Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 DEPORTES Euro 2012 España- Francia la, al palo contrario, eligiendo hueco, a contrapié el gran Lloris, sin opción. Una joya de gol. Si alguien pensó que Francia se levantaría con garra y orgullo, sangrante la herida, se equivocó de pe a pa. No movió un músculo, ni una línea, ni un amago de buscar al rival. España siguió cómoda pero tuvo un problema evidente: las llegadas por el costado derecho de Arbeloa fueron ineficaces. En vez de profundizar como Alba, haciendo pupa de verdad, el madridista se arrugó, recibía y volvía hacia atrás, al pase seguro, balón a Silva para que fuese este el que arriesgase. Por ahí se perdieron la mayoría de los ataques españoles en un momento en el que podía haber rematado el partido. Luego sí, luego cerró su banda con cierta eficacia, pero su falta de contundencia lastró el ataque durante toda la primera mitad. En el desarrollo final fue España la que tuvo más oportunidades, las únicas con la excepción de un golpe franco que Casillas sacó de la escuadra como si quitase una telaraña. Allá donde los porteros mediocres habrían hecho una palomita ardonándose, el mejor portero del mundo la sacó como si fuese un globo de agua. Al final ambos se fueron contentos. España porque lo veía todo fácil. Francia porque daba gracias de quedarse como estaba. DOMINGO, 24 DE JUNIO DE 2012 abc. es deportes ABC Xabi Alonso, el toque personal de Del Bosque Celebró sus cien partidos con España con dos goles. Lleva 15 con el equipo nacional TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN Jugar con el reloj La segunda parte fue decepcionante, sobre todo por parte española. Francia no reaccionaba pero se la dejó vivir. En vez de ir a por ella y rematarla, España contemporizó, la variante mala del tiqui taca, sin profundidad, especulando, jugando con el tiempo de forma peligrosa, absurda manera de echarse a un muerto encima. Tanta comodidad era peligrosa, dejaba sensación de inseguridad y animaba al rival, que veía esperanza, con más balón, con líneas adelantadas y empezando a crear ocasiones (Debuchy) algo que ni antes soñaba. España empezó a jugar andando, muy parada, mientras que Blanc se aprestaba a meter a toda la artillería en el campo. No le valió de nada porque se mostró plana, sin alma alguna, parada, incapaz de todo, frenada por zaga española. Los de Del Bosque, cansados, durmieron el choque hasta que Pedro revolucionó el partido y acabó hundiendo a los franceses. Es un futbolista curtido en mil vicisitudes. Su personalidad demuestra una serenidad que impone en el campo y en su vida. Xabi Alonso (Tolosa, 1981) posee un disparo y una capacidad de remate que su calidad como creador de fútbol deja en segundo plano, en busca de un fin superior. En la etapa de Luis no era titular fijo con la selección. Aragonés solamente jugaba con un medio centro. Senna era el líder. Fue Del Bosque quien le otorgó todos los poderes. Vicente decidió aplicar el doble pivote. Alonso y Busquets eran los elegidos. Ha sido una de las grandes reformas que el salmantino introdujo en la idea forjada por Luis. Xabi y Sergio respondieron a la confianza que les concedió su jefe. Anoche, el madridista dio otra lección de esa eficiencia que ha desplegado durante diez años. Anotó los dos goles y fue el mejor hombre del partido. El centrocampista escuchaba desde el empate con Italia que Del Bosque recibía críticas por mantener a los dos medios centro y no alinear un delantero puro. Le exigían que sentara a Xabi o a Busquets. El vasco acabó en Donetsk con la polémica. El seleccionador adelantó su misión en el césped. Le concedió más libertad para subir al ataque y enseñar su disparo. Alonso agradeció un cambio táctico que ya ha disfrutado en muchas otras ocasiones con el técnico en el equipo nacional. Celebró su centenario de encuentros con España con un bonita diana de cabeza y con el penalti final, muy bien ejecutado. cianista por la banda izquierda finalizó en el centro que el tolosarra cabeceó al interior de las redes. El 2- 0 redondeó una fiesta particular que se transformó en general. Lleva quince tantos con la selección. Catorce los ha rematado en la era Del Bosque. Xabi siempre ha rendido con el hombre que le designó para convertirse en el eje del conjunto. Es el segundo artillero de España en estos cuatro años con Vicente al mando. Únicamente Villa ha conseguido más dianas que él. Quiere igualar a Raúl Alonso, ayer, volvió a dar una lección de regularidad. Fue el mejor. Cogió las riendas de la construcción ofensiva. Jugó en corto con Alba y en largo con Silva y Arbeloa, que no aprovechó la precisión de los pases de treinta metros de su compañero en el Madrid. Y fue el hombre que mayor peligro creó ante Lloris. Un disparo desde cuarenta metros dio un susto al guardameta francés, adelantado. Otro trallazo desde veinte mantuvo en guardia al portero enemigo. La entrada de Pedro y de Torres supuso que Alonso retrasara su posición para rehacer el doble pivote clásico, con Busquets en línea. Es lo bueno del mediocampista vasco. Puede ejecutar muchas variantes estratégicas. Es un excelente recuperador de balones en la vertiente defensiva. Debutó en el cuadro nacional en el año 2003, con Sáez. Es el quinto jugador en esa clasificación histórica, después de Casillas (135) Zubizarreta (126) Xavi Hernández (113) y Raúl (102) Espera igualar al delantero madridista en esta Eurocopa. Eso significaría que disputaría la final. Es callado, discreto. Sus silencios esconden a un cerebro del fútbol. A un ganador convencido que sabe por qué se vence y por qué se pierde. Xabi Alonso frente a Koscielny La conexión Alba- Alonso Del Bosque había planificado la conexión ofensiva Alba- Alonso para superar los férreos marcajes que sufrieron Iniesta, Silva y Cesc. La estrategia funcionó. La primera incursión del valen- El relevo de Senna Con Vicente alcanzó la madurez. Le eligió para formar un nuevo doble pivote, junto a Busquets Arbeloa pelea un balón con Ribery