Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 24 DE JUNIO DE 2012 abc. es deportes DEPORTES 99 España- Francia Euro 2012 Alba sube de precio El lateral, muy cerca del Barcelona, dio un recital y sirvió en bandeja el primer gol ENRIQUE YUNTA AFP Jordi Alba vale un poquito más ahora, confirmado en el escaparate de Polonia y Ucrania como un lateral mayúsculo. En el fútbol de hoy, tan necesitado de zagueros por el flanco izquierdo, España se congratula de contar con un futbolista muy correcto en todos los aspectos, un relevo ideal después de la época de Joan Capdevila. Es tan bueno en lo que realmente exige su cargo, defender, como peligroso cuando asoma en campo ajeno, un puñal como ha demostrado en el Valencia. Prácticamente fichado por el Barcelona, cada minuto de esta Eurocopa sirve para que suba el precio del jugador de L Hospitalet. Alba está de moda. Anoche, exprimió el manual para tortura de Francia, desprotegida por mucho que cubriera esa banda con dos hombres. Laurent Blanc, a quien la magnitud de la cita le asustó y dio un paso atrás, dejó que fuera Arbeloa el que entrara una y otra vez por su costado sin que el madridista incomodara demasiado en labores ofensivas, tímido pese a la autopista sin peajes. Por el otro lado, Alba e Iniesta estaban mucho más controlados, pero cuando se asociaron fue definitivo. El gol de España lo cocinaron entre ellos, cómplices con una sola mirada. Alba entendió que Iniesta reclamaba su internada y ganó la línea de fondo con naturalidad, como si fuera un extremo de toda la vida. Le llegó el balón, lo puso de primeras y ahí estaba Xabi Alonso, incapaz de despreciar semejante servicio. Tres toques, un golazo. Como un veterano Alba fue mucho más que ese gol. Es de los novatos en una gran cita, pero parece que lleve en ese equipo toda una vida. No hay indicios de inexperiencia en su fútbol y Piqué y Ramos respiran aliviados con su presencia, igual que Casillas en la portería. Francia tardó media hora en desperezarse y tampoco es que en su despertar inquietara demasiado, pero fue otra en la reanudación. Con todo, Alba seguía haciéndolo todo bien. En el carrusel de los cambios, Alba, apercibido de sanción, dejó de intervenir en el terreno francés porque ya estaba Pedrito para insistir. Su trabajo llegó antes y es incalculable el precio de ese centro a los 18 minutos. Lo que hace su magnífica actuación es alargar los flecos, ese intangible que se resume siempre en dinero. Alba vale más que ayer y Manuel Llorente, presidente del Valencia, tiene motivos para estar contento. Él insiste en que no se va de Mestalla si no recibe 15 millones, pero el Barcelona ofrece 12 para rescatar a un futbolista que ya estuvo en La Masía. Lo que se da por seguro es que se irá ya que en 2013 acaba contrato y podría marcharse a coste cero. Y Jordi Alba vale mucho. PRIMERA VICTORIA CONTRA FRANCIA El final de otra maldición BRENDA VALVERDE España vuelve a hacer historia en otra Eurocopa antes de llegar al último domingo. En 2008 ya escribió una página de gloria cuando consiguió dejar atrás los cuartos de final, hito que se le resistía al combinado nacional desde la cita de 1964, cuando se coronó campeona de Europa por primera vez. En esta ocasión, los de Vicente Del Bosque han superado a Francia, una selección que hasta ayer se les había atragantado en los seis partidos oficiales que les habían enfrentado. La retrospectiva de los cruces entre los países vecinos era una historia de fracasos para los españoles. Tres permanecen de manera especial en la memoria de los aficionados. El error de Arconada en la Eurocopa de 1984 alimentó páginas de fatalismo deportivo en las que Michel Platini se convirtió en el héroe de Francia. Después de tirar una falta, el balón, escurrido de las manos del portero, rodó lentamente hacia la línea de gol, lo que le dio a los galos el 1- 0 en el marcador (el partido termi- nó con un gol más de los franceses) El segundo choque épico se produjo en la Eurocopa de 2000, dieciséis años después. Raúl tuvo en sus pies la oportunidad de llevar hasta la prórroga el encuentro contra la por entonces vigente campeona del mundo. El delantero lanzó fuera de la portería un penalti pitado en el último minuto. De nuevo la posibilidad se esfumaba. En el Mundial de 2006, Ribery, Vieira y Zidane arrollaron a los españoles de unos octavos de final que Villa había acercado de penalti en la primera parte. Este es el año en el que España ha escrito la página en la que por primera vez gana a Francia.