Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 6 DE AGOSTO DE 2012 abc. es andalucia ANDALUCÍA 31 El alcalde de Málaga, en el salón de Plenos del Ayuntamiento FRANCIS SILVA No es momento, pero los políticos en España no están bien pagados Si hay algo que no convence al alcalde de Málaga son las decisiones de cara a la galería. Las tome quien las tome. Por ejemplo, reducir concejales, como ha anunciado Rajoy. Con eso se van a ahorrar cuatro perras aduce. Contra viento y marea, critica también el modo de recortar sueldos públicos que se está imponiento: todos por igual. Sobre todo en lo que respecta a directivos de empresas públicas. Contundente, De la Torre diferencia entre el salario de los políticos y el de los empleados públicos con responsabilidades. En cuanto a los segundos cree que rebajar, como hará la Junta, cualquier sueldo al del presidente es un error que se traducirá en peor gestión. Es un tema de calidad. De precios de mercado. Porque además surgen varias preguntas. ¿Qué hacía el director de la RTVA cobrando el doble de lo que va a cobrar ahora? Pablo Carrasco reducirá su sueldo más de un 50 Si sigue con esas condiciones ¿no será que no era necesario pagarle el sueldo anterior? ¿Por qué no se lo bajaron antes? Y, sobre los políticos, sostiene que en España están mal pagados. Sé que no es momento de actualizar eso, pero es así borrachado pensando que los recursos eran ilimitados. -También las del PP... -Sí. Todas. Ese proceso de retener, de captar competencias, que es una auténtica borrachera de poder, es un error. En Sevilla, en Valencia, donde sea. ¿Cuál es el ajuste municipal del que se siente más satisfecho? -No hay uno, es una suma de muchos esfuerzos. En todo hemos ajustado menos en gasto social y políticas de empleo. Se han reducido inversiones y eso no me gusta, pero es lo que hay. Hemos racionalizado apuestas culturales. Seguimos funcionando con la mitad de recursos. Hemos ajustado sueldos de directivos, de concejales. El protocolo se ha reducido a la mínima expresión. Antes la hospitalidad era una almendra. Hoy hay menos almendritas y aceitunas. Ninguna. Tenemos la hospitalidad de las palabras. ¿Ve al PP reforzado tras la salida de Arenas y la llegada de Zoido? ¿Le ha gustado cómo se ha producido el relevo? -Bueno, los cambios en los partidos se suelen producir de manera parecida. De arriba abajo y luego refrendándolos de abajo a arriba. Arenas ha sido en su momento un gran presidente del PP y Zoido lo será. Está empezando. Le queda mucho camino por recorrer pero lo está haciendo. Tiene que saber compaginar su nueva labor con su tarea de alcalde. Ha de tener la habilidad de que sus mensajes y compromisos sean cada vez más de carácter regional. Los ciudadanos de Sevilla van a entender que Zoido tenga una visión regional de las cosas. Para ellos debe ser una satisfacción que su alcalde sea líder del partido. ¿Cree que sería un buen candidato a la Junta un alcalde de Sevilla? -Habría un problema, y es que tendría que optar entre la Alcaldía y la candidatura. Pero por qué no. Sobre todo si en su trayectoria incorpora esos objetivos regionales que le decía. Si pelea por la igualdad de las ciudades, de los territorios. Si eso se produce no hay incompatibilidad alguna en que llegue a ser candidiato, como si fuese el alcalde de cualquier otra ciudad. ¿A usted le gustaría que fuese Zoido el próximo candidato? -No me lo he planteado. No estoy siquiera en el comité electoral del PP. Pero no tendría ningún problema. -Explique por qué se opone con tanta vehemencia a una ley de capitalidad para Sevilla. -No me opongo a una ley de capitalidad, pero sí a que la ley conlleve unos privilegios económicos. Por culpa de esa autonomía tan centralista que tenemos, no hay mayor privilegio que el de ser capital. La concentración de funcionariado, poder y riqueza que existe en Sevilla no la tienen los demás. Las propias empresas se han ubicado en Sevilla cuando antes solían tener dos sedes: Andalucía Oriental y Occidental. Y eso genera allí más puestos de trabajo. Así que si a Sevilla le añadimos otros beneficios adicionales, que sepamos que eso creará rechazo en el resto de Andalucía y desestabilizará a una región en la que yo ya me siento incómodo. Como mucho iguales ventajas y si es necesario menos. Y todo lo digo desde el mayor afecto hacia Sevilla. ¿Le ha traído algún problema con su partido ser un verso suelto ¿Le han llamado la atención alguna vez? -No, nunca. He tenido siempre la libertad de decir lo que he pensado porque creo que es razonable. Es enriquecedor que en un partido haya opiniones no coincidentes. Pero en este tema, es que mi partido siempre ha estado por la descentralización. Así que de verso suelto nada. Se ha hablado de la ley de capitalidad. Pero oficialmente no se ha dicho nada de ventajas económicas para Sevilla. Puede que los alcaldes Monteseirín y Zoido lo hayan dado a entender, pues es verdad que el Estatuto abre esa puerta. Que debería haber dejado cerrada cuando pero se redactó. Y creo que hay mucha gente que en este aspecto piensa como yo. No, no me considero un verso suelto.