Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 6 DE AGOSTO DE 2012 abc. es ENFOQUE 5 Los remeros de Fuenterrabía ondean la bandera nacional tras proclamarse, en Castro Urdiales, campeones de España de traineras EFE Fuenterrabía, con la enseña nacional El milagro de España JAIME GONZÁLEZ Es normal que el equipo de Fuenterrabía celebre su triunfo en el campeonato de España de traineras; si lo hace ondeando al viento la enseña nacional, resulta- -en la primera acepción del término- -extraordinario, porque se sale de la regla natural o común Hace desgraciadamente mucho tiempo que lo natural o común- -que un equipo vasco de rienda suelta a su alegría exhibiendo la bandera de España- -dejó de serlo, hasta el punto que la imagen que ilustra este breve comentario se convierte, por insólita, en un documento merecedor de un comentario. Cuando la fotografía cayó en manos del editor gráfico, el bueno de Matías dio un brinco al reparar que eran vascos quienes blandían la bandera al aire; no se quedó ahí, sino que comprobó que no se trataba de un error. ¡Que sí, que sí; que son los remeros de Fuenterrabía! Y la imagen fue pasando ante los ojos incrédulos de mis compañeros, testigos de un inédito hallazgo, como si fueran alquimistas delante de la piedra filosofal, esa sustancia que convertía los metales en oro y confería inmortalidad y omnisciencia. Nos pasa que no sabemos lo que nos pasa escribió José Ortega y Gasset en su afán por alumbrar los males de España. Otros intelectuales- -Miguel de Unamuno, Gregorio Marañón, Salvador de Madariaga, María Zambrano o Sánchez Albornoz- -trataron de concretar tan certero diagnóstico, pero fue Julián Marías quien se atrevió a descubrirnos el alma en su España inteligible En realidad, y aunque se esforzara en demostrar que somos previsibles, su conclusión no dista mucho del nos pasa que no sabemos lo que nos pasa Y así me encuentro yo: tratando de explicarme por qué en España no se cumple la regla natural o común -que nos una la bandera en la alegría y la adversidad- -y por qué cuando se cumple- -en la celebración, por ejemplo, de los remeros de Fuenterrabía- -la imagen sea tan extraña que el bueno de Matías, editor gráfico, coja con pinzas la fotografía y la lleve a analizar para comprobar su veracidad. Tal vez, en Castro Urdiales, en el campo de regatas de Brazomar, asistiéramos ayer al milagro de España, aunque Matías me advierte, con razón, que puede tratarse de un simple efecto óptico.