Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 ESPAÑA DOMINGO, 30 DE SEPTIEMBRE DE 2012 abc. es españa ABC Diez manifestaciones diarias La oleada de protestas en la calle este año desentierra el proyecto de un manifestódromo. La ley actual no lo permite MARÍA ISABEL SERRANO MADRID El manifestódromo de Madrid El mapa corresponde al 27 de julio el día de mayor número de protestas (65) en lo que va de año. Fuente: Policía Nacional S on cosas de la capitalidad, dicen unos. El tráfico siempre ha estado mal, comentan otros. Es un derecho fundamental, establece la Constitución. Está claro. Hablamos de las manifestaciones. Madrid ha soportado, en lo que va de año, 2.732, que se dice pronto. A razón de diez por día. Entre el 17 y el 31 de julio esa media se disparó a 33. ¿Es lícito poner sobre la mesa la idea de un manifestódromo fijo? ¿Será posible conjugar el derecho de reunión y el derecho de los ciudadanos hartos de que se perturbe su vida de forma abusiva? La legislación actual se pone, claramente, del lado de los manifestantes. Hay un hecho cierto. La inmensa mayoría de los madrileños se empachan ya de una ciudad que empieza a ser un calvario. Intransitable. Invivible. En noviembre de 2001, una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) afirmaba que las arterias o vías principales de una gran ciudad como Madrid no son adecuadas para el ejercicio del derecho fundamental de manifestación y aconsejaba el uso de las zonas peatonales para evitar los frecuentes atascos de tráfico Ahí se quedaba. Y es que, además, de los atascos, el número excesivo de manifestaciones ha traído otras consecuencias. A los madrileños les cuestan 4 millones de euros en servicios de Policía Municipal y limpieza. Los comerciantes, atónitos por el descenso de sus ventas. Y los hoteleros advirtiendo que las cancelaciones, desde el pasado mes de julio, han sido del 23 de reunión pacífica y sin armas reconocido en el artículo 21 de la Constitución. Ninguna estará sometida al régimen de previa autorización. Eso sí, la autoridad gubernativa protegerá las reuniones y manifestaciones frente a quienes traten de impedir, perturbar o menoscabar el lícito ejercicio de ese derecho Existe, a la vista de esa norma legal, la posibilidad de que la autoridad gubernativa pueda decretar una prohibición: cuando haya razones fundadas de que se puedan producir alteraciones del orden público, con peligro para personas o bienes Además, podrá proponer la modificación de la fecha, lugar, duración o itinerario Escala de color De mayor a menor número de manifestantes A- 6 Ciudad Universitaria Tetuán Cua Cu o Cami s Cuatro Caminos uatro ami amin Moncloa- Aravaca M- 30 Rí Rí Ríos Ro as osa Chamberí Chamberí Trafa ga Trafa gar rafalgar afalg af ar C Río Manzanares Argüelles rgüel rgüelles rgüe es Rec Recol Recol Palacio Real Sol So Sol ol Cortes Radicales camuflados La Policía tiene fichados a los alborotadores profesionales aunque se camuflan. Se trata de grupos radicales y antisistema que solo buscan reventar la concentración pacífica. Así ocurrió el pasado 25- S, cuando todos sabían que el lema que circulaba en las redes sociales desde hacía meses era el de Tomar el Congreso inconstitucional de principio a fin. El camuflaje se repitió al día siguiente, el 26 S, cuando, con el mismo lema, los radicales se acoplaron en una manifestación sindical que sí había sido comunicada legalmente a la Delegación del Gobierno de Madrid. Los mismos expertos en Derecho Procesal y Constitucional consultados por este periódico entienden que el problema tiene muchas aristas y que da pie a diversas interpretaciones. No dudan de que el 25- S fue a todas luces delictivo y que, en esos casos, es totalmente necesaria la actuación po- M- 502 Centro Puerta del Ángel Jeróni Arganzuela Latina Carabanchel Desde en ero a septiem bre de 2012 A- 5 Desde enero a septiembre de 2012 manifestaciones 2.732 1.876.000 destinados a limpieza urbana 10 manifestaciones diarias Pacífico y sin armas Manifestódromo sí, manifestódromo no. Pocas ciudades lo tienen. En realidad ninguna, aunque intentos ha habido. Está documentado uno: en la Ciudad de México, proyectado, incluso, con baños públicos, agua potable y servicio de altavoces y megafonía. Quedó en papel mojado. En España, la norma que regula manifestaciones corresponde a la Ley Orgánica 9 1983 Reguladora del Derecho de Reunión. Es la biblia de toda reunión o concentración. Y, según los juristas consultados por ABC, deja poco margen, casi ninguno, para pensar en un emplazamiento fijo donde exponer cualquier tipo de reivindicación. La citada ley reconoce el derecho Alto coste Las protestas cuestan 4 millones al año a las arcas municipales solo en seguridad y limpieza Mano abierta Cifuentes: La única vez que los jueces me dieron la razón fue cuando prohibí la manifestación atea Montaje infográfico sobre foto de ABC