Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 ABCdelDEPORTE Euro 2012 Inglaterra- Italia LUNES, 25 DE JUNIO DE 2012 abc. es deportes ABC Los penaltis hacen justicia Italia se mereció antes el triunfo, pero se estrelló en los postes. Inglaterra, muy rácana INGLATERRA Hart Johnson Terry Lescott Cole Milner (60) Gerrard Parker (94) Young Rooney Welbeck (59) Carroll (59) Walcott (60) Henderson (94) 0 ITALIA Buffon Abate (89) Barzagli Bonucci Balzaretti Marchisio Montolivo De Rossi (79) Pirlo Balotelli Cassano (77) Diamanti (77) Nocerino (79) Maggio (89) 0 PENALTIS: 4- 2 1- 0: Balotelli. 1- 1: Gerrard. 1- 1: falla Montolivo. 1- 2: Rooney. 2- 2: Pirlo. 2- 2: falla Young. 3- 2: Nocerino. 3- 2: Buffon para el tiro de Cole. 4- 2: Diamanti. EL ÁRBITRO P. Proença (Port. Amonestó a Barzagli y Maggio. LA FIGURA Pirlo No falló un pase, con esa técnica perfecta. Su penalti a lo Panenka, con 1- 2 en contra, fue descomunal LO MEJOR Los centros de Pirlo a Balotelli, desperdiciados. El empuje de Diamanti LO PEOR La falta de acierto en el remate de ambos equipos. La cobardía inglesa I. TYLKO Los italianos celebran su clasificación dos delanteros y sale a dominar a Inglaterra. Y los británicos, tradicionalmente rápidos, ofensivos, alegres y con despistes en la zaga, se emplean con tal organización defensiva que sus estrellas se ven coaccionadas. Desprecio absoluto al balón. Hodgson no tiene apoyos en la prensa pero sí un plan, similar al de ese Fulham que daba dolor de cabeza pero alcanzó una final de la Europa League la que perdió ante el Atlético en Hamburgo. Es un técnico que hace buenos a equipos pequeños pero le pesan los grandes, como le ocurrió en el Inter y en el Liverpool. Eurocopa que no desentonaría en la selección española. El duelo de Kiev fue bastante discreto pero con la emoción de ser a vida o muerte y entre dos potencias. De Rossi agarró una volea espectacular que se estrelló en el palo, con Hart ya batido, y a renglón seguido Buffón sacó una mano extraordinaria en un remate heterodoxo de Johnson. Balotelli erró varias ocasiones, una de ellas a pase de Pirlo. A la contra, los ingleses solo dieron un par de sustos: un intento de remate en plancha de Rooney y un tiro alto de Welbeck tras AFP Tras el Dios salve a la reina y el Canto de los italianos dos himnos que ponen los pelos de punta, se cumplió el guión previsto y el choque más equilibrado de cuartos se fue hasta los penaltis. Fue mejor Italia y se mereció ganar mucho antes pero se estrelló dos veces contra la madera y Balotelli, una vez más, no tuvo su noche. Si Torres falla lo mismo, hay que echarle de España. Y los ingleses, más especulativos que nunca, vivieron felices con el empate a nada. Confiaban más en su físico En su método se asemejaron al Chelsea o a la azzurra de toda la vida. Pero quizá se olvidaron de que los penaltis son su maldición. Han caído siete veces en esa suerte y solo vencieron a España en los cuartos de 1996. Pese a la bravata de Hart, convencido de que pararía varios, Buffon fue mejor y se desquitó de la eliminación de hace cuatro años ante la España de Casillas. A los transalpinos les espera una Alemania fresca, el día 28 en Varsovia. Papeles cambiados en estos dos clásicos que han traicionado a la filosofía futbolera de sus países. Resulta que ahora Italia desprecia el catenaccio posee una defensa de andar por casa, juega con rombo, presume de un gran director como Pirlo, actúa con dejada de tacón del Bad Boy Poco bagaje pero daba la sensación de que los Pross se encontraban felices agazapados y sin balón. El miedo a la derrota Italia arrancó más fuerte en la segunda mitad. Tuvo otras dos opciones claras en los compases iniciales, pero Rossi remató en semifallo con la zurda y Balotelli lanzó contra el muñeco. Permitió lucirse a Hart. Una chilena fallida del ariete avisó en serio a Hodgson. Había que cambiar el pulso del partido. Los movimientos de fichas de siempre: Carroll y Walcott, dentro, y Welbeck y Milner, fuera. Pasado ese arreón transalpino, la fatiga y el miedo a la derrota eran más protagonistas que los jugadores. Gerrard se arrojaba al suelo para estirar el gemelo. Cassano se marchaba agotado. Antes del tiempo extra la tuvo Nocerino. Control maravilloso del milanista pero corte providencial de Johnson. Y también Rooney. Espectacular chilena pero golpeo con la punta del pie y balón alto. Diamanti, en la prórroga, estrelló su disparo en la madera. En la lotería, Italia impuso su ley. Se lo mereció. El cirujano Pirlo Se reencontraba el veterano preparador de Croydon con Pirlo, quien le saludó con cariño porque no olvida que fue él quien le dio la alternativa en el Inter. El organizador de Brescia se pasó media vida en el Milan, que el pasado verano hizo el canelo al dejarlo escapar a la Juve, pero en sus orígenes jugó un par de años en el otro club de Lombardía. Es mayor, ejerce el oficio casi al paso, a un ritmo cansino, pero hace que corra el balón. Fue el mejor. Y se permitió el lujo de lanzar un penalti a lo Panenka. Es el único jugador de la Dominio italiano Fueron los únicos que buscaron la victoria. En los penaltis, 4- 2, con golazo de Pirlo al estilo Panenka Los ingleses dieron pena Jugaron como el Chelsea, con desprecio absoluto del balón, y cayeron de nuevo en la suerte maldita