Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 OPINIÓN POSTALES LUNES, 30 DE JULIO DE 2012 abc. es opinion ABC BREVERÍAS A la chita... El diestro cordobés José Luis Torres está cosechando de manera discreta y sin que haya mucho eco mediático una buena temporada. Tras su éxito en la Feria de Mayo hace unos años, pasó por unos momentos de sombra, pero esta campaña está resurgiendo. Lleva cuatro triunfos consecutivos. Ayer en La Roda volvió a salir a hombros tras cortar dos apéndices. Torres, que aún mantiene una significativa legión de seguidores en Córdoba, bien merecería estar en la agenda de los futuros gestores de Los Califas. JOSÉ MARÍA CARRASCAL Balón de oro Que las economías de los equipos de fútbol han mermado y mucho, no es noticia. Que los efectos de los concursos de acreedores se notan y mucho en la partida de gastos de los clubes, es obvio. Que se mira hasta el último euro... normal. Así es explicable que en el stage del Córdoba CF en Mijas, cada balón del entrenamiento que acababa en un arroyo cercano del campo de entrenamiento valiera su peso en oro... A noventa euros el esférico, normal que hasta el mismo delantero Pepe Díaz saltara al arroyo en busca del balón. Hay que ahorrar. El encierro Parece ser que el encierro de los cargos públicos de IU en el Palacio de la Merced el pasado miércoles no ha sentado nada bien entre las filas del PP. Según dejó caer ayer el responsable provincial de Izquierda Unida, Pedro García, algún responsable de los populares habría reprochado a los alcaldes de su formación esta actuación; una situación tensa que parece romper el consenso y las buenas relaciones que durante todo este tiempo, y por mor de su vicepresidente, Salvador Fuentes, se venía fomentando entre gobierno y oposición. PHELPS Y LOCHTE Nuestro problema es el sistema, más que los hombres, ya que los españoles funcionan fuera del mismo L O que ha ocurrido en la primera jornada de los JJ OO de Londres entre Phelps y Lochte no es más que la última versión de la fábula de la cigarra y la hormiga. O de las liebres y los perros que las perseguían: Phelps se ha dedicado los últimos años a hacer las cosas que le divertían, mientras Lochte se dedicaba a entrenarse de la forma más brutal posible, entre ellas, arrastrar cadenas de ancla y lanzar neumáticos de dos metros de altura hasta treinta veces seguidas. Resultado: llegada la hora de la verdad, el eterno segundón se comió con patatas al eterno ganador, que ni siquiera consiguió medalla. Si traigo aquí la sorpresa, que habrán leído en los periódicos y posiblemente visto en las pantallas es por la relación que tiene con la crisis que estamos sufriendo. Durante los últimos años, unos países hicieron sus deberes mientras otros se dedicaron a disfrutar alegremente de las circunstancias favorables que reinaban. Pero llegadas las vacas flacas, que llegan siempre tras las gordas, los primeros pueden sobrevivir, mientras los segundos, entre los que nos contamos, se van al fondo. No sólo Alemania había hecho los ajustes necesarios para los tiempos de crisis. Los habían hecho algunos más, Suecia entre ellos, donde extrañará saber que hay más facilidades de despido que en España. Claro que hay muchas más facilidades de encontrar de nuevo empleo, lo que cambia radicalmente la cosa. Es a lo que deberíamos aspirar nosotros si queremos ponernos al día y si nos dejan los que quieren que todo siga lo mismo, como Méndez y Toxo, que han ido a Berlín a enseñar a Frau Merkel cómo se lleva una economía. Sin que valga lo de la Europa del norte y la Europa del sur o lo de la ética protestante y la ética católica de las que tanto se habla. En España hay sectores que van bien, industrias que se cuentan entre las primeras potencias del mundo en su ramo y, lo más importante, españoles que fuera rinden como el que más. Lo que demuestra que el problema no son ellos. Es el sistema. De ahí que haya que cambiar el sistema, que no premia el esfuerzo, la iniciativa y el afán de superación, sino el amiguismo, las afinidades ideológicas y la corrupción en todos los aspectos, lugares y niveles. Tenemos