Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 CÓRDOBA Contramiradas DOMINGO, 30 DE SEPTIEMBRE DE 2012 cordoba. abc. es ABC Juan Rubio Rescatar vidas es nuestro premio Jefe de Bomberos de Córdoba Nada delata que estemos ante el hombre que vigila la seguridad de Córdoba. Pero ahí lo tienen: todo un arquitecto metido a jefe de Bomberos. Un honor y una responsabilidad proclama 320.000 habitantes, y nada evoca la épica que se le atribuye en el imaginario colectivo. La realidad es siempre diferente a lo que se representa en el cine nos previene. Más tediosa. Con menos glamour. Aquí tratamos de resolver diariamente problemas domésticos, que no son los grandes siniestros que se presuponen Lo cual no quiere decir que cada año no tengan que hacer frente a más de 2.100 incidencias, algunas de extrema gravedad, y que todos y cada uno de los bomberos duerma con un ojo abierto. -Pues bien: ¿Qué hace un arquitecto como usted en un sitio como éste? -No es extraño y tiene su sentido. Suele ser habitual contratar como jefe a ARIS MORENO NO ESPERA encontrarse con un bombero intrépido, un héroe urbano del siglo XX, y le abre la puerta un joven arquitecto de discurso aseado y bíceps de andar por casa. Lo que se dice un hombre normal. Estamos ante el jefe del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) de Córdoba, un cuerpo de 174 especialistas que vela por la seguridad de U un técnico con conocimiento de estructuras e instalaciones urbanas. Tenga en cuenta que la mayor parte de nuestras intervenciones tienen lugar en este tipo de escenarios. -Perdone el atrevimiento: ¿para un arquitecto es bajar de división? -Para mí, no. Al contrario. Dirigir un servicio de Bomberos en una ciudad como Córdoba supone un orgullo y una enorme responsabilidad. No hablamos de un departamento que organiza exposiciones, con todos los respetos. Hablamos de la seguridad de las personas en momentos críticos. Ese sentido de la responsabilidad le ha acompañado en todo momento, según sostiene. En cualquier caso, Juan Rubio Ruiz (Zaragoza, 1968) estudió arquitectura por influencia paterna pero desde niño tuvo un pie puesto en el mundo de los bomberos. Tanto que cuando completó sus estudios superiores en Sevilla y trabajó eventualmente en el Servicio de Arquitectura y Urbanismo de la Diputación, decidió presentarse a una plaza de oficial ofertada por el Ayuntamiento de Córdoba para el SEIS. En la fase final, quedaron cuatro aspirantes, tres de ellos arquitectos. Lo que indica claramente el tipo de perfil que busca el Consistorio para este tipo de puestos de mando. Juan Rubio fue el único que superó las exigentes pruebas psicotécnicas y desde el año 2000 dirige el Cuerpo de Bomberos. El suyo es un oficio fundamentalmente administrativo y de coordinación. Un trabajo de despacho en el 98 por ciento de su tiempo. Se ocupa de la gestión del gasto, la adquisición de material, la redacción de informes, la dirección del personal o las resoluciones de conflictos. Pero también, cuando el servicio lo reclama, se desplaza al lugar del incidente, generalmente en supuestos de evaluación de edificios o en situaciones de especial emergencia, como sucedió con las inundaciones del pasado año. Sea como fue-