Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 CÓRDOBA Agricultura LUNES, 6 DE AGOSTO DE 2012 cordoba. abc. es ABC Una asociación cordobesa se agarra a las oportunidades de negocio que ofrece esta planta, que lo mismo produce cosméticos que alimentos El aloe vera, un cultivo con futuro asegurado ASUNCIÓN FERNÁNDEZ DE CASTILLEJO CÓRDOBA a incertidumbre sobre el futuro de la PAC, junto a la baja rentabilidad de algunos de los cultivos tradicionales en Andalucía, está provocando que muchos agricultores hayan iniciado la búsqueda de cultivos alternativos que se puedan adaptar a nuestro clima y nuestras tierras. Así, ante la situación de dificultad que atraviesa el sector agrícola, son muchos los agricultores que buscan otros cultivos con los que rentabilizar sus explotaciones. En esta búsqueda de nuevas vías de negocio, hay quien ha empezado a cultivar lombrices rojas de California, con las que se produce un humus que cotiza bien como abono ecológico; también quien está probando con los cacahuetes, o con las plantas aromáticas... Entre estos cultivos nuevos, comienza a destacar el del aloe vera, un producto muy apreciado por la sociedad y que actualmente se consume de muy diversos modos, desde cremas hasta con los alimentos, y que ya se encuentra en jugos y zumos, lácteos, yogures, bebidas isotónicas, etc. Todo ello hace que a esta planta se le considere un cultivo de futuro, con gran potencial de mercado Estas buenas previsiones de futuro cosecha ya los suficientes adeptos como para que se haya formalizado una asociación de productores, Asocialoe, de la que es vicepresidente el cordobés Pablo Peinado, que cultiva aloe vera desde el año 2003 y que considera que esta planta es, sin ningún L género de duda, un cultivo de enorme futuro, por sus posibilidades de mercado y su rentabilidad Oportunidad de negocio Estas posibilidades, en Andalucía, las avala también un estudio realizado por José Miguel Zapata, de la Universidad de Alcalá, titulado El Aloe vera como alimento funcional: una oportunidad de negocio en Andalucía En el mismo, Zapata destaca que el mercado del aloe vera mueve cifras del orden de millones de dólares a nivel mundial y que hay empresas que llevan más de 20 años en el mercado El autor asegura que durante más de cinco años hemos analizado cuáles serían los lugares idóneos para cultivar y rentabilizar esta planta y señala a Andalucía. Además, según los expertos, el aloe requiere un suelo arenoso de buen drenaje, un clima semidesértico y temperaturas cálidas, que es lo que hay en Córdoba durante la mayor parte del año. En la actualidad, según fuentes de Asocialoe, en la península ibérica hay sólo entre 50 y 80 hectáreas de aloe vera (no está bien documentada la superficie) ubicadas fundamentalmente en Andalucía- -80 de la producción- -y en el levante español. Las explotaciones de aloe en España no son tampoco muy grandes ya que no superan las tres hectáreas de extensión. Esta pequeña dimensión no dificulta su rentabilidad, ya que según el empresario cordobés Pablo Peinado, una hectárea puede dar de media entre 70.000 y 80.000 kilos y ha habido años en los que hemos tenido hasta 100.000 kilos por hectárea El precio de la hoja es de 40 o 50 céntimos por kilo y los beneficios estimados, una vez restado los costes, los sitúa Asocialoe en una media de 12.000 euros hectárea, pero teniendo en cuenta que pueden llegar a los 20.000 euros por hectárea porque nosotros hemos tenido años así A esta rentabilidad se le suma que es un cultivo muy social, ya que genera mucho empleo, del orden de unas 200 peonadas anuales por hectárea, aunque Peinado reconoce que en la actualidad están implantando algu- nas técnicas que reducen algo esta necesidad de mano de obra, como son las mallas antihierba. De cualquier forma, Pablo Peinado asegura que genera mucho empleo, porque aquí se LA TRILLA POR JUAN QUINTANA Competencia láctea L OS precios de la leche se han hundido en toda la Unión Europea (UE) tanto en Francia y en Reino Unido, como en España. Se prevé que el tercer y cuarto trimestres siga la tendencia, de acuerdo con el último informe del Rabobank. Además del bajo precio, las materias primas siguen subiendo, sobre todo los piensos y el combustible. En este contexto, la Comisión Nacional de la Competencia ha abierto un expediente por pactar precios, a nueve industrias, cooperativas y asociaciones del sector lácteo. Lo más complicado de demostrar y no fácil de creer, es que un número tan alto de industrias y cooperativas lleguen a acuerdos de precios. Cuando existe un oligopolio, estos acuerdos son más verificables y pueden parecer hasta probables. No es el caso. Hay dos factores que condicionan estos bajos precios. Por una lado, la escasa capacidad del sector productor de ejercer una presión real a la industria, debido a su falta de organización, y por la posibilidad real que tiene la industria de abastecerse de leche en mercados excedentarios próximos, como el francés. Por otro lado, más condicionante que la industria, es la distribución, con muchas menos empresas que la lideran, y que establecen unos precios en los linea- les que dificultan en extremo los márgenes a unos y otros. La competencia en la distribución es fuerte y, en un momento en que el consumidor compra fundamentalmente por precio, la oferta de alimentos básicos a precios bajos es un importante reclamo y una estrategia comercial comprensible. Sería necesario aumentar la dimensión de las explotaciones para poder reducir costes de explotación y recuperar margen, pero ello implicaría la desaparición de parte del tejido productivo. Además, al ser un producto perecedero, en constante producción y con limitaciones de almacenaje, la industria sufre una muy escasa presión de los productores, pero muy alta por parte de la distribución.