ejemplos de ello a diario, con las consecuencias correspondientes: una desconfianza cada vez mayor, tanto dentro como fuera, al Estado español. Un Estado al que se nos ha llenado la boca definiéndolo como social, autonómico, democrático y de derecho pero que en la práctica ha devenido en antisocial, clientelista, ineficaz, arbitrario y desintegrador, donde florecen los arrabatacapas bajo las más diversas siglas, que podrían reducirse a ADC, agarra el dinero y corre Nada de extraño que, ante nuestro asombro, nos estén adelantando por la derecha y por la izquierda. Vamos a ver si, tras el susto, somos capaces, como Phelps, de reaccionar. CARTAS AL DIRECTOR La búsqueda de la felicidad Quizás la desigualdad mayor sea la social, la pobreza vergonzante que contemplamos, con- -acentuada fuerza- -y que va minando la esencia del ser humano, hijo de Dios, al diferenciarse en proporciones alarmantes y de injusticia con esa otra clase de personas que, indiferentes ante el dolor humano y la pobreza lacerante, asumen un papel egoísta de desamor. No han tomado el deber que todos tenemos de velar por los intereses comunes, sabiendo pues, que, toda riqueza y bienestar corresponde a la Comunidad, con ayudas que debemos cubrir, ofreciendo soluciones en la búsqueda de una mayor igualdad para todos. Por ello, han de irse superando las desigualdades humanas, reduciendo las miserias y elevando a la categoría de dignidad a toda persona, sin distinción de raza, credo, cultura, etcétera. Se debe de abrir un abanico de posibilidades: creando conciertos entre países; respetando los derechos humanos; fijando nuevos caminos conducentes a una mayor liberación de la pobreza; rescatando las desigualdades, en un anhelo común de servicio de unas naciones frente a otras, y en una ayuda permanente, para desterrar de la misma sociedad, la lacra de la La Junta, empresa de Griñán Griñán ha convertido la Junta en su empresa una empresa sui géneris lo mismo que convirtieron las cajas en sus bancos. Un empresario que no aporta ningún capital, lo aportamos los contribuyentes, y unos puestos de trabajo que no se cubren por concurso de méritos y capacidad, sino por el carnet del PSOE y afines; una empresa cerrada a todo aquel que no es del partido y fracasada lo mismo que fracasaron con las cajas. Ahí está el déficit a que nos ha llevado, juzgados llenos de expedientes, los ERE y una comunidad a punto de ser intervenida. Y culpan de ello, hace falta cara, al Gobierno central que ha venido en su ayuda para que puedan pagar y cumplir sus compromisos. No acepta reformas ni recortes y demagógicamente se pone al frente de manifestaciones callejeras sin reparar en su ruinosa gestión, la que nos ha traído hasta aquí y sin horizonte ninguno. Accionista mayoritario sin aportar un euro y presidente sin nunca haber ganado unas elecciones. Un empresario también sui géneris que sigue apostando, a pesar de las pérdidas, por el despilfarro, la televisión para su propaganda y el aparato creados para su beneficio y el partido, arropado por el líder de IU Valderas, Tapaderas Según ABC, la Junta cataloga a directivos afiliados al PSOE para su promoción, nada más y nada menos que 180. Eso se llama reparto de beneficios. Beneficios que sigue repartiendo como los quinientos millones de Cooperación Internacional en los últimos seis años, una media diaria de casi cuarenta millones se las antiguas pesetas. No se le cae la cara de vergüenza con lo que está cayendo de recortes. Por esto y por la corrupción es por lo que hay que salir a la calle. Los recortes son consecuencia de los ocho años de ZP y los veinticinco de Griñán y Chaves tirando el dinero de todos. Mientras, una enseñanza concertada que no cobra; una deuda de 35 millones con las asociaciones de discapacitados; deuda con los centros de día y residencias de mayores; subvenciones para alquiler que tampoco cumple; cajones llenos de facturas; plantas y camas cerradas en hospitales, etcétera. Una Andalucía a la que arruina y sigue arruinando. Un empresario a destituir por su pésima gestión y despilfarro. ¡Canallesco! I. MORENO JULIÁ CÓRDOBA