Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 7 DE AGOSTO DE 2012 abc. es sociedad SOCIEDAD 51 A la conquista de Marte Curiosity Tecnología made in Spain en la elite Javier Gómez- Elvira (investigador principal del REMS) se dirigió a los presentes en el CAB en un vídeo grabado. Aseguró que España va a estar en el top science -la elite científica- -de la exploración marciana. España ha diseñado y construido REMS, la estación meteorológica de Curiosity, y una antena de alta ganancia que comunica el rover con los satélites en órbita de Marte. El instrumento científico español es el único que funciona a intervalos regulares. Se activará cinco minutos cada hora para registrar el tiempo en el cráter Gale. Presión atmosférica, humedad relativa del aire, radiación ultravioleta, la velocidad del viento, y las temperaturas del viento y del suelo explicó Gómez- Elvira. Su objetivo es conocer cómo es la atmósfera del planeta rojo y cómo es la relación entre ésta y el suelo. La construcción de REMS ha sido compleja. Las exigencias de peso eran muy estrictas, y las condiciones a las que se va a enfrentar, extremas. José Francisco Moreno, ingeniero de sistemas de REMS, da los números. En total pesa 1.200 gramos y será capaz de soportar temperaturas desde los- 130 C a los 0 C durante el invierno. Durante el proceso de esterilización, hubo que calentarlo a 120 C. Amanecer de euforia y emoción en la sede española del Curiosity Los creadores de los dispositivos españoles del robot siguieron el feliz amartizaje BORJA ROBERT TORREJÓN DE ARDOZ (MADRID) Primero nervios. Después, aplausos y algún abrazo. El aterrizaje del Curiosity, portador del primer instrumento científico español en viajar a Marte, se vivió con emoción en el auditorio del Centro de Astrobiología (CAB) del INTA. En una sala abarrotada para seguir los siete minutos de terror Siete minutos de precisión y sabor a victoria que posaron, sana y a salvo, la nave más grande y sofisticada que haya tocado nunca el planeta rojo. Ahora le esperan dos años de misión para determinar la capacidad de albergar vida del cuarto mundo del Sistema Solar. Un pitido- bip -y la Sala de Operaciones de la NASA en California estallando en aplausos fueron la señal de que Curiosity estaba en suelo marciano. La reacción en el auditorio del CAB fue casi idéntica. Alegría, palmas, enhorabuenas y caras de alivio. De puro éxito. Eran las 7.32 hora española. Las probabilidades de fracaso eran altas aseguró después María Paz Zorzano, investigadora del REMS. Son muchos años de trabajo explicó. Ella lleva ocho implicada en la misión Mars Science Laboratory (MSL) y aún le esperan, como mínimo, otros dos. Por eso el aterrizaje perfecto del rover lo resumió en dos palabras: Euforia, emoción Equipo de la estación medioambiental (REMS) construida en España pero la NASA se tomará unos días para despertar todo el instrumental. Julio Romeral vivió el aterrizaje acompañado de su hija pequeña, un bebé de chupete y carrito. Es ingeniero electrónico y trabaja en la calibración de los sensores de REMS que miden la velocidad del viento. Todavía estoy sudando aseguró. No oía bien a la gente de la NASA Los pitidos, que debían indicar el progreso de la sonda, en Madrid fueron sustituidos por los aplausos que emitía NASA TV. Tímidos en la entrada en la atmósfera, fuertes cuando Skycrane se situaba a pocos metros del suelo para descolgar a Curiosity, y atronadores cuando tocó el suelo. Javier Martín Soler INGENIERO DE LA ESTACIÓN REMS Es un momento histórico. Los olímpicos que ganan un oro sentirán algo parecido Javier Gómez- Elvira INVESTIGADOR PRINCIPAL DE LA ESTACIÓN REMS España va a estar en el top- science de la exploración de Marte Brindis con café y chocolate Ha sido muy emocionante confirmó Javier Martín Soler, ingeniero de REMS, que llevaba en la mano una réplica gemela de la estación meteorológica de firma española que ahora está sobre el marciano cráter Gale. Es un momento histórico. Supongo que los olímpicos que ganan un oro sentirán algo parecido sentenció. Las decenas de asistentes al CAB asaltaron a los ingenieros e investigadores tras la retransmisión, mientras se celebraba con café y chocolate. Muchos simplemente para darles la enhorabuena. Otros, para hacerles preguntas sobre aspectos de la misión. ¿Cuándo recibiremos los primeros datos? ¿cómo funciona el sensor de viento? Todos respondieron, alegres, lo que podían. María Paz Zorzano recordó que aún no está todo hecho. Éste es sólo uno de los puntos críticos. Ahora Curiosity tiene que demostrar que puede durar dos años afirmó. Los antecedentes- -Spirit y Opportunity- -son esperanzadores, pero el instrumental del nuevo rover es más sensible, y las condiciones del planeta rojo muy duras. Las primeras fotos son un buen augurio, Tecnología española a REMS Los instrumentos científicos del Curiosity El Curiosity permanecerá activo durante dos años Radio de acción: 20 km desde el punto de aterrizaje Un mástil de más de 2 m de altura incluye dos cámaras HD que pueden medir la composición de la roca a partir de disparos láser. Está formado por un conjunto de instrumentos que registrará la temperatura del aire, la presión, la humedad relativa, la temperatura del suelo, la velocidad y dirección del viento y la radiación ultravioleta. b posibilitará la transmisión de los datos de sus instrumentos e información sobre su estado, así como la recepción de instrucciones desde la Tierra. Una antena de alta ganancia a El polvo de la superficie puede cubrir los paneles solares por lo que producirá su propia energía. Cinco kilos de dióxido de plutonio generarán calor, que se convertirá en electricidad para recargar dos baterías de iones de litio. b Cada una de las llantas de aluminio, de 50 centímetros, tiene su propio motor. Puede detectar agua subterránea, medir la radiación ambiental y analizar las muestras de la superficie recogidas por el brazo robótico. Un brazo de 213 centímetros incorpora una cámara, un espectrómetro de rayos X y un taladro, cepillo y pala para recoger muestras. Fuente: NASA NYT INTA ABC