Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 ECONOMÍA SÁBADO, 4 DE AGOSTO DE 2012 abc. es economia ABC Los policías evitaron que los piquetes cortasen el acceso de los pasajeros a los trenes en circulación, en la estación de Atocha, Madrid La huelga de Renfe complica el inicio de las vacaciones de agosto El Ministerio de Fomento cifró el seguimiento del paro en un 20 los sindicatos convocantes, en un 90 L. P. ARECHEDERRA M. RODRÍGUEZ MADRID C on relativa normalidad se desarrolló ayer la jornada de huelga convocada por los sindicatos ferroviarios de Renfe, Adif y Feve contra los planes de liberalización del sector. No hubo, sin embargo, consenso sobre las cifras de seguimiento del paro. El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Rafael Catalá, estimó en un 20 el seguimiento de los trabajadores, mientras que los sindicatos convocantes lo cifraron en un 90 Lo que confirmó Catalá es que los servicios mínimos se desarrollaron en su plenitud y que mantuvieron en funcionamiento el 75 de los servicios de los trenes AVE y de larga distancia, el 67 de los de media y hasta el 60 de los de Cercanías. Comisiones Obreras ca- lificó estos servicios mínimos como abusivos y acusó al Ministerio de intentar desactivar la movilización de los trabajadores A pesar de tales servicios, la huelga afectó a 267 trayectos ferroviarios. Catalá confirmó que circularon 1.110 trenes en toda España de una flota total de 1.700. El secretario de Estado de Infraestructuras reprochó a los convocantes del paro la fecha elegida, un viernes de principios de agosto, por ser un día propicio para los viajes de vacaciones. Una circunstancia que, según Catalá, genera un daño importante en la imagen de España, además de incrementar las pérdidas de las empresas implicadas. Concretó que este impacto puede alcanzar los cuatro millones de euros entre los billetes que fueron devueltos y los que no se vendieron. Además, el número dos de Fomento negó las acusaciones sobre la falta de diálogo con los agentes socia- les en relación con los planes para reformar el sector de los ferrocarriles. Catalá manifestó que en un contexto de negociación la convocatoria de una huelga es impropia Los sindicatos, por su parte, expresaron que el Gobierno no quiere negociar con ellos y prometieron seguir movilizándose hasta que frenen la liberalización del sector, así como la disolución de Renfe en cuatro compañías y la integración de Feve en Renfe y Adif. En concreto, anunciaron la convocatoria de otra jornada de huelga para el 17 de septiembre. El motivo de la convocatoria de los sindicatos son los planes de liberalización del sector que aprobó el Gobierno en un real decreto- ley de 20 de julio. El objetivo es que, a partir de julio de 2013, diferentes operadores puedan competir con Renfe en la prestación de servicios ferroviarios. La ministra de Fomento, Ana Pastor, justificó el impulso de esta reforma por las elevadas pérdidas de las compañías públicas. En concreto, Renfe tiene una deuda de 5.200 millones de euros con unas pérdidas en 2011 superiores a los 100 millones. Feve acumula una deuda de 530 millones y Adif, un pasivo de 15.000 millones. Existen graves ineficiencia y hay una falta de rentabilidad económica y social explicó Pastor. Este sistema supone actualmente 2.500 millones a las arcas públicas. Pequeños incidentes A pesar de que la normalidad reinó en las estaciones ferroviarias del país, el secretario de Estado confirmó que se registraron pequeñas incidencias Renfe informó de que unos piquetes detuvieron varios trenes de Cercanías en Barcelona cuando accionaron sus alarmas. Uno de los incidentes más llamativos tuvo lugar en el tren- hotel que une Galicia con Barcelona: su conductor se sumó al parón a mitad de trayecto y se bajó en la estación de Veguellina de Órbigo, en León. Ello retrasó la llegada del convoy en tres horas. Líneas afectadas Los operadores cancelaron 267 servicios ferroviarios de alta velocidad y larga y media distancia