Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 INTERNACIONAL LUNES, 30 DE JULIO DE 2012 abc. es internacional ABC Un radical yihadista libio entrena a las milicias sirias El comandante Mehdi Al Harati lidera el Batallón de la Umma DANIEL IRIARTE CORRESPONSAL EN ESTAMBUL MEHDI AL HARATI YIHADISTA Un guerrero graduado en Oxford Perfil Si Mehdi Al Harati es, como sugieren algunos, agente de un servicio de inteligencia occidental, la discreción no es su fuerte. Este combatiente ha dejado un rastro importante a su paso por varios países, y es todo menos un desconocido. Graduado en Oxford y antiguo profesor de árabe en Dublín, Harati comenzó a cobrar relevancia pública hace cinco años por su implicación en los círculos propalestinos de Irlanda, donde era un conocido activista. Se embarcó en el Mavi Mármara, el barco de bandera turca que lideró la Flotilla de Gaza de 2010, y cuyo asalto a manos de comandos navales israelíes se saldó con nueve ciudadanos turcos muertos. Yo fui uno de los heridos, y los israelíes me retuvieron durante nueve días contó al corresponsal de ABC. Cuando estalló la revuelta contra Gadafi, el antiguo profesor decidió crear, junto a su cuñado Hossam Al Nayyar, una C uando hace ocho meses este corresponsal se topó accidentalmente con varios agentes libios en Yebel Zawiya, localidad bajo control de la insurgencia en el norte de Siria, la presencia de yihadistas en el país era un secreto militar, cuya publicación le supuso al enviado especial de ABC la abierta hostilidad de los rebeldes, acusaciones de espionaje e incluso amenazas de muerte. Pero la creciente presencia de yihadistas en la insurgencia siria es ya un hecho imposible de ocultar, u lo que entonces era información está ahora a la vista de todos: voluntarios libios han formado el grupo Liwaa Al Umma (la Brigada de la Comunidad de los Creyentes y combaten desde hace semanas al régimen sirio. Los lidera Mehdi al Harati, un comandante libio con pasaporte irlandés con el que ABC se encontró en el interior de Siria en diciembre, y que em estos días ya no se molesta en ocultar su identidad. Al contrario, incluso ha concedido una entrevistas a la CNN y al diario irlandés The Irish Times. Estamos aquí para facilitar y entrenar a los civiles rebeldes en Siria, muchos de los cuales son doctores, ingenieros y profesores, usando nuestra experiencia durante la revolución libia declaró Harati al periódico de Dublín. Harati contó asimismo a la CNN que visitó Siria el año pasado en una misión de reconocimiento con toda probabilidad en el momento en que le encontró ABC junto a dos compañeros, uno de ellos un hombre de confianza de Abdelhakim Belhadj, exyihadista y actual líder de un importante partido político de Libia. Después de que muchos sirios me contactaran pidiéndome ayuda, sentí que era hora de hacer más, y dado el gran éxito de la Brigada Trípoli, sentimos que era el momento de actuar. Y eso significaba crear el Liwaa Al Umma aseguró Harati. Con el éxito previo de Libia, decidí poner al margen mi nacionalidad e igual que organizaciones de todo el mundo ayudaron a Libia en momento de necesidad, decidí transmitir mi experiencia para que otros se beneficien añade. Ciertamente, Harati es un combatiente muy experimentado. A finales unidad de exiliados libios para luchar en la guerra. Aquel grupo sería el germen de la Brigada Trípoli, que jugaría un papel fundamental en la toma de la capital hace un año. En Libia, Harati concedió entrevistas a varios medios internacionales, y el Canal France 24 le dedicó un reportaje especial. Tras la caída de Gadafi, se convirtió en una de las cabezas visibles de la nueva autoridad militar de Trípoli. Pero en octubre de 2011 se vio envuelto en un extraño episodio cuando unos ladrones irrumpieron en su casa de Dublín donde le robaron abundantes joyas y dinero. El propio Harati contó a la Policía que el monto sustraído ascendía a 200.000 euros, parte de una cantidad aún mayor entregada por agentes de la inteligencia estadounidense para ayudar en la campaña de Libia. El dinero robado había sido apartado por Harati para su familia, en caso de que él muriese en la guerra. Poco después, Harati renunció a su puesto en el Gobierno militar de Trípoli. Se dijo entonces que lo hacía por diferencias con el Consejo Nacional de Transición de Libia. Menos de dos meses después, reapareció en el norte de Siria, donde le encontró ABC. Ahora ya está claro qué hacía allí. Amenazas Hace ocho meses el enviado especial de ABC fue amenazado de muerte por denunciar su presencia Amigo de Belhadj En su primera entrada en Siria, a Harati le acompañaba un camarada del ex yihadista Belhadj Internacionalista Sentí que había llegado la hora de actuar, aunque no tenga nacionalidad siria declaró Harati Insurgentes Un 90 por ciento de sus milicianos son sirios, los demás son libios y voluntarios árabes de julio de 2011 entrenó a la Brigada Trípoli en Nalut, en el oeste de Libia, compuesta de voluntarios libios venidos del extranjero. Menos de un mes después, este grupo de élite inició la insurrección en la capital libia, que finalmente condujo a la caída de Muammar al Gadafi. Durante las horas que este corresponsal compartió con él, Harati mantuvo en todo momento su pistola preparada, dispuesto a repeler a tiros cualquier aparición imprevista del Ejército sirio. El número de miembros de la Brigada de la Comunidad de los Creyentes es incierto, pero todos coinciden en que aproximadamente un 90 por ciento de ellos son sirios, en tanto que los demás son libios y voluntarios de otros países árabes. No hemos hecho ningún esfuerzo activo para reclutar a libios. Estos son hombres adultos que piensan por sí mismos, y no necesitan ser convencidos sobre esta causa asegura Harati. La página de Facebook de este grupo muestra a decenas de milicianos entrenándose con fusiles y haciendo instrucción en lo que parece ser algún lugar de Libia (las fotografías han sido retocadas digitalmente para que no puedan leerse las matrículas de los vehículos y las pintadas en los muros) Sin embargo, la presencia en todas las fotos de la bandera siria verde, blanca y roja (la insignia anterior a la llegada al poder del partido Baaz, ahora adoptada por la oposición) no deja ninguna duda sobre las pretensiones de la Brigada. En una de las imágenes puede verse a Harati posando armado delante de un coche con matrícula de Rastán, una de las localidades sirias más castigadas por la violencia. Otro de los miembros destacados del grupo es Hossam Al Nayyar, de 33 años, cuñado de Al Harati y nacido en Irlanda, también veterano de la Brigada Trípoli, entrevistado por la CNN hace tres días en la frontera entre Turquía y Siria. En mitad de la entrevista, el combatiente recibió la llamada que le autorizaba a entrar con el grupo en territorio sirio. Libia fue un paseo por el parque comparado con Siria, soy consciente de esto mientras