Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 30 DE JULIO DE 2012 abc. es ENFOQUE 5 Un manifestante protesta ayer, megáfono en mano y señera al cuello, en el peaje de la AP- 7 en Mollet AFP Protesta nacionalista por los peajes Combustible fósil JESÚS LILLO Si Cataluña fuera un Estado propio, no me importaría pagar, porque sería para nosotros, pero no quiero pagarle a España Hay gente, como la choferesa del entrecomillado, a la que no le escuece la subida del precio, sino la procedencia del tendero. La versión nacionalista de esa rara y extendida variedad de la sarna que con gusto no pica, conocida en el ámbito de la epidemiología como SCGNP- 1, llevó ayer a un montaraz y rumboso grupo de independentistas catalanes- -carretera, manta y bandera- -a cortar la AP- 7 a la altura de Mollet para protestar por un incremento de los peajes de autopista que grava y afecta a usuarios de toda España, pero que solo ha movilizado, mira por dónde, a unos cuantos conductores de los que repostan en la red de gasolineras de CiU y otras compañías del sector. Pasan la ITV donde Oriol Pujol y van con el depósito lleno de ese rencor licuado que despacha el nacionalismo a chorros y manguerazos, combustible fósil, sacado de muy abajo y hondo, que alimenta el motor de explosión de una sociedad en parte acostumbrada a mirar para dentro y protestar para el otro lado. Mientras pide al Estado un rescate económico para salir adelante y seguir a lo suyo, la Cataluña que alienta, construye y asfalta el nacionalismo ha dejado de ser una mentira con vistas a España y a la calle para convertirse- -mucho más rentable y llevadera para sus artífices- -en un engaño de consumo interior, solo para abonados. Con la gasolina de CiU y estaciones de servicio afines no se va muy lejos. A Mollet, ida y vuelta. ESPAÑA