Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍA JUEVES, 16 DE AGOSTO DE 2012 abc. es economia ABC Si todos actuásemos como Ryanair se caerían la mitad de los aviones ENTREVISTA Políticos, bancos y menos bromas Por JOSÉ ANTONIO NAVAS Jorge Ruiz de Almirón, Comandante de Iberia V. L. MADRID Los tres aterrizajes forzosos de Ryanair por falta de combustible en el aeropuerto de Valencia, que han escandalizado a la opinión pública, no han sorprendido al resto de las aerolíneas ni a sus pilotos. El comandante de Iberia Ruiz de Almirón, con más de treinta años de vuelos a sus espaldas, habla a ABC sobre lo sucedido. ¿Por qué se produce el incidente de Ryanair? -Por ir al límite, la máxima de ahorrar por encima de todo. Ellos son low cost El personal no es el de los mejores, no nos engañemos. La compañía contrata a pilotos por 2.000 euros y a segundos de a bordo por 1.000 euros. Esta remuneración no es adecuada, y quizás al comandante le den primas por ahorrar y no cargar combustible extra. ¿Le consta que existen esas primas? -Sí. Y también penalizan a los que repostan combustible de más. Primero les dan un toque y si es reiterado se van a la calle. Al final, los pilotos son unas víctimas de la política de ahorro de la aerolínea. ¿La experiencia y las condiciones de los pilotos es clave? -Eso lo es todo. A gente con experiencia y buenas condiciones laborales no nos pueden decir que traigamos un avión si creemos que no está en las mejores condiciones. Nunca van a expulsar a ningún piloto por cargar combustible extra. A gente con experiencia no se la presiona igual. ¿Es consciente de que hayan existido otros casos similares? -Entre los pilotos se comenta que han llegado a aterrizar en aeropuertos de España con 500 kilos de combustible, que son cinco minutos de autonomía. Unos minutos más de vuelo y se hubiesen caído. -Entonces estamos ante un problema de seguridad gravísimo. -Sin duda. Si todos actuásemos igual, se caerían la mitad de los aviones. ¿Y hay otras prácticas que pongan en riesgo la seguridad? -Sí. Por ejemplo, el tiempo de espera Actitud irresponsable La compañía da primas a los pilotos que ahorran combustible y penaliza a quienes repostan de más Prevención En temas de seguridad no se puede uno mover permanentemente en el filo de la navaja desde que un avión aterriza y vuelve a salir. En Iberia, tenemos un mínimo de 45 minutos en vuelos de corto recorrido. Y para vuelos largos, una hora. Las low cost suelen hacerlo en 30 minutos. Ellos mientras está saliendo el pasaje ya están cargando combustible, con el consiguiente peligro que eso tiene. Hay normas y procedimientos y moverse en el filo de la navaja no es adecuado en temas de seguridad. Lo que hacen es competencia desleal. ¿Debe haber sanciones? -No pueden estar declarando emergencia de combustible constantemente. En este caso, lo anunciaron de camino a la ruta alternativa, luego no llevaban el mínimo legal de combustible, que exige tener reservas para llegar al punto alternativo más media hora adicional. Si se abre una investigación es porque han detectado irregularidades. No se puede actuar de un modo que si todos imitásemos habría riesgos de seguridad. C ATERRIZAJES FORZOSOS EN VALENCIA Los aviones podían volar 30 minutos más, dice la compañía ABC MADRID Ryanair defendió a través de un comunicado que sus tres aviones aterrizaron con normalidad y con niveles mínimos de reserva de combustible para aproximadamente 30 minutos de vuelo. La compañía irlandesa asegura que siguió los procedimientos de seguridad aérea establecidos al pedir autorización para el aterrizaje de tres de sus aviones de manera inmediata en el aeropuerto de Valencia el pasado 26 de julio. Según Ryanair, los aparatos tras sobre- volar Valencia durante 50, 68 y 69 minutos, respectivamente, desde la hora prevista para aterrizar en Barajas, solicitaron el aterrizaje de emergencia por encontrarse en el nível mínimo de combustible que permite que cada uno de los aviones pueda volar durante 30 minutos adicionales de vuelo El combustible que deben cargar los pilotos de Ryanair en los vuelos está estipulado en un plan de eficiencia presupuestaria de la compañía. Así, se obliga a los pilotos a repostar la cantidad mínima necesaria y a justificar cualquier exceso. uando Boyer fue nombrado presidente del Banco Exterior de España pocas semanas después de abandonar el primer Gobierno socialista de Felipe González su hasta entonces colega de gabinete y a la sazón ministro de Trabajo, Joaquín Almunia, no pudo morderse la lengua y zanjó la cuestión señalando con cierta sorna que Miguel estaba muy cansado y por eso le han dado un banco De aquella broma hace ya casi treinta años, pero el actual vicepresidente y comisario europeo, a lo mejor sin quererlo ni proponérselo, estaba colocando el dedo en la llaga de lo que luego ha resultado ser una de las mayores gangrenas del mercado crediticio y su malhadada crisis de confianza. La procesión de políticos agotados que han resuelto su dorada expectativa de destino en el sector financiero es una constante de los tiempos modernos que produce espantos a las autoridades de Bruselas y que el Gobierno se ha comprometido a erradicar en España. El decreto elaborado por el Ministerio de Economía en cumplimiento del memorando de rescate bancario será la piedra de toque para impedir que los planes de carrera políticos encuentren una prolongación natural en el mucho mejor retribuido mundo de la banca, con sus filiales y demás empresas participadas. De Guindos no quiere más guasas que contaminen la actividad y reputación corporativa de entidades que son estratégicas para la recuperación del país. La profesionalización del mercado financiero y bursátil, incluyendo a las grandes sociedades cotizadas, es un objetivo ineludible del proceso reformista y de la misma manera que las participaciones preferentes y demás productos sofisticados deben quedar fuera del manejo de los particulares también los políticos tienen que ser convenientemente alejados de los equipos de gobierno de las entidades de crédito. No solo hay que bajar la fiebre sino también acabar con la infección.