Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 16 DE AGOSTO DE 2012 cordoba. abc. es CÓRDOBA 23 Dos años de las inundaciones de Aguilar Vecinos denuncian que aún no se ha canalizado el arroyo que provocó la riada El miedo hace que cada vez que llueve se desalojen de vehículos todas las calles J. P. AGUILAR El antes y el después Niegan las ayudas a siete empresas El Ministerio de Fomento ha declinado conceder ayudas a siete empresarios de Villa del Río afectados por las inundaciones de mayo de 2011. Así consta en el expediente de responsabilidad patrimonial en el que Fomento exige a los empresarios que presenten los documentos y justificaciones para demostrar que los perjuicios sufridos en las empresas por las inundaciones son atribuidas al desbordamiento del arroyo Cañetejo, por la realización de las obras de la autovía del Sur informa A. O. S. Los vecinos de la urbanización El Tejar en Aguilar de la Frontera, sobre todo los niños, siguen padeciendo un miedo atroz cada vez que llueve algo más de lo normal. Y es que aún está muy presente la terrible tromba de agua que dejó sobre el municipio casi 300 litros por metro cuadrado en apenas tres horas hace hoy justo dos años. La tarde de aquel 16 de agosto de 2010, festividad de San Roque, patrón de Aguilar, nada hacía presagiar lo que estaba por venir cuando el cielo comenzó a nublarse y se oyeron los primeros truenos. A las nueve de la noche, comenzó a llover de una manera tan potente que nadie daba crédito a lo que veía. Aún hoy, en la barriada El Tejar, la más afectada de la población, están convencidos de que si la tromba cae en mitad de la madrugada hubiéramos muerto muchos en esta zona de Aguilar Los vecinos siguen teniendo temor porque justo detrás de sus casas pasa el conocido como arroyo del Nido, que sigue sin encauzar, y mucho nos tememos que así seguirá Apenas un mes después de la tragedia, la Diputación construyó una especie de piscina con el objetivo de retener el agua que llega por el arroyo desde los cerros cercanos para reconducirla desde ahí a unas tuberías subterráneas que bordean el barrio. El vecindario está convencido de que esta obra es a todas luces insuficiente porque la infraestructura tan sólo cuenta con una pequeña boca de alcantarilla y el agua saltaría por encima de los muros de hormigón, volviendo a inundarlo todo. De hecho, estando ya construida, se produjeron dos inundaciones más a lo largo del año 2010. Dos años después, la apariencia del barrio es de normalidad, aunque muchos de sus vecinos hayan tenido que renovar buena parte del mobiliario de sus viviendas. Incluso algunos han colocado dispositivos que retengan el agua que circula por las canalizaciones subterráneas de la calle evitando que salga por sus patios y cuartos de baño. Asimismo, tampoco entienden por qué se autorizó en la década de los 90 la construcción de este barrio en una zona inundable sin que nadie pusiera ningún tipo de objeción. El miedo hace que cada vez que llueve, sobre todo en las noches de invierno, se desalojen de vehículos todas las calles y los aparcamientos subterráneos y se lleven hasta lugares fuera de peligro como la cercana barriada del Carmen. FOTOS: JESÚS PRIETO Actuaciones Muy cerca de allí, en la avenida Antonio Sánchez, el Ayuntamiento de Aguilar ha invertido durante este último año más de 300.000 euros para canalizar por medio de grandes tuberías el agua de lluvia que, hasta ahora, corría por encima de la calzada. En este lugar, se vieron afectados decenas de negocios y empresas por aquella tormenta. Este proyecto se está financiando con cargo a los fondos Profea. Los daños, tan sólo en el casco urbano, se cifraron en cuatro millones de euros, aunque el Consistorio apenas recibió 800.000 por parte de la Junta de Andalucía para las cuestiones más urgentes. Por eso, el resto de actuaciones necesarias se van llevando a cabo poco a poco, aprovechando distintos tipos de subvenciones. Otra zona que resultó muy afectada se sitúa en la avenida de Córdoba, En la imagen superior, labores de limpieza en la urbanización El Tejar después de las inundaciones; debajo, un vecino contemplaba ayer el mismo escenario, libre de agua y barro Pérdidas humanas Dos personas perdieron la vida después de que su vehículo fuera arrastrado por la fuerza del agua antigua travesía de la carretera N- 331. Allí, aprovechando las obras de mejora que se estaban ejecutando, se han introducido tuberías subterráneas de grandes dimensiones entre las calles San Cristóbal y el Parque Federico García Lorca por un montante cercano al medio millón de euros. Este parque resultó arrasado y se está reconstruyendo ahora con una subvención de 60.000 euros del programa Ciudad XXI. Los vecinos de esta parte de Aguilar culpan de parte de los daños ocasionados en 2010 a las obras en la carretera del cementerio porque los trabajos eliminaron las cunetas y por eso el agua no se retiene y baja sin control desde el Cerro Poca Paja. También el año pasado, casi doce meses después de la tragedia, la Consejería de Obras Públicas procedió a mejorar el punto en el que perdieron la vida dos personas cuyo vehículo resultó arrastrado por la fuerza del agua en la carretera de Puente Genil, cerca de la laguna de Zóñar. El paso subterráneo por el que debía circular el agua de un arroyo estaba atorado y era in- suficiente. Como por desgracia suele pasar casi siempre, fue después de la tragedia cuando se amplió la capacidad de este paso con una tubería más. Quedan pendientes importantes actuaciones. Una de ellas verá la luz en los próximos meses y consistirá en la renovación de todas las conducciones subterráneas en la calle Tejar. Se acometerá con las obras Profea y costará más de 300.000 euros. Otro asunto que es objeto de polémica en los últimos meses es el restablecimiento del servicio completo en la depuradora de aguas residuales. La tormenta dejó inutilizados dos de las tres conducciones que llevan el agua sucia hasta el dispositivo, por lo que desde hace dos años no se depuran las aguas en la población. Todas estas actuaciones están referidas al casco urbano de la población. Pero a lo largo del término municipal, es patente la necesidad de obras en numerosos caminos, y, al menos, dos carreteras provinciales que unen la localidad con el santuario de la Virgen de los Remedios y Montalbán.