Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ESPAÑA SÁBADO, 4 DE AGOSTO DE 2012 abc. es españa ABC GIBRALTAR Los pescadores podrán volver a faenar hasta diciembre LUIS AYLLÓN MADRID El conflicto pesquero en Gibraltar entró ayer por cauces de solución, después de que el ministro principal, Fabian Picardo, aceptara que los barcos españoles continúen faenando en las aguas que rodean el Peñón desde el 16 de agosto al mes de diciembre. El acuerdo fue alcanzado en una reunión entre Picardo y los representantes del sector pesquero del Campo de Gibraltar, después de cuatro meses de conflicto. En ese periodo, abierto cuando las autoridades gibraltareñas suspendieron unilateralmente el acuerdo de 1999 que regulaba la actividad de los pesqueros en esa zona, se han registrado continuos incidentes. Algunos pesqueros fueron hostigados cuando faenaban por embarcaciones de la Policía gibraltareña y tuvieron que ser protegidos por barcos de la Guardia Civil. Unas 300 familias del campo de Gibraltar viven de esa actividad pesquera. En la reunión de ayer se acordó que los barcos no pesquen en las citadas aguas hasta que se conozcan los resultados de una reunión que mantendrán el lunes dos científicos el director del Centro Oceanográfico de Cádiz del Instituto Español de Oceanografía (IEO) Ignacio Sobrino, y la experta británica en pesca Indrani Lutchman y que darán a conocer en el plazo de diez días como máximo. Sobre estas líneas, las máquinas utilizadas para hacer las clonaciones, ocultas en un trastero VÍCTOR LERENA Falsificaban tarjetas idénticas a las reales con datos de hackers La banda rumana detenida estafó en un año 100.000 euros M. J. ÁLVAREZ MADRID Revendían todos los productos que compraban Comprar. Eso hacían los integrantes de la banda rumana, liderada por una mujer, tras el reparto del dinero de plástico clonado, que reproducía fielmente el diseño de las emitidas por las entidades bancarias. Los productos elegidos eran siempre combustible, que adquirían en estaciones de servicio; artículos de perfumería y cosmética y material electrónico. ¿Su destino? Su venta a terceros, con lo cual, el negocio que hacían los cuatro ciudadanos rumanos detenidos era redondo. De hecho, dos de ellos contaban con antecedentes por hechos similares. La jefa y otro están ya en la calle. Moratoria A partir del día 16 habrá una moratoria, en la que los pescadores podrán faenar como lo han hecho tradicionalmente y utilizando las redes que han utilizado siempre. La moratoria se prolongará hasta diciembre, un tiempo en el que las autoridades gibraltareñas evaluarán la actividad de los pescadores, sus artes y los recursos existentes en los caladeros. Entre diciembre y enero, coincidiendo con épocas de veda y con un previsible mal tiempo, el Gobierno gibraltareño podría dar a conocer una nueva legislación medioambiental, considerando los datos aportados por los estudios científicos. Al término del encuentro, Picardo señaló que nunca ha querido generar un conflicto con gente que viene a buscarse la vida Entre los representantes de los pescadores hubo también satisfacción por el acuerdo, lo mismo que aseguran fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores que han seguido muy de cerca el conflicto. Idénticas a las reales. Como dos gotas de agua. Así eran las tarjetas de crédito elaboradas por una banda integrada por cuatro ciudadanos rumanos radicada en Alcalá de Henares (Madrid) y liderada por una mujer. Copias exactas de las emitidas por las entidades financieras. Para ello, disponían de uno de los más completos laboratorios hallados en nuestro país en donde las fabricaban. Éste estaba en un trastero de la citada localidad, en donde contaban con toda la maquinaria adecuada para sus ilícitos fines. En él, disponían de una impresora de tarjetas a color que les permitía transformar una en blanco en una reproducción exacta a la de la entidad bancaria elegida, especialmente estadounidense: Visa y Mastercard. Entre 10 y 50 euros ¿El motivo? No exigen pin al no tener chip incorporado. Así lo explicó ayer un portavoz del Grupo XX de la Brigada Provincial de la Policía Judicial, que ha llevado a cabo las investigaciones. A continuación, en una troqueladora copiaban y daban relieve a los da- tos de los titulares- -siempre de origen extranjero- -y las numeraciones, que adquirían por internet a piratas informáticos de Ucrania y de Rusia, previo pago de cantidades que oscilaban entre los 10 y los 50 euros, en función del límite del gasto. Por último, todos los datos adquiridos al hacker de turno se incorporaban a la banda magnética a través de un lector grabador. Todo ello permitía a la banda de rumanos obtener copias de elevada calidad, sin levantar sospechas. Todas las máquinas, salvo la troqueladora, son productos de venta libre; el otro aparato se adquiere en China a través de la red y su precio ronda los 2.000 euros. Una vez lograda la copia fidedigna del dinero de plástico, los miembros de la red las utilizaban para realizar compras en distintos establecimiento. Para ello, empleaban documentación falsa acorde a la filiación del titular- -que no se correspondía con el real, elegido de forma aleatoria- -y firmaban. No solían levantar sospechas ya que, aunque la numeración de las tarjetas correspondía a bancos americanos, ellos la imprimían en otras pertenecientes a bancos españoles. La Policía Nacional calcula que los miembros del grupo delictivo han estafado 100.000 euros en un año a 300 ciudadanos, la mayoría estadounidenses. Los integrantes de la banda, de edades comprendidas entre los 25 y los 35 años, son tres hombres y una mujer, que fueron arrestados el pasado día 26 de julio. Dos de ellos están cumpliendo prisión preventiva y tenían antecedentes por delitos similares, precisó el portavoz policial. La investigación comenzó a mediados de 2011 cuando una entidad bancaria norteamericana alertó de pagos con tarjetas falsas en la zona del Corredor del Henares. La operación sigue abierta a la espera de identificar a los piratas informáticos.