Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 30 DE SEPTIEMBRE DE 2012 abc. es opinion OPINIÓN 17 VIC POSTALES JOSÉ MARÍA CARRASCAL LA CRISIS DEL PSOE El mayor error del PSOE ha sido su alianza con los nacionalismos excluyentes, burgueses e independentistas L mayor problema, hoy, de España no es Cataluña. Es el PSOE. Nuestro partido más antiguo personifica la izquierda española, englobando desde la ancha clase trabajadora a la intelectual, exigua en número pero amplia en influencia, más todos los descontentos, abundantes en nuestro país. Tras el paréntesis del franquismo, Felipe González le inyectó hormonas juveniles, gobernando hasta que los españoles aprendimos que la izquierda puede ser tan corrupta como la derecha, para aprender luego bajo Zapatero que puede ser incluso más ignorante. En tiempos normales hubiera sido un mero contratiempo. En medio de la mayor crisis desde la del 29, que ni siquiera supieron ver, fue una catástrofe. Hoy, el PSOE navega a la deriva sin otro viento que los errores que pueda cometer Rajoy, ni otro plan que las antiguallas en su armario. No es sólo el socialismo español el que está en esa situación. El hundimiento del socialismo real o comunismo, trataron de remontarlo con la Tercera Vía especie de socialismo descafeinado con infusiones de mercado. Pero la crisis, creada por un exceso de mercado, les ha cortado esa vía. Y, encima, su rapto por el nacionalismo en España ha significado su descabello. Si había algo contrario al socialismo era el nacionalismo. El socialismo nació internacionalista ¡Proletarios de todo el mundo, uníos! y se hizo en torno a las Internacionales, creadas por Marx en 1864, con las que colaboró estrechamente el PSOE a través de Anselmo Lorenzo, que informaba detalladamente a Pablo Iglesias, hasta que Stalin las convirtió en Kominform, liquidando a buena parte de los líderes socialistas que se había refugiado en Moscú. Pero ni siquiera ese fue el mayor error del PSOE. Lo ha sido su alianza con los nacionalismos excluyentes, burgueses, independentistas y más o menos xenófobos españoles. Pura traición a las esencias de su partido. La alianza de gobierno del PSV y del PSC- -respaldados por su cúpula madrileña- -con el PNV y ER ha dado alas a ambos nacionalismos, con el resultado que estamos viendo. Artur Mas no es una casualidad. Es la meta inevitable de una larga marcha hacia el Estado identitario en Cataluña y País Vasco, alcanzada gracias al apoyo suicida del PSOE y, todo hay que decirlo, de la política a corto plazo del PP en diversas ocasiones. Pero que quienes más han alentado ese nacionalismo han sido los socialistas no hay duda. Que lo siguen haciendo lo demuestra su incapacidad de votar contra la propuesta independentista de Mas. Tratan de cubrir sus vergüenzas con la hoja de parra del federalismo. Incluso si fuera factible- -lo ensayó la Primera República con el resultado de que Cartagena se separó de Murcia- no lo aceptarían los nacionalistas, que exigen un federalismo asimétrico con privilegios. Pero el PSOE ni siquiera defiende ya la igualdad. Eso no es estar en crisis. Eso es estar en la UVI. E marrullera posible (sic) No es necesario ser un estudioso de los principios jurídicos para que socialmente quepa pensar que mentir no debería encontrarse en ningún caso dentro de la legalidad jurídica, ni mucho menos moral, ni ética, y más si en este supuesto caso se trata de conseguir un beneficio a costa del lucro cesante de otro, momento este en el que quizás un experto sí podría analizar fundamentos legales como mala fe, conducta deshonesta, enriquecimiento injusto, engaño y falsedad... No decir la verdad a sabiendas, buscando un beneficio, no es ser marrullero: sencillamente es ser un mentiroso sin escrúpulos, y estas épocas de desencanto social deberían servirnos para saber que este tipo de comportamientos nos han traído a donde hemos llegado. Siento enormemente que desde su diario den cabida y amparo a este tipo de consejos del comportamiento, y no a la honestidad y la buena fe que deberían primar en cualquier relación en la que medien dos seres humanos todas las cosas lugareñas que uno encontraba en Madrid, me parece que a su corresponsal se le ha escapado la de las vaquerías. Siempre viví en pensiones en el centro de Madrid, y no dejaba de sorprendernos a los provincianos el ver de pronto en alguna calle cómo aparecía por una ventana la cabeza de una vaca. No sé si era frecuente, pero no sorprendía demasiado entonces el que hubiese vaquerías, no ya en la Gran Vía, pero casi. No sé cuándo desapareció esa modalidad del mercado madrileño, pero la leche era en aquellos años esencial y su procedencia no parecía ser más inmediata. Sería curioso saber qué decían al respecto las ordenanzas en vigor hace ya mas de setenta años el resto de España y con sus Reyes, como demuestra el que ocuparan cargos muy relevantes en la Administración española Impuestos a la alemana JOSÉ IGNACIO MORENO señala un error en la edición del pasado 25 de septiembre, en el que se dice que los alemanes que no paguen el impuesto a la Iglesia católica quedan excomulgados por un decreto de los obispos alemanes con el visto bueno del Vaticano No es así: quedarán excomulgados los que hagan apostasía formal y no paguen los impuestos a la Iglesia. Se trata de algo muy distinto puntualiza el lector. Raíces vascas y españolas También nos ha dirigido una carta CARLOS SANZ DE LA RICA, en la que quiere felicitar al profesor Pedro José Chacón Delgado por su Tribuna Abierta, titulada Urcullu: cónsul de Carlos III Es una brillante radiografía del nacionalismo vasco y todas las imposturas y falsificaciones de la historia que han permitido el tránsito de aquel Urcullu del siglo XVIII, leal y agradecido servidor de España, a este Urkullu de la actualidad que persigue ser lendakari. Es relevante, como bien explica el artículo, que se destaque el estrecho lazo que ha unido siempre a los vascos con Invertir en común Por su parte, JOSÉ ANTONIO CUEVAS se refiere a la Tercera firmada por González Pons sobre el desafío catalanista. Ríos de tinta se vienen derrochando, sobre todo en estos días, con motivo de la pasada Diada y su colateral manifestación catalanista. El artículo, aparte de claro, es conciso, realista, profesional y solidario. Poco se le puede Recuerdos del viejo Madrid No hay más remedio- -comenta JOSÉ MARÍA SEGOVIA sobre una crónica dedicada a las viejas ordenanzas de la ciudad de Madrid- -que felicitar de todo corazón a Sara Medialdea por su crónica del pasado viernes 21 de septiembre, por su magnífico artículo, lleno de recuerdos para los que llegamos a Madrid a estudiar en el año 1939, terminada la guerra. De Pueden dirigir sus cartas y preguntas al director a: Por correo: C San Álvaro, 8, 1 3. 14003 Córdoba Por fax: 957 496 301. Por correo electrónico: cartas. cordoba abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas.