Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 DEPORTES DOMINGO, 24 DE JUNIO DE 2012 abc. es deportes ABC FÓRMULA 1 No cambio mi México por nada en el mundo ENTREVISTA Sergio Pérez Piloto de Sauber Brillante y de moda en la temporada de su debut, el azteca dice que mantiene una buena amistad con Alonso por si Ferrari se decide a ficharlo JOSÉ CARLOS J. CARABIAS VALENCIA Sergio Pérez (Guadalajara, México, 22 años) está de moda en la Fórmula 1. Es un recién llegado con pedigrí en el equipaje. Rápido y rotundo, compite en Sauber avalado por el hombre más rico del mundo, su compatriota Carlos Slim. Suena en el vox pópuli como futuro compañero de Alonso en Ferrari. Tan veloz en la pista como en las respuestas ante una entrevista, ayer atendió a ABC en Valencia. -Empecemos por el principio. ¿Por qué se hace uno piloto? -Porque desde muy chico es lo que más te gusta, lo que más te mueve. Lo necesitas en tu vida. Me gusta estar todo el día compitiendo por algo. Fuera de las pistas compites y en la pista, también. ¿Dónde hay más dentelladas, en los despachos o en el asfalto? -En el asfalto es más difícil. Igual es mucho más complicado lo de fuera, por la política, los compromisos. Pero bueno, estar en la Fórmula 1 es un sueño y nunca debo olvidar que soy un privilegiado. ¿Cómo gestionó su familia su devoción por los coches? -Mi papá y mi hermano ya se dedicaban a esto. Este ritmo de vida te tiene que gustar. Sé que he sacrificado muchas cosas por llegar a la Fórmula 1, pero estoy feliz. ¿Qué ha sacrificado? -Me fui de casa con quince años. He visto muy poco a mi familia en este periodo y es duro mentalmente, pero lo compensa todo por el hecho de estar aquí. -El mundo es un pañuelo ahora con la tecnología... -Sí, es cierto, aunque yo prefiero el método tradicional del teléfono. No tengo problemas con mi Telmex... ¿Qué le ha maravillado de la F- 1 y qué no le ha gustado? -Me encanta conducir estos coches cada fin de semana. Y lo que menos, muchas cosas que rodean la F- 1. La gente es muy fría y es difícil confiar en alguien. -México es de sangre caliente... -Sí, se nota esa diferencia con la forma de vivir en la F- 1. Al principio me costó adaptarme un poco. Aunque hay gente de todo el mundo, Sauber es un equipo frío. ¿No es un exceso que tu compañero de equipo sea tu primer enemigo? -No. Con él te comparas. Puede pasar que el compañerismo se pierda, pero si los dos pilotos son maduros y competitivos en el buen sentido, no tiene que haber ningún problema. Sergio Pérez, ayer en el circuito de Valencia Recelo hacia el entorno Lo que menos me gusta de la Fórmula 1 es que la gente es muy fría y es difícil llegar a confiar en alguien ¿Qué retrato robot hace de su estilo como piloto? -Soy inteligente dentro del auto, frío para tomar decisiones y agresivo en momentos importantes. Confío en mí. -Suena potente que su avalista sea el hombre más rico del mundo... -Sí, claro. Es importante contar con el apoyo de Carlos Slim. Le conozco desde que yo corría en los go- karts. -En la F- 1 ahora se escucha aquello de viva México... -Es un orgullo poder motivar a la juventud de mi país. ¿Cómo ve a su país en la distancia? -Lo veo bien. Obviamente tenemos problemas, como cualquier país. Ahora se centran en la inseguridad y los narcos, pero es un país hermoso, maravilloso. He viajado por todo el mundo y no cambio mi México por nada. Tenemos cosas feas, pero tenemos tantas bonitas... Tenemos mala publicidad y la gente solo cambia de opinión cuando nos visita. Le gente es muy buena, amable y está lleno de playas lindas, la comida es fabulosa, tenemos historia. ¿Se siente pionero o en la misma onda que Hugo Sánchez, Julio César