares, y pagó 1,9 millones en impuestos federales sobre la renta (14,1 incluida la cotización a la Seguridad Social. Obama ingresó 789.674 dólares y pagó 162.074 dólares (20,5 La presión fiscal del ciudadano medio, con unos ingresos anuales de 50.000 dólares, es del 15,5 Pero la controversia de la campaña no ha estado en estas cifras, sino en las referidas a los estadounidenses que no pagan impuestos. En un acto privado grabado con cámara oculta, Romney habló desconsideradamente del 47 por ciento de estadounidenses que no pagan el IRPF, a los que se refirió como personas que cobran subsidios, se sienten víctimas y son votantes de Obama, cuando aproximadamente la mitad votan republicano. En realidad, quienes no desembolsan ningún dinero a las arcas federales a partir de sus ingresos son el 18 por ciento, pues el 29 por ciento restante, aunque con sueldos bajos que no deben cotizar, pagan la Seguridad Social. Del 18 por ciento excluido, el 10 por ciento son jubilados, y el 8 por ciento los muy pobres.