Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 6 DE AGOSTO DE 2012 abc. es deportes Atletismo ABCdelDEPORTE 45 Londres 2012 con récord olímpico El jamaicano, con un registro de 9.63, iguala los dos oros consecutivos de Carl Lewis. Blake (9.75) y Gatlin (9.79) plata y bronce en una final de un inmenso nivel Flashes. La salida es siempre el problema de Bolt. El estadounidense Gay abrió el fuego. Blake y Gatlin se le pegaron. Bolt es más alto. No le gustan los tacos de la pista. Aun así arrancó Hay un fenómeno que suce- bien. En seis zancadas y media recode cada cuatro años. Un rayo rrió diez metros. Los tenía ya ahí. Y que va de la tierra al cielo. aceleró sobre sus enormes piernas. Pasó en Pekín, en 2008, y Mediada la centena desplegó esa vetambién ayer en Londres. Un fogona- locidad que nadie mantiene tanto tiemzo de una intensidad brutal, que ciega po. Los otros se apagaron mientras él durante 9,63 segundos, tan cerca de su resplandecía. Y empezó su espectácurécord (9.58) El joven Blake, el viejo lo. Saludos, muecas. Chico jamaicano Gatlin y el frágil Gay trataron de con- despreocupado y protagonista de una tenerlo sobre los cien metros rojos del fantástica historia deportiva. El rayo Estadio Olímpico. Pero no se puede co- de Pekín 2008 y el de Londres 2012. ger un relámpago con las manos. Usain Bolt tenía que correr rápido. Su paBolt es un fenómeno. El hombre más dre, el tremendo Wellesley, sacaba el rápido del mundo. Y ni siquiera corre. cinto enseguida. Es la costumbre en JaVuela. Pasa siete de esos nueve segun- maica. Un poco de cuero en la piel y dos en el aire. A cuatro zanzadas de 2,7 que aprenda el mocoso a obedecer. Hasmetros por segundo. A 44 kilómetros ta que un día, tras otra trastada, Wepor hora. A la velocidad de un rayo. llesley agarró el cinturón y salió a por ¡Usain! ¡Usain! ¡Usain! coreó la gra- el chaval. La madre, Jennifer, la que aún da con 80.000 voces. Bolt ofreció otra sigue haciéndole la cama a Usain cada vez, cuatro años después, una sober- vez que puede, le dijo a su marido: Débia demostración de poder. Un metro jalo, no vas a cogerle Ni él ni nadie. por delante de Blake (tremendo, con Bolt nunca habla mal de su padre. 9.75) y Gatlin (9.79) Fue un extraordi- Al revés. Es bueno, nunca me dio con naria final y Bolt le puso otra vez su la correa en la cara Y le metió en el venombre: rayo. El mejor. neno del críquet, el deporte de JamaiTodos los Juegos concentrados en ca. La isla de la mezcla más explosiva. apenas nueve segundos. La Hijos de un cóctel genético enfuerza, la fragilidad, la amtre amerindios y esclavos bición, los nervios, la africanos. Pueblos a los gloria. Cabe todo en que los colonizadores HISTÓRICO ese suspiro. Ocho tohicieron correr duSólo Powell, ros a la puerta del rantes siglos. Bolt, lesionado, terminó encierro. Comienza de chaval, tenía ese el show. Bolt coquemal: la inquietud. por encima de los tea con el público. No paraba. Era indiez segundos en Saca sus pistolas. capaz de comer senuna de las Blake enseña las gatado. Hiperactivo. carreras más rras: es La Bestia Liante. Ni siquiera en rápidas Gatlin se muestra agrela barriga de su madre sivo. Hace el gesto del saparó quieto. Venga a dar ludo militar. No tiene carrera; patadas. tiene una misión. En las semifinales Tras aprender a convivir con su caha marcado el mejor registro (9.82) prichosa espalda, pulverizó el reloj en Caras asesinas, rostros de miedo. Puro los Juegos de Pekín 2008. Dijeron allí instinto. Nunca un hombre se parece- que ya era una leyenda. Bolt lo negó. rá tanto a una bala como en los 100 Aún no. Pero eso es lo que quiero ser metros olímpicos. Gatillo. Suena la pis- Y a eso vino a Londres tras un periotola. Y ocho proyectiles salen dispara- do de lesiones y dudas. Pero necesita dos. Entran en el túnel de su calle. Ya poco para disiparlas: apenas nueve seno oyen el bullicio de las 80.000 voces. gundos de oro. Sólo él y Carl Lewis han Ya no piensan. Ya no funcionan como ganado dos pruebas olímpicas de 100 humanos. Son animales. Corre. Sálva- metros de forma consecutiva. Se acerte. Caza. Sólo cuando han cruzado la ca a la leyenda. línea vuelven los sonidos, los aplausos, los latidos locos del corazón. Es entonces cuando al marcador los ordena. Y primero, el rayo de Pekín, el de Londres, Bolt. Las mejores imágenes de la Sssh sonó en el estadio. Silencio. jornada en los Juegos de Londres J. GÓMEZ PEÑA ENVIADO ESPECIAL A LONDRES AFP