Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA LUNES, 30 DE JULIO DE 2012 abc. es españa ABC Transferencias del Estado a las Comunidades Autónomas Cifras en euros. País Vasco y Navarra tienen Régimen Especial 2.500 2 2.427 2.160 2.172 1.879 1.708 1.757 1 1.978 2.206 2 2.081 2.236 2.227 2.383 MEDIA NACIONAL POR HABITANTE 2.000 1.858 1.946 euros 1.776 1.758 1.500 1.000 500 0 Andalucía a Fuente: Elaboración proia ración A Asturias Aragón C. Valencian V na Valenciana B Baleares C Canarias Ca antabria a Cantabria Ca illa León Castilla y León asti ón Extremadura Ext tremadura a Galicia La Rioja L Madrid M Murcia P. SÁNCHEZ ABC Castilla- La Mancha ancha C Cataluña a Cataluña recibe más dinero del Estado para servicios sociales que la media nacional Para financiar Sanidad, Educación y servicios asistenciales percibe más de 2.000 euros por habitante ROBERTO PÉREZ MADRID C ataluña no es ni la región que más contribuye a la solidaridad interterritorial en España, ni es de las que menos ingresan por el sistema general de financiación autonómica de entre todas las que componen el régimen común tributario, que son todas menos Navarra y el País Vasco, que cuentan con haciendas propias y régimen de liquidación diferenciado con el Estado. La financiación autonómica general se conforma de la parte que recibe cada Comunidad por impuestos estatales- -tramo autonómico del IRPF, IVA e impuestos especiales- del Fondo de Suficiencia Global, el Fondo de Garantía y el Fondo de Convergencia Autonómica. Son las vías de ingresos del Estado que comparten todas. Algunas de ellas- -con menores rentas o con situaciones específicas- -los complementan con otros fondos auxiliares. encima de los alrededor de 1.950 euros que da como media la distribución de todos estos fondos en 2012. En el reparto de esta financiación autonómica, si se mide en proporción al número de habitantes, peor paradas que Cataluña salen Castilla- La Mancha, Baleares, Andalucía, Madrid, Murcia, Canarias y la Comunidad Valenciana. El sistema de financiación se conforma con una serie de mecanismos dirigidos a redistribuir la riqueza, un principio esencial de solidaridad. Se incorporan transferencias y mecanismos de ponderación para evitar las diferencias de desarrollo. Personas, no territorios No es una cuestión en la que prime el territorio, sino las personas. De lo que se trata es de garantizar la máxima igualdad entre españoles en el acceso a servicios públicos, al margen de dónde residan. Por lo mismo, en realidad la solidaridad no la ejercen los territorios sino los habitantes del país en su conjunto, entre unos y otros. En cualquier caso, aun siguiendo el argumento de qué comunidades aportan más o menos, tampoco Cataluña es la que más carga soporta. Según un estudio presentado a finales de la semana pasada por la Comunidad de Madrid y elaborado con datos del Ministerio de Hacienda, es precisamente esta región la que más contribuye a ayudar a las autonomías menos prósperas. El informe indica que cada madrileño aporta 384 euros al Fondo de A palos con la realidad POR LUIS VENTOSO 86.000 millones Volviendo al caso de la financiación autonómica general, de los 86.000 millones de euros que se distribuirán entre estas 15 autonomías durante este año, Cataluña recibirá alrededor de 15.700 millones. Sale a más de 2.000 euros por habitante, ligeramente por an probado alguna vez a razonar con un hooligan? Complicado. Aunque la tele muestre al defensa de su equipo triturando la pierna del delantero rival, el hooligan argumentará que no ha habido penalti. La pasión por los colores se antepone a los hechos empíricos. Los nacionalistas que gobiernan y gobernaban Cataluña (los aquelarres tripartitos de Maragall y Montilla fueron tan nacionalistas como Mas) andan a palos con la realidad. Hay un objetivo sentimental irrenunciable, el sueño de una Cataluña independiente, y la realidad se retuerce cuanto haga falta para transitar hacia esa meta. El argumento central es sencillote: tenemos que independizarnos porque estar en ¿H España nos perjudica. Ese mantra victimista se predica a tiempo completo desde la prensa filonacionalista (que en Cataluña es toda, pues toda depende de la subvención de la Generalitat) y desde la onerosísima y potente televisión autonómica. Como no hay nada más consolador que achacar a otros nuestras deficiencias, gran parte de la ciudadanía catalana ha acabado comprando la tesis del agravio. Ayer subieron los peajes en toda España. Ir de Coruña a Vigo (154 kilómetros) costará la friolera de 14,3 euros ¡2.400 pesetas! Pero solo una comunidad se sulfura y organiza manifestaciones airadas en los peajes: Cataluña. Y es que les han hecho creer que solo allí se paga por circular. Oriol Pujol, el divino delfín, se ve en- fangado en una corruptela gruesa y pringosa. Reacción del poder catalán: esto es la respuesta del Estado ante la reclamación del pacto fiscal. Artur Mas se ve salpicado por el saqueo del Palau. Reacción de la oposición de ERC: no podemos pedirle cuentas, pues dañaríamos la figura institucional del presidente de la Generalitat. Da igual que sean corruptos si son patriotas. La exigencia del pacto fiscal se justifica por el supuesto maltrato que recibe Cataluña en el reparto del dinero del Estado. Pero cuando se cotejan los datos, resulta que recibe más que la media y no es la comunidad que más aporta a la solidaridad interterritorial. Lo doliente, y lo preocupante, es que falseando los hechos día tras día están ganando de calle la batalla de la propaganda, debido a la inhibición acomplejada de quienes deberían defender la idea de España, empezando por un PSOE a la deriva, que en el frívolo viaje del zapaterismo tiró por la ventanilla su E de español.