Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ESPAÑA LUNES, 25 DE JUNIO DE 2012 abc. es españa ABC La crisis ha cambiado nuestra relación con Iberoamérica ENTREVISTA Jesús Gracia Secretario de Estado de Cooperación Si vamos a Cuba tendremos que tener, lo mismo que cuando vienen representantes cubanos aquí, una agenda lo más abierta posible LUIS AYLLÓN MADRID Antes de ser nombrado secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica, Jesús Gracia era número dos de la Embajada de España en Argentina y con anterioridad fue embajador en Cuba y dirigió el Instituto de Cooperación Iberoamericana y la Agencia de Cooperación Internacional. Tiene, pues, una amplia experiencia en una zona que el Gobierno de Mariano Rajoy considera prioritaria en sus relaciones exteriores. ¿Usted llega al puesto en un momento de crisis. ¿Cómo ve, en esa situación, la relación con Iberoamérica? -La crisis ha cambiado la forma de ver esa relación. Hace cuatro años, desde América Latina se contemplaba a Europa con admiración, porque parecía haber encontrado una fórmula de éxito. Ahora las cosas son distintas. Si había una emigración hacia España, hoy también la hay desde España hacia países iberoamericanos que están creciendo mucho y necesitan profesionales cualificados. -En medio de esa crisis, ¿puede Iberoamérica, que parece que no la está sufriendo tanto, ayudar a España a superar la situación? -Absolutamente. Agradecemos la comprensión y la solidaridad que demuestran los países iberoamericanos. Además, la situación en América Latina es hoy de crecimiento económico, se incrementan las clases medias y se está acortando la brecha social en la mayoría de los países. Por eso, se convierte en un destino cada vez más importante para las exportaciones y las inversiones. -Sin embargo, ha habido algunos casos en Argentina o Bolivia, que pueden hacer dudar a esas empresas... -El grueso de los países mantiene la ortodoxia y el respeto a la inversión, que les hace atractivos para invertir. Siempre puede haber problemas puntuales, pero lo importante es que se respeten las leyes, el marco jurídico establecido entre los países. -España hace una clara apuesta por países como Brasil o México... -Nosotros queremos tener una bue- na relación con todos los países de América Latina, con independencia de quién gobierne en cada momento. Lógicamente, con México y Brasil, por su tamaño y por el importe de las inversiones y la presencia de españoles, la relación es muy intensa. ¿Les preocupa la situación en Paraguay, tras la destitución de Lugo? -Creemos que hay que continuar con las reglas democráticas, cumpliendo con la Constitución paraguaya y con los compromisos internacionales en el seno de Mercosur. Esperamos que se solucione el problema mediante el diálogo y sin violencia. ¿Qué instrucciones lleva el nuevo embajador español en Cuba? -Lleva las instrucciones de conocer bien la situación del país, de mantener abiertos los canales de comunicación, de proteger los intereses de España en Cuba, que son muchos, desde las empresas, a la gran cantidad de ciudadanos cubanos que tienen también nacionalidad española, y tratar de una manera abierta con los cubanos todos los asuntos de nuestra relación bilateral. Queremos darle espacio a Cuba para que encuentren la salida a su situación, de la manera que ellos crean oportuna. ¿Va a mantener el embajador contactos con los disidentes? -Nosotros mantendremos contactos con todo el mundo, como es lógico. Tendremos una relación respetuosa con el Gobierno de Cuba y una relación cercana con todos los cubanos. -El ministro García- Margallo dijo que no irá a Cuba si no puede reunirse con disidentes... -Si vamos a Cuba tendremos que tener, lo mismo que tienen los representantes cubanos cuando vienen aquí, una agenda lo más abierta y lo más libre posible- ¿Qué salida se va a dar el problema de los ex presos cubanos en España? -Ese asunto fue una mala gestión del Gobierno anterior, sin ninguna duda. No estuvo ni bien diseñado ni bien preparado y ha costado mucho dinero, más de 13 millones de euros, a España. Y en este momento estamos en una situación en la que dadas las circuns- Jesús Gracia, en un momento de la entrevista JAIME GARCÍA Visita de Kirchner Nos gustaría que la presidenta de Argentina asistiera a la Cumbre de Cádiz. No hay por qué pensar que no va a venir Paraguay Hay que continuar con las reglas democráticas y cumplir con la Constitución. Esperamos que se solucione el problema mediante el diálogo y sin violencia Objetivo de las empresas Por su situación actual de crecimiento económico, América Latina se convierte en un destino cada vez más importante para las exportaciones y las inversiones tancias de España, no hay argumentos jurídicos para poder dar un tratamiento distinto a estas personas, que tienen todas ellas derecho de residencia y de trabajo en España. ¿Tienen el compromiso de asistencia de todos los jefes de Estado iberoamericanos a la Cumbre de Cádiz? -Sí, casi todos han manifestado ya formalmente su voluntad de venir. ¿También la presidenta argentina? -Nos gustaría que asistiera y no hay por qué pensar en que no va a venir. ¿Raúl Castro? -No sólo está invitado, sino que está en un foro al que tiene derecho a asistir, no como en otros a los que no ha podido ir recientemente. Por nuestra parte, se encontrará en un clima favorable, si desea asistir. ¿Tiene sentido el mantenimiento de las cumbres con periodicidad anual? -Uno de los objetivos de la Cumbre de Cádiz es ver qué futuro tienen estas reuniones. Hay que ir a una relación renovada, adaptándose a las circunstancias. El mundo ha cambiado mucho y en América Latina hay ya unos procesos de integración que cuando se pusieron en marcha las cumbres en 1991 no existían.