Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 25 DE JUNIO DE 2012 abc. es economia ECONOMÍA 69 La retirada de dinero de los bancos españoles se multiplica por siete En un año la transferencia de depósitos a la zona euro llega a 345.000 millones ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL EN BRUSELAS BANCO DE PAGOS La deuda de las familias es del 100 del PIB en España EFE BASILEA (SUIZA) El anuncio del Gobierno de que va a perseguir la ocultación de cuentas corrientes de los ciudadanos españoles en el extranjero tenía una razón de peso. En el último año, los pasivos del Banco de España en el sistema de intercambio del Banco Central Europeo Eurosystem han pasado de 45.000 millones de euros a 345.000 el pasado mayo. Eso quiere decir que las transferencias de depósitos bancarios desde España al resto de la zona euro se han multiplicado por siete en los últimos 13 meses. En un entorno en el que está consagrada la libre circulación de capitales, no puede haber obstáculos a que los ciudadanos desplacen su dinero dentro de la zona euro sin ninguna restricción ni necesidad de dar explicaciones a nadie. En cierto modo, la evolución del mercado único permite pensar incluso que esta opción está siendo favorecida por el aumento de intercambios de todo tipo dentro de un espacio en el que han desaparecido las fronteras y circula la misma moneda. Sin embargo, los movimientos masivos pueden considerarse un síntoma de desequilibrios en la situación económica entre diferentes países. El que ha registrado España es uno de los más bruscos desde que existe el euro. España no es el único país desde el que parte más dinero que el que regresa según la contabilidad del Target 2, el mecanismo del BCE que registra las transferencias en tiempo real entre los 17 bancos centrales de la zona euro. El sistema anota las transferencias en términos de activos y pasivos de cada banco central en la contabilidad de las reservas del BCE. En abril, el Banco de España tenía anotado un pasivo por valor de 303.000 millones, mientras que el Bundesbank alemán tiene una estratosférica diferencia a su favor de 644.000 millones. Según el profesor Eric Dor, de la prestigiosa escuela de negocios IESEG de Lille (Francia) eso confirma que Alemania es el país más atractivo para los depositantes, pero al mismo tiempo en el más vulnerable en caso de una eventual implosión incontrolada de la moneda única ya que sería el Bundesbank el que se anotaría el grueso de las pérdidas y debería ser recapitalizado por el Gobierno alemán a costa del dinero de los contribuyentes Después de España, Italia es el segundo país con saldo negativo (279.000 millones) en el Target 2. De hecho, en- El endeudamiento de las familias ronda el 100 del Producto Interior Bruto (PIB) en algunos países como España, Irlanda y el Reino Unido, según un informe el Banco de Pagos Internacionales (BPI) Alerta de que en otros países como Francia e Italia, tanto la deuda de los hogares como de empresas ha aumentado respecto al PIB desde 2008 Esta entidad destaca en su informe que un factor importante que está retardando el proceso de desapalancamiento de los hogares es la necesidad simultánea de sanear los balances de los sectores financiero y público y reducir su nivel de apalancamiento. Explica que la lentitud del desapalancamiento en los principales sectores de la economía explica en parte la frágil recuperación en las economías avanzadas. A su juicio, las condiciones de financiación bancaria en la zona del euro empeoraron en otoño de 2011. Y dice que los depositantes empezaron a retirar fondos de entidades bancarias de España y, en menor medida, de Italia, que se sumaron a la continua salida de depósitos bancarios de Grecia e Irlanda. CRÉDITO A LA BANCA Alemania sigue siendo el país más atractivo para los depositantes HERAS Los datos 345.000 millones es la retirada de dinero de los bancos españoles transferidas al resto de la zona euro en el último año, una cifra que se ha multiplicado por siete. 279.000 millones de Italia salieron hacia la zona euro. Fue el segundo país con saldo negativo. Junto a España suman más de la mitad de los pasivos en la contabilidad de intercambios de la zona euro. 644.000 millones es la diferencia que el Bundesbank tenía a su favor en abril. Alemania sigue siendo el país más atractivo para los depositantes. tre España e Italia suman más de la mitad de todos los pasivos en la contabilidad de intercambios de toda la zona euro. Siguen la estadística los tres países intervenidos: Irlanda con 99.000 millones, Grecia con 98.000 y Portugal con 69.000 millones de euros. Casi todos los países del euro excepto Alemania, Luxemburgo, Holanda, Finlandia y Estonia registran un saldo negativo en sus transferencias de divisas, aunque se mantienen en un entorno moderado. El problema de España es que desde junio del año pasado, cuando el PSOE perdió las elecciones y no convocó elecciones hasta noviembre, empezó un periodo de incertidumbre que ha provocado una avalancha de transferencias sin precedentes: a los 42.000 millones de saldo negativo que el Banco de España tenía anotados en junio de 2011 el profesor Dor calcula que ha pasado a 345.000 en mayo de este año. Ninguno de los países con saldo positivo puede igualar a Alemania. El Banco Central de Luxemburgo, el tercero en diferencia a su favor, se anota 120.000 millones. De Guindos explica mañana en el Congreso los detalles de la ayuda S. E. MADRID El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, comparecerá mañana en el Congreso para explicar la ayuda financiera europea a las entidades financieras españolas. De Guindos acudirá a petición propia a la comisión de Economía y Competitividad de la Cámara Baja, donde detallará cómo se articulará la línea de préstamo para recapitalizar la banca. El Gobierno español ha solicitado a Europa respaldo financiero para hacer frente a las necesidades de capital de las entidades españolas. La línea ofrecida por Europa es de hasta un máximo de 100.000 millones. El sistema financiero español requerirá un capital adicional de entre 51.000 y 62.000 millones en un escenario adverso, según las auditoras Oliver Wyman y Roland Berger.