Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 OPINIÓN AD LIBITUM PUEBLA MARTES, 7 DE AGOSTO DE 2012 abc. es opinion ABC MANUEL MARTÍN FERRAND OTOÑO CALIENTE Es posible que a Rajoy le ocurra lo que a Chavela Vargas. Ella cantó mil veces lo de mi párvula boca sin saber cuál era el significado del cultismo ODAVÍA le quedan al verano unas cuantas semanas para cumplir su tiempo; pero, entre los calores propios de la estación y las escaseces que nacen de la crisis, el diálogo político- -lo que queda de él- -se centra ya en un otoño que se barrunta caliente. Si atendemos a los avisos de los agentes sociales y a los pronósticos de los actores políticos será un otoño tórrido. Esa es, por lo que se transparenta, la estrategia política del PSOE que, incapaz para un discurso alternativo al del PP, se conforma con el derecho al pataleo. De hecho, a pesar de la moderación opositora de Alfredo Pérez Rubalcaba, por ahí circula la estrategia socialista para debilitar a los de la gaviota. Algo que, de momento, parece beneficiar más que a nadie a UPyD e IU. Mucho a los primeros y algo menos a los segundos, a quienes se les advierte en demasía el pelo de la dehesa y el anacronismo preindustrial de sus reivindicaciones. Tan obsesionados estamos por el otoño caliente que se nos viene encima que el mismísimo Rey Don Juan Carlos recibirá esta mañana a Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez. Ignoro de quién es la iniciativa, pero se trata de abordar la situación económica de España Es decir, de anticiparse a la previsible, y prevista, contestación social que, con notables alteraciones del orden público, le sirvan a los sindicatos de fe de vida, a la patronal de justificación para su inconsistencia representativa y actora y a los socialistas, pobrecitos, como triste compensación de las cesantías que tanto han adelgazado- -y dividido- -sus cuadros y sus baronías. Lo más notable de la situación, lo de más difícil explicación, es que, a juzgar por la demoscopia disponible, le está generando más desgaste al POSE, y concretamente a su discutido secretario general, que al PP, que es el que parte el bacalao y, al hacerlo, suscita la irritación ciudadana que, lógicamente, se deriva de los recortes que, aunque menos de los debidos y necesarios, el Gobierno aplica sobre las cuentas públicas y las retribuciones laborales. Un Gobierno que ya no podrá seguir usando durante el otoño previsiblemente caliente, efervescente, la muletilla de la herencia recibida Basta con fijarse en el mapa autonómico, el de la multiplicación del gasto público, para ver que, tanto en número como en cantidad, las autonomías en manos del PP son más gastonas y despilfarradoras que las del PSOE. Es posible que a Mariano Rajoy le ocurra lo que a Chavela Vargas. Ella cantó mil veces el Piensa en mí y repitió otras tantas lo de mi párvula boca sin saber cuál era el significado del cultismo. Pero sonaba bien decía la diosa. ¿Conocerá el presidente del Gobierno el verdadero sentido de la expresión otoño caliente Nunca se sabe dónde anida la prudencia y dónde el desatino... T CAL Y ARENA JOSÉ IGNACIO CUBERO CRÓNICAS DEL PASADO Sólo hay en España un periódico que depende de sus propios archivos. Es éste, el que tiene en sus manos. Hojéelo. Hágame caso UNQUE la enseñanza de la Historia está pasando por muy malos momentos dado que cada cual quiere contar o, mejor, montar su Historia, y hasta de montarla en el sentido ganadero de la palabra, todavía quedamos muchos que disfrutamos con ella, sobre todo contada por buenas plumas aunque discrepen entre sí. No es preciso recordar a Américo Castro y a Sánchez Albornoz, de ambos aprendimos algo de lo que somos porque ambos eran historiadores serios y no inventaban nada, sino que interpretaban datos. Luego, los sucesores pulieron y fundieron, y va resultando una visión integrada y consistente. Pero para eso hay que partir de hechos y no de especulaciones, e interpretarlos con honradez, no con sectarismo. Desde que apareció el periodismo en la Tierra, esto es, desde que los egipcios se pusieron a narrar sus batallas en las paredes de las tumbas, los hechos se narran para el ciudadano común en forma de crónicas y escritos de diversa índole y extensión que aparecen en los periódicos pero, salvo aquellos dotados de buena memoria, las noticias del pasado, y aun del pasado próximo, se pierden en la circunvoluciones cerebrales. ¿Re- A cuerdan acaso todo lo que hizo ZP... Por eso está muy bien que de vez en cuando se haga alguna recopilación de noticias de prensa. Lo hacen todos los periódicos, y evidentemente cada cual selecciona de las hemerotecas lo que le conviene. Casi todos tienen archivos cortos y dependen para ello de los públicos, y espero que los gobiernos de ZP los hayan respetado y no hayan hecho como nos describe Orwell en 1984 (novela que, si no la ha leído, léala por favor) aunque el ejemplo de lo que se hizo con el de Salamanca es significativo de lo que hubiera podido pasar con todos. Sólo hay en España un periódico que depende de sus propios archivos. Es éste, el que tiene en sus manos. Hojear las páginas del ABC- -medio siglo- -1905- -1955 que por puro azar cayó en mis manos, empieza como libro serio, porque en él está lo más granado de ese medio siglo tan trascendental para la Historia no ya de España sino del Mundo, pero acaba como entretenimiento dada la colección de noticias curiosas que contiene. Imposible resistirme a contarles la más irrelevante de ellas, por si los distraigo unos minutos. Justamente en los días en que nuestra selección rojilla la que iba como favorita, se vuelve con ese color en la cara, leo que en 1920, en la VII Olimpiada, la de Amberes, el equipo nacional de fútbol, también de rojo, fue invitado al parecer como víctima propiciatoria... ¡y quedó subcampeón! Pero eso es lo de menos. Eliminaron a Dinamarca, la favorita, Suecia, Italia y Holanda. Sólo perdieron con Bélgica. No es eso todo. Contra Italia, expulsan al ya gran Zamora y lo sustituye el extremo izquierdo, y aún marcan el segundo cuando nos quedaban 9 jugadores. Más cosas: la selección se formó dos semanas antes del viaje y jugó... adivinen... ¡cinco partidos en ocho días... Si pueden y cae en sus manos uno de estos libros de efemérides como el del ABC, hojéelo, hágame caso: aprenderá, recordará, comparará, se divertirá, y lo mejor: se olvidará de los políticos